NACIONES UNIDAS

ONU advierte “más grave” retroceso en materia de derechos humanos

Michelle Bachelet planteó que las medidas de emergencia contra el COVID-19 que resulten en restricciones de las libertades deben ser temporales.

Michelle Bachelet, alta Comisionada de los Derechos Humanos, habla en una sesión de la ONU. Foto: AFP
Michelle Bachelet, alta Comisionada de los Derechos Humanos, habla en una sesión de la ONU. Foto: AFP

La Alta Comisionada para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, denunció el lunes los “mayores y más graves retrocesos” en materia de derechos humanos “que hayamos visto nunca”, y planteó que las medidas de emergencia contra el COVID-19 que resulten en restricciones de las libertades deben ser temporales y respetar los principios de no discriminación, legalidad, necesidad y proporcionalidad. Bachelet inauguró ayer lunes las sesiones del Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

En su tradicional repaso a las violaciones de los derechos humanos en el mundo, Bachelet dijo estar “profundamente preocupada” por la región etíope de Tigré, donde la situación humanitaria es “terrible”, con más de 350.000 personas en situación de hambruna.

Bachelet también habló de Colombia y mostró su “grave preocupación” por la represión a manifestantes durante las protestas contra el gobierno de Iván Duque. Según los datos que ofreció, del 28 de abril al 16 de junio se registraron 56 muertes (54 civiles y 2 agentes de policía), especialmente en Cali, además de 49 víctimas de violencia sexual.

Sobre la situación en México, Bachelet se mostró alarmada por el “alto nivel de violencia política” durante la campaña de las elecciones legislativas celebradas a comienzos de mes. “Al menos 91 políticos y miembros de partidos, entre ellos 36 candidatos electorales, fueron asesinados durante el periodo electoral que comenzó en septiembre de 2020”, dijo.

Otros de los focos de preocupación es China y la Alta Comisionada deseó obtener este año un “acceso significativo” a la región de Xinjiang, donde “siguen apareciendo informes de graves violaciones de los derechos humanos”.

Varias organizaciones de derechos humanos acusan a China de internar al menos a un millón de musulmanes en Xinjiang en “campos de reeducación”.

Bachelet ha pedido repetidamente a China que le dé “pleno acceso” a Xinjiang. Y a finales de febrero, reiteró su petición de una “evaluación completa e independiente” de la situación en esa región china.

Siguiendo con China, Bachelet también señaló en su preocupación intervención por la Ley de Seguridad Nacional en Hong Kong, aprobada hace más de un año.

Entre los numerosos retrocesos en materia de derechos humanos denunciados por Bachelet se encuentra Rusia, a la que la Alta Comisionada pidió que “respete los derechos civiles y políticos” en el período previo a las elecciones parlamentarias de septiembre, citando el caso del opositor ruso encarcelado Alexéi Navalni y el desmantelamiento de su movimiento.

También instó al gobierno ruso a poner fin a la práctica arbitraria de etiquetar a personas, periodistas y oenegés como “extremistas”, “agentes extranjeros” u “organizaciones indeseables”.

La pandemia del COVID-19.

Las medidas de emergencia contra el COVID-19 que resulten en restricciones de los derechos humanos deben ser temporales y respetar los principios de no discriminación, legalidad, necesidad y proporcionalidad, dijo Bachelet. “El rol central de los Estados durante una pandemia y otras emergencias sanitarias es conseguir una respuesta sanitaria robusta mientas que respetan los derechos humanos”, sostuvo.

La alta comisionada también aseguró que el fracaso en integrar un enfoque de derechos humanos en la respuesta contra la pandemia ha tenido “consecuencias serias” para el desarrollo, y pidió a los Estados que aumenten su apoyo a los sistemas de seguridad social y de salud.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados