FRANCIA

Macron anuncia baja de impuestos para aplacar las protestas

Cerrará el instituto de enseñanza de la elite política francesa.

"Francia trabaja menos que nuestros vecinos", dijo Macron. Foto: AFP
"Francia trabaja menos que nuestros vecinos", dijo Macron. Foto: AFP

El presidente francés, Emmanuel Macron, anunció ayer jueves una batería de reformas, incluyendo recorte de impuestos, para frenar el malestar social en el país, tras cinco meses de protestas de los “chalecos amarillos”. Las medidas incluyen el cierre de la elitista Escuela Nacional de Administración.

“Quiero una bajada significativa del impuesto sobre la renta para quienes trabajan”, dijo Macron.

El coste de la rebaja de impuestos se estima en unos 5.000 millones de euros, que quiere financiar con la supresión de exoneraciones fiscales para empresas, una reducción del gasto público y “trabajando más”. “Francia trabaja mucho menos que nuestros vecinos. Debemos sostener un debate real sobre este asunto”, sostuvo.

Según cifras de la OCDE, Francia tiene la recaudación de impuestos más alta del mundo, equivalente a un 54% del PIB.

Fue precisamente una subida de los impuestos sobre los combustibles lo que detonó en noviembre la revuelta de los “chalecos amarillos”.

Macron anunció también un aumento de las pensiones, y se mostró dispuesto a “abandonar” su plan de reducir en 120.000 el número de funcionarios de los 5,5 millones que tiene la administración francesa, una de sus reformas más impopulares que el año pasado sacó a miles de manifestantes a las calles.

Macron busca apaciguar la ira social pero también dar un nuevo impulso a su quinquenio. Su popularidad ha caído en picada. Apenas el 27% de los franceses aprueba su gestión, según una encuesta de Opinionway. Su gestión de la crisis de los “chalecos amarillos” determinará el resto de su presidencia pero también si puede contemplar una reelección en 2022.

La conferencia de prensa de ayer jueves fue la primera en territorio francés desde que llegó al Elíseo en mayo de 2017, y reemplazó el discurso que tuvo que ser suspendido tras el incendio de la catedral de Notre Dame.

“Harvard francés”

La Escuela Nacional de Administración (ENA), cantera de gobernantes franceses, tiene sus días contados.

De sus aulas salieron los presidentes Valery Giscard d’Estaing, Jacques Chirac, François Hollande y el propio Macron.

Según sus críticos, este “Harvard francés”, ha creado una clase dirigente desconectada del pueblo.

Paradójicamente, esta escuela fue creada en 1945 precisamente para democratizar el acceso a la alta función pública. Su actual director, Patrick Gerard, reconoció que hoy solo el 19% de los estudiantes tienen un padre de origen obrero. “Tenemos que mejorar esto”, dijo el miércoles en una columna en Le Figaro, en la que pedía que la escuela se mantenga abierta.

“ENA, en un contexto de ‘chalecos amarillos’, se ha convertido en el símbolo de la oligarquía todopoderosa”, dijo a la AFP Luc Rouban, director en el Science Po.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)