ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

El cisma del siglo XX


@| En la década de los años 20, un grupo de clubes argentinos, (River Plate, Racing, Independiente y San Lorenzo entre otros), alejados voluntariamente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), fundaron la Asociación de Amateurs.

La Asociación Uruguaya de Fútbol nunca reconoció oficialmente a la liga de amateurs, continuó su relacionamiento oficial con la AFA y prohibió que las instituciones uruguayas se enfrentaran con los clubes disidentes.
En setiembre de 1922, Peñarol exigió que la AUF no se enfrentara a la AFA en la Copa América, porque consideraba que la AFA no era la fiel representante del fútbol argentino. La AUF disputó el certamen sudamericano sin jugadores aurinegros, porque Peñarol no quiso cederlos para defender a la selección uruguaya.

Luego, Peñarol y Central solicitaron autorización para ir a jugar con Racing e Independiente, la que les fue negada por parte de la AUF. Los dos clubes disputaron igualmente sus respectivos partidos, el domingo 12 de noviembre.

El martes 14 de noviembre, por amplia mayoría (16 a 1), la asamblea de la AUF resolvió expulsarlos, con el único voto en contra del club Lito.
La actividad oficial organizada por la AUF continuó con su desarrollo, consagrando a Nacional como campeón uruguayo 1922.

El 22 de noviembre, Peñarol y Central, fundaron la Federación Uruguaya de Football, contando con clubes barriales y empresariales, más alguno que se formó en esos días. La reunión fue en la sede de Peñarol, donde la F.U.F. siguió realizando sus reuniones.

Consolidando su posición oficialista, la AUF continuó con su actividad y en 1923 se afilió a la FIFA. Ese mismo año se organizó en Montevideo el Campeonato Sudamericano, en el que Uruguay se consagró campeón, sin jugadores de la FUF.

En 1924, la AUF representó oficialmente a nuestro país en los Juegos Olímpicos, donde Uruguay logró la primera medalla de oro de su historia, sin la participación de jugadores de Peñarol.

En 1925, por gestiones de la prensa montevideana, comenzaron los contactos para la reunificación, con la intermediación del Presidente de la República, Don José Serrato, asesorado por diez personalidades del fútbol.
El 9 de octubre de 1925, se dio a conocer el Laudo Serrato, el cual indicaba el cese de funciones de las autoridades de la AUF y de la FUF y la inmediata suspensión de toda la actividad deportiva. Se decidió la creación del Consejo Provisorio de Football Nacional, integrado por quienes habían sido los diez asesores de Serrato.

Nacional lideraba el Campeonato Uruguayo en ese momento. La AUF lo declaró oficialmente “Primero e Invicto”, pero no Campeón Uruguayo de 1925, por lo que la institución tricolor, con toda honestidad, no cuenta esa temporada entre sus conquistas.

En 1926 no se disputó el Campeonato Uruguayo y así quedó expresamente establecido antes del comienzo de la temporada, por lo que no existe un “Campeón Uruguayo de 1926”. Ese año solamente se disputó el campeonato del Consejo Provisorio, con la única finalidad de definir los clubes que competirían en la Primera División del Campeonato Uruguayo de 1927 y los que integrarían las otras divisionales.

La serie A del Campeonato Provisorio tuvo como ganador a Peñarol y la serie B se la adjudicó el club Bella Vista.

La disputa del Campeonato Uruguayo de Fútbol, organizado oficialmente por la AUF, retornó en el año 1927, contando con la participación récord de 20 clubes y Rampla Juniors fue el campeón de esa temporada.

La corta vida de la FUF no tuvo nunca reconocimiento oficial por parte de FIFA ni de la Confederación Sudamericana.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas