SINDICATO

La propuesta para evitar la asociación de Ancap con privados en el negocio que da pérdidas

La situación que enfrenta el negocio del pórtland de Ancap es crítica, además trabajadores, directorio del ente y gobierno discrepan en cuanto a cuál es la mejor estrategia para salvar a la industria.

Fabrica de Portland de Ancap. Foto: Archivo El País
Fabrica de Portland de Ancap. Foto: Archivo El País

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

La lucha para salvar la línea de negocio del pórtland de Ancap es de los principales objetivos de las autoridades y los trabajadores, pero discrepan en cuál es la mejor estrategia para ganar la pelea. Mientras que el gobierno y el directorio de la empresa estatal avanzan en el plan de que Ancap se asocie con un actor privado, los trabajadores entienden que el camino para rescatar a la industria cementera es con más inversión y modernización de las plantas productivas.

En el marco del paro convocado el pasado miércoles por el Sindicato Único Nacional de la Construcción (Sunca) en defensa de Ancap y el negocio del portland, los trabajadores presentaron su propuesta de rescate denominado “Desarrollo de la industria cementera estatal”, el cual fue elaborado por el Sunca y la Federación Ancap (Fancap), junto con la Coordinadora de Sindicatos de Ancap, y el Instituto Cuesta Duarte del PIT-CNT.

La apuesta de los trabajadores -explicada por el economista Mauricio Zunino en representación de la Coordinadora de Sindicatos de Ancap y además actual director de recursos financieros de la Intendencia de Montevideo- se focalizó en dos grandes áreas.

Por un lado, en mejorar la demanda de cemento por parte del mercado interno uruguayo a partir de mayor inversión en infraestructura e inversión pública para solucionar el “déficit habitacional” que tiene el país hoy; y por otro lado, puso el foco en la modernización productiva y tecnológica que precisan las plantas de Ancap en Minas y Paysandú para poder competir fuera de fronteras.

“Creemos que es perfectamente viable la existencia de una transformación productiva en la planta de Paysandú que deberá complementarse con la culminación del proceso de inversión en (la planta de) Minas. Así Ancap tendría una estructura cementera en condiciones de competir con los jugadores privados”, afirmó Zunino.

No obstante, el economista admitió que ese proceso “implica claramente un desembolso (de dinero) inicial importante” pero defendió que la industria “tiene potencialidad” para crecer y que es por esa razón además “que los inversores privados quieren acceder” al negocio, en alusión al ingreso de Cielo Azul -el nuevo competidor de origen brasileño- y a las ofertas de otras compañías privadas que el gobierno admitió ya haber recibido de cara a una potencial asociación.

De acuerdo con la propuesta de los trabajadores, para salvar la industria cementera estatal el proceso de inversión necesario debe estar enfocado en mejorar el equipamiento y la maquinaria de las plantas para poder competir con la tecnología que tienen las empresas privadas. En ese sentido, remarcaron la necesidad de invertir para finalmente instalar el Horno 3 que Ancap compró para la planta de Paysandú a unos US$ 80 millones y cuya puesta en marcha implicaría otros US$ 100 millones adicionales.

“Difícilmente la situación cambie si no se hace un cambio estructural fuerte”, remarcó Zunino quien además enfatizó en que “si no hacemos nada, mantener esa planta es inviable a largo plazo”.

Sin embargo, el economista afirmó que con eso solo “no alcanzaría” para solucionar el “rezago tecnológico” de Ancap, sino que además la instalación del horno debería complementarse con la modificación de la molienda -un proceso clave en la producción de portland- y la modernización de la estructura de molinos.

El objetivo de invertir en las plantas de Minas y Paysandú se centra en -además de competir mejor con Cementos Artigas y Cielo Azul- el mercado regional dado que la mejora tecnológica provocaría un aumento de los niveles de producción que luego deben ser comercializados. “Entendemos que hay un potencial exportador hacia la región”, indicó Zunino y especificó que el interés geográfico -debido a la ubicación de la planta de Paysandú- está puesto principalmente en el mercado argentino aunque también en el de Paraguay y Brasil.

Entre otras propuestas, el plan de los trabajadores definió que también será necesario “generar mecanismos de readecuación” del negocio del pórtland que pueden implicar la transformación de tareas y dinámicas de trabajo y afirmaron que “hay necesidad y voluntad de avanzar” en eso. Asimismo, indicaron que se precisa “definir un nuevo modelo de organigrama productivo” que permita mejorar y transformar el proceso de comercialización del pórtland de Ancap.

Rezago

El presidente de la Federación Ancap (Fancap), Gerardo Rodríguez remarcó la necesidad de invertir en las plantas de cemento de Minas y Paysandú. Dijo que el rezago tecnológico que tiene Ancap hoy no le permite competir. “Es como que un camión del año 1950 quiera competir en fletes contra uno cero kilómetro, es imposible”, afirmó.

La visión sindical.

gerardo rodríguez | presidente de fancap
GERARDO RODRÍGUEZ
“Tiene futuro”
“Precisamos capacidad tecnológica y necesitamos invertir para poder competir. Estamos convencidos de que esto tiene perspectiva de futuro pero tiene que estar acompañada de la decisión política de invertir los US$ 100 millones necesarios para instalar el horno”.
mauricio zunino | economista asesor de fancap
MAURICIO ZUNINO
Voluntad política
“El proyecto es viable pero precisamos generar voluntad política para llevar adelante los procesos de inversión necesarios para transformar esa estructura productiva y generar mejores capacidades comercializadoras que ha sido uno de los problemas”.
richard ferreira | integrante del ejecutivo del sunca
RICHARD FERREIRA
“Mayor desafío”
“El mayor desafío viene a partir de hoy. Tenemos que tratar de generar (conciencia) en todo el espectro político y fundamentalmente en la sociedad porque esta es una alternativa diferente a las que están planteadas. Esta es de elaboración colectiva y genera certezas”.
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados