REPRESIÓN A LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN

Periodista china a prisión por mostrar el drama en Wuhan al inicio de la pandemia

Zhang Zhan fue una de las personas que con su testimonio de primera mano desde hospitales abarrotados y calles vacías ofreció un retrato más funesto del epicentro del COVID-19.

Activistas prodemocracia en Hong Kong reclamando por la liberación de Zhang Zhan. Foto: Reuters
Activistas prodemocracia en Hong Kong reclamando por la liberación de Zhang Zhan. Foto: Reuters

Un tribunal chino condenó ayer lunes a cuatro años de prisión a una periodista que informó sobre el coronavirus desde la ciudad de Wuhan durante el punto álgido del brote.

Zhang Zhan, de 37 años, la primera en ser juzgada que haya trascendido, fue una de las personas que con su testimonio de primera mano desde hospitales abarrotados y calles vacías ofreció un retrato más funesto del epicentro de la pandemia que el que arrojaba la información oficial del régimen chino.

“No lo entiendo. Todo lo que hizo fue decir unas pocas verdades, y por eso le cayeron cuatro años”, dijo Shao Wenxia, la madre de Zhang, que asistió al juicio con su marido.

El abogado de Zhang, Ren Quanniu, dijo a Reuters que “probablemente apelaremos” y que la periodista “cree que está siendo perseguida por ejercer su libertad de expresión”.

Zhang Zhan “parecía muy abatida cuando se anunció el fallo”, declaró el abogado, Ren Quanniu, y dijo AFP estar “muy preocupado” por su estado psicológico.

La oficina de derechos humanos de Naciones Unidas, a cargo de la expresidenta chilena Michelle Bachelet, pidió la liberación de Zhang en un tuit. “Elevamos su caso a las autoridades durante todo el 2020 como un ejemplo de una excesiva restricción a la libertad de expresión vinculada al #COVID19 & continuamos pidiendo su liberación”, afirmó.

China ha censurado las críticas a la gestión de la pandemia y ha perseguido a los denunciantes, varios de los cuales son médicos.

Zhang fue arrestada en mayo acusada de “provocación de disturbios”, una terminología que se suele emplear contra los opositores al régimen del presidente Xi Jinping.

Los periodistas y los diplomáticos extranjeros que se desplazaron hasta el tribunal de Shanghái no pudieron entrar en la sala de audiencias.

Zhang empezó una huelga de hambre en junio para protestar contra su detención, pero ha sido alimentada a la fuerza por intubación nasal, según sus abogados.

Oriunda de Shanghái, Zhang viajó en febrero a Wuhan, y divulgó en redes sociales reportajes, la mayoría sobre la caótica situación que atravesaban los hospitales. Según Amnistía Internacional, el trabajo de Zhang Zhan también se centró en informar de detenciones de otros reporteros independientes y acoso a familiares de víctimas del coronavirus.

Zhang Zhan. Foto: AFP.
Zhang Zhan. Foto: AFP.

Según el balance oficial, en Wuhan, una metrópolis de 11 millones de habitantes se registraron cerca de 4.000 fallecidos por COVID-19, es decir, casi la totalidad de los 4.634 muertos contabilizados en toda China entre enero y mayo.

La respuesta inicial de China a la epidemia ha sido objeto de críticas, pues Pekín no puso en cuarentena a Wuhan y su región hasta el 23 de enero, pese a que se habían registrado casos desde principios de diciembre de 2019.

Hace prácticamente un año, el 31 de diciembre de 2019, que se comunicó el primer caso a la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Pero, al mismo tiempo, los médicos que mencionaron la aparición de un misterioso virus fueron interrogados por la policía, que los acusó de “propagar rumores”. Uno de ellos, el doctor Li Wenliang, murió de COVID-19 a principios de febrero, lo cual causó indignación en la comunidad científica internacional.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados