BUENOS AIRES

Marcha de las Madres de Plaza de Mayo desbordaba por la presencia de Evo Morales

“Saben ustedes, sabe el mundo entero cómo algunos grupos fascistas, racistas, con violencia momentáneamente, terminan nuestro proceso de cambio”, indicó Morales a la multitud.

Evo Morales fue recibido como una estrella del rock, con seguridad privada. Foto: AFP
Evo Morales fue recibido como una estrella del rock, con seguridad privada. Foto: AFP

Evo Morales participó en Buenos Aires de la tradicional marcha de las Madres de Plaza de Mayo, que se vieron desbordadas por los centenares de personas que acudieron para verlo.

Morales agradeció a las madres por “acompañar la lucha contra la dictadura en Bolivia”, mientras que la referente de dicha asociación de derechos humanos, Hebe de Bonafini, recordó que en ese país hay “personas que desaparecen y personas asesinadas”.

La ronda de las Madres de Plaza de Mayo de cada jueves, que suele celebrarse de manera pacífica y con varias vueltas a la Pirámide de Mayo, fue caótica en esta ocasión. El invitado fue recibido como una estrella del rock, con seguridad privada y miembros de un sindicato argentino que formaban un cerco de protección que lo separaba de las decenas de seguidores agolpados para llegar hasta él.

Con dificultad, Morales llegó donde estaban De Bonafini y el resto de sus compañeras para empezar con la ronda habitual, pero cuando todavía no habían dado la primera vuelta completa a la plaza, y ante el agobio de la multitud, regresaron al punto de partida y dieron por finalizada la marcha.

Morales se dirigió entonces a los presentes y realizó una breve declaración.

“Saben ustedes, sabe el mundo entero cómo algunos grupos fascistas, racistas, con violencia momentáneamente, terminan nuestro proceso de cambio”, indicó.

El exmandatario llegó a Argentina a mediados de diciembre y pidió ser acogido como refugiado.

Planteo mexicano.

El gobierno de México anunció que reclamará ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) la vigilancia policial a su embajada en Bolivia, tras haber denunciado “hostigamiento y amedrentamiento” en la sede diplomática.

“¿Qué planteamos? Que se respete y preserve la integridad de las instalaciones y quienes están dentro de las instalaciones, que son parte del territorio mexicano”, dijo el canciller Marcelo Ebrard.

Por su parte, la canciller boliviana, Karen Longaric expresó que es una demanda por simples presunciones porque Bolivia no ha violado la convención de Viena sobre relaciones diplomáticas. (Con información de EFE y AFP)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados