Claudio Fantini
Claudio Fantini

Señal de vida en la oposición argentina

La vicepresidenta tendría que replantearse el rol que está jugando porque, además de las dificultades que le crea al gobierno encabezado por Alberto Fernández, se acumulan las señales de caída en la imagen del kirchnerismo y de incipiente vigor en la coalición opositora.

Obligando al presidente a dar pasos que lo muestran como un subalterno suyo, y alineando la política exterior argentina con regímenes autoritarios y envilecidos, como el que impera en Venezuela y el de Daniel Ortega en Nicaragua, Cristina Kirchner está siendo funcional al discurso opositor que alerta sobre un plan para imponer en Argentina un régimen de corte chavista.

A las encuestas que muestran en caída su imagen y la del gobierno que ella controla, se sumó la derrota abrumadora que sufrió el kirchnerismo el domingo en las elecciones legislativas de Jujuy, rincón del país donde Cristina incubó un experimento social radicalizado que terminó empoderando al dirigente antikirchnerista que llegó a la gobernación enfrentándolo.

Jujuy es una provincia pequeña pero la señal política que emitió es grande. El amplio triunfo de la lista oficialista y la debacle kirchnerista en las elecciones legislativas de un territorio tradicionalmente peronista, debe ser leído con atención por el presidente argentino y, sobre todo, por la vicepresidenta; aunque también por el PRO y, en particular, por Mauricio Macri.

En ese Estado norteño, Cristina Kirchner alentó un experimento social muy intenso: la organización Tupac Amaru. Una estructura que creció a partir de la construcción de viviendas populares y llegó a tener tanto o más poder que el gobierno provincial. Su jefa, Milagro Sala, imponía su voluntad amedrentando con agresividad a los gobiernos peronistas locales y a quienes la enfrentaran o intentaran limitar su influencia.

El gobernador radical Gerardo Morales se hizo fuerte confrontando con Milagro Sala y poniendo fin al poderío y la violencia política de Tupac Amaru. El aluvión de votos que recibió ayer la coalición encabezada por el radicalismo se debe, en gran medida, a que el gobernador se atrevió a enfrentar el agresivo gobierno paralelo alentado por Cristina Kirchner.
Las urnas jujeñas dieron una señal contundente contra el ideologismo kirchnerista que levanta las banderas de la lucha de clases y apuesta a la confrontación total. Pero también fue una señal de vida del partido radical y un mensaje a Mauricio Macri: debe bajarse del escenario político porque su presencia resta competitividad a la coalición opositora a nivel nacional.

La victoria radical en Jujuy arrasando al kirchnerismo exhibió sobre el podio triunfal, junto al gobernador Morales, a la carta fuerte que está jugando la UCR, el neurólogo y neurocientífico Facundo Manes, y a otro dirigente radical de los que expresan un recambio, Martín Lousteau.

El mensaje es también para Elisa Carrió, cuyas sobreactuaciones y poses constituyen un flanco débil de la coalición opositora, y también para el PRO, partido en el que Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal están intentando desplazar a Macri y al macrismo duro de la conducción y de las listas para la próxima elección legislativa. El mensaje al PRO es que supere pronto y de manera inteligente sus disputas internas por encabezar las listas, porque el espectáculo que están dando empieza a resultar indecoroso.

El hecho es que Jujuy podría estar reafirmando que la gran novedad de la política argentina es que el radicalismo parece ponerse de pie y reclamar protagonismo en una alianza en que ocupó el lugar de segundón maltratado.

No obstante, la recuperación de energía que está mostrando la UCR no implica que desbancará al PRO en la candidatura presidencial del 2023. Si Macri acepta correrse del escenario, el partido que creó el ex presidente tendrá figuras altamente competitivas para encabezar la lista de la coalición opositora. La más fuerte es Rodríguez Larreta.

La suma con las figuras que ascienden en el radicalismo podría convertir a las PASO 2023 en la pista hacia la victoria en la elección presidencial.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados