Procedimiento sin su consentimiento

Polémica en Brasil por la esterilización "forzada" en mujer

El juez dio la orden diciendo que tenía el consentimiento.

El caso de una mujer drogadicta que fue sometida a una esterilización "forzada" por orden de un juez levanta polvareda en Brasil. Janaina Aparecida Quirino, madre de siete niños y embarazada de un octavo, fue sometida a una ligadura de trompas en Mococa, en el interior de San Pablo, por orden de un juez que asegura que la mujer lo quería.

Sin embargo, el diario Folha de S. Paulo sacó a la luz otra versión, asegurando que la mujer era una sin techo y fue sometida al procedimiento sin su consentimiento.

El Instituto de Garantías Penales (IGP), una ONG fundada por abogados, coincidió en esa versión y dijo que "Janaina despertó bajo la custodia de personas que no conocía, como parte de un caso judicial del cual no había sido informada". La organización llegó a comparar la situación a la novela El Proceso de Franz Kafka, que relata la historia de un hombre que fue enjuiciado sin siquiera haber sido informado de qué se le acusaba.

Tras la repercusión del artículo en Folha, el juez Djalma Moreira Gomes aseguró que Janaina no era una sin techo e insistió en que expresó su acuerdo de forma "totalmente consciente" en un documento firmado de su propia mano.

El ambiente familiar de Janaina "se caracterizaba por la dependencia a las drogas de los padres, su fracaso en seguir los tratamientos recomendados, agresiones físicas en la pareja, violencia física contra los hijos (...) y dificultades financieras", argumentó el juez en un comunicado.

Sin embargo, detalles cruciales del caso, incluso sus fechas, son poco claros. La orden del juez está fechada en octubre de 2017, cuando Janaina estaba embarazada, y la esterilización se hizo después del alumbramiento.

El documento que ella habría firmado, publicado por la prensa, es de 2015. Según el juez, existe un informe de un psicólogo que corrobora el consentimiento, pero permanece bajo secreto judicial.

Según trascendidos, la mujer ni siquiera tendría un abogado, lo que podría generar dudas sobre la validez de todo lo que ella pudiera haber firmado.

Sea como fuere, la historia de Janaina desató debates. El IGP afirmó incluso que esta esterilización forzada es como la "eugenesia que se hace con los animales".

Janaina Paschoal, abogada célebre por su papel en el impeachment a Dilma Rousseff en 2016, considera que este era un típico "hard case" (caso duro) ya que se trataba de una "usuaria de crack, con sucesivas gestaciones y varios hijos abandonados, víctimas de violencia". "Es verdad que, de los métodos anticonceptivos, la esterilización es el más drástico, pero es un método lícito (...) El juez y el promotor pensaron en los niños", escribió Paschoal en Twitter.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º