Inmigración

Ya son 500.000 los refugiados llegados a Europa en lo que va del 2015

200.000 de ellos pasaron por Hungría, que declaró "estado de crisis" en dos provincias. En la noche del lunes, decenas de personas fallecieron en las costas de Turquía y Grecia, huyendo de la guerra.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Una familia de refugiados recién llegada ala isla griega de Lesbos. Foto: Reuters.

Más de 500.000 migrantes llegaron a las fronteras externas de la Unión Europea entre enero y agosto de 2015 frente a las 280.000 de todo 2014, indicó este martes la agencia europea Frontex.

Durante estos meses, se alcanzaron cifras récord y sólo en agosto entraron en la UE 156.000 migrantes, indicó la agencia responsable de las fronteras exteriores de la Unión.

Por otra parte, la agencia explicó que un gran número de personas que están actualmente en la frontera entre Serbia y Hungría, ya habían sido registradas cuando llegaron hace algunas semanas a Grecia, procedentes de Turquía.

Varios refugiados murieron en el mar Egeo

Al menos 26 refugiados, entre ellos cuatro niños y 11 mujeres, murieron en la noche del lunes en el mar Egeo, al hundirse dos embarcaciones en las que intentaban alcanzar una isla griega, informaron varios medios turcos.

Un bote de madera y de 20 metros de longitud, que había partido de la ciudad turca de Datça (en la provincia de Mugla, en el suroeste de Turquía) en dirección a la isla helena de Kos, naufragó hacia las 06:00 hora local cuando estaba ya en aguas internacionales, precisó el diario Hürriyet.

Cinco embarcaciones de la guardia costera acudieron al lugar del siniestro y pudieron rescatar a 211 personas, así como los cuerpos sin vida de cuatro menores y veinte adultos.

Además, otros dos refugiados, ambos de nacionalidad siria, murieron también al hundirse la embarcación con la que intentaban llegar a suelo griego en aguas turcas, cercanas a la localidad de Seferihisar, en la provincia de Izmir, asimismo en la costa del mar Egeo.

Once personas han podido ser rescatadas de ese naufragio.

"Estado de crisis" en ciudades húngaras

El Gobierno húngaro declaró el "estado de crisis" en dos provincias meridionales fronterizas con Serbia, por la llegada de miles de refugiados en las pasadas semanas.

La medida ha sido anunciada a la prensa en la ciudad de Szeged por el portavoz del Gobierno, Zoltán Kovács, después de una reunión del Consejo de Ministros.

Hungría selló el lunes su frontera a los refugiados y a partir de hoy aplicará una draconiana legislación, que establece penas de hasta tres años de cárcel por entrar en el país de forma ilegal.

"La situación es imposible", indicó Kovács, y aseguró que serán tramitadas todas las solicitudes de asilo.

Agregó que los refugiados, "en contra de todo protocolo internacional", deciden por sí mismos a dónde quieren ir.

El estado de crisis durará medio año (con la posibilidad de prolongarlo) y en esos seis meses, el Gobierno puede intensificar los controles fronterizos, mientras que la Policía y el Ejército asumirán las tareas de registrar a los solicitantes de asilo.

Por otra parte, las autoridades podrán utilizar inmuebles y bienes muebles estatales o de los ayuntamientos locales en las zonas fronterizas para instalar allí, por ejemplo, centros de registro.

La gran mayoría de los más de 200.000 refugiados que las autoridades húngaras han interceptado en lo que va del año, entraron en el país desde Serbia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados