POLÉMICA

El régimen de Nicolás Maduro "miente" sobre las muertes por COVID-19 en Venezuela

"Las estadísticas de Maduro, son absolutamente absurdas y no son creíbles”, aseguró José Miguel Vivanco, director de Human Rights Watch para las Américas.

Caracas: el 60% de los hospitales carecen de guantes y mascarillas.
Caracas: el 60% de los hospitales carecen de guantes y mascarillas.

Las cifras sobre el coronavirus en Venezuela, donde el régimen de Nicolás Maduro reportó 10 muertes, son falsas y “absurdas”, y una estimación conservadora las sitúa en al menos 30.000, según Human Rights Watch (HRW) y la Universidad Johns Hopkins.

“Creemos que las cifras, las estadísticas que proporciona el gobierno de Venezuela, las estadísticas de Maduro, son absolutamente absurdas y no son creíbles”, aseguró en una videoconferencia José Miguel Vivanco, director de HRW para las Américas, al presentar ayer martes el tercer informe de ambas organizaciones sobre la situación humanitaria en Venezuela.

“En un país donde los médicos no tienen agua ni siquiera para lavarse las manos en los hospitales”, donde “el sistema de salud está colapsado totalmente”, donde hay “hacinamiento en barrios y cárceles” (...) en esas circunstancias que solo existan mil contagiados y solo 10 muertos no nos parece creíble”, indicó.

Según el régimen venezolano, hasta el domingo pasado el virus dejó 1.121 contagiados y 10 fallecidos en el país de 30 millones de habitantes.

Kathleen Page, médica y profesora asociada de la escuela de medicina de la Universidad Johns Hopkins que entrevistó a numerosos médicos y enfermeros venezolanos para el informe, aseguró que una estimación conservadora situaría la cantidad de muertos por el virus en Venezuela en “por lo menos 30.000”.

Page dijo que el régimen reportó haber hecho más de 300.000 pruebas para el coronavirus, pero el tipo de tests que utiliza (serológicos) tienen un alto índice de falsos negativos cuando uno está infectado.

Venezuela tiene 30 millones de habitantes” y con las condiciones actuales, cuando un 25% de la población carece de agua corriente de manera continua y debe salir a buscarla, “digamos que un estimado conservador es que 1% sea infectado con coronavirus”, dijo.

“Serían 300.000 casos”, de los cuales un 20% contraen la enfermedad en forma grave. Si de esos 300.000 infectados el 10% muere, “serían por lo menos 30.000 muertos (...) siendo terriblemente conservadora”, afirmó.

Page contó que “en este momento en Venezuela el 60% de los hospitales indican que no tienen guantes o mascarillas” y “más del 70% no tiene acceso a agua, o jabón o alcohol en gel”.

“Es una situación realmente dantesca, donde los médicos tienen que traer su propia agua para lavarse las manos o para tomar” y donde los pacientes tampoco tienen agua, relató. “Uno de los cirujanos me dijo que tenía que lavarse las manos con el agua que cae del aire acondicionado” para prepararse antes de una cirugía, contó.

Otros médicos y enfermeras le contaron del olor nauseabundo, “a heces, a vómitos, a orín” en hospitales, con los familiares de pacientes limpiando baños, y que a veces se pide a los pacientes que salgan al jardín a hacer sus necesidades, añadió.

“Es una verdadera bomba de tiempo”, completó Vivanco.

Petróleo iraní

En este contexto de crisis, el tercer buque de una flotilla petrolera iraní que transporta combustible a Venezuela se acercaba ayer martes a la Zona Económica Exclusiva del país, mientras los dos embarques previos se preparaban para descargar.

El suministro iraní ha sido criticado por Estados Unidos, debido a que ambos países miembros de la OPEP están bajo sanciones. Un funcionario estadounidense dijo a principios de mayo que la administración del presidente Donald Trump estaba considerando respuestas al envío, lo que provocó que el gobierno iraní advirtiera a Washington contra cualquier acción militar.

Amenaza al Banco de Inglaterra por el oro

El régimen de Venezuela amenazó ayer martes con llevar a la Corte Penal Internacional (CPI) su pugna con el Banco de Inglaterra, al cual demandó ante la justicia británica para que le devuelva el oro -unos 1.000 millones de dólares- que tiene depositado en sus bóvedas.

Este jueves se estará realizando una audiencia en los tribunales ingleses. “El Banco de Inglaterra solamente puede actuar como custodio”, dijo la vicepresidenta venezolana Delcy Rodríguez en la televisión estatal, asegurando que el bloqueo del oro obstaculiza políticas de control del COVID-19. Ello, dijo la funcionaria, derivaría en delitos de “lesa humanidad” que “competen” a la CPI.

El Banco de Inglaterra que no devuelve el oro porque no reconoce al régimen de Nicolás Maduro.

Colecta: US$ 3.400 millones para migrantes

Más de 60 países prometieron ayer martes unos 3.400 millones de dólares en ayuda de emergencia para cinco millones de venezolanos que huyeron del país para escapar del colapso económico bajo el régimen chavista.

Venezuela enfrenta una de las peores crisis humanitarias del mundo que podría agravarse por la pandemia del coronavirus, que se registra en momentos que el sistema de salud venezolano padece fallas en equipos, personal y con el suministro de agua.

A pesar de las crecientes tensiones sociales en Venezuela, miles de migrantes están tratando de regresar porque los empleos se han evaporado en las naciones de acogida ante los efectos del COVID-19.

“La difícil situación de los refugiados y migrantes venezolanos ha empeorado aún más”, dijo el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi, en una conferencia organizada por Canadá, España, Noruega, la Unión Europea y las Naciones Unidas, vía videoenlace y transmitida en YouTube.

La canciller española, Arancha González, dijo que hubo un total de 2.790 millones de dólares en contribuciones de gobiernos y bancos de desarrollo, y 653 millones de dólares en donaciones.

La economía de Colombia, que acoge a unos 1,8 millones de venezolanos, se contraerá un 2,4% en 2020, según FMI. Acnur y la OIM estiman que Colombia necesitará 782 millones de dólares en 2020 para los migrantes y comunidades de acogida, más que Ecuador (208 millones), Perú (149), Brasil (88) y Chile (35 millones).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error