PERÚ

Formalizan pedido de destitución del presidente Pedro Castillo

Se presentó ayer jueves el pedido formar de destitución del presidente izquierdista por “incapacidad moral” para ejercer sus funciones.

El presidente Pedro Castillo durante un acto oficial. Foto: AFP
El presidente Pedro Castillo durante un acto oficial. Foto: AFP

Con apenas cuatro meses en el gobierno, el presidente peruano Pedro Castillo enfrenta un pedido de destitución de tres partidos de oposición. Legisladores de Alianza País, Fuerza Popular y Renovación Popular presentaron ayer jueves el pedido formar de destitución del presidente izquierdista por “incapacidad moral” para ejercer sus funciones.

La oposición juntó 28 firmas, dos más que las exigidas para iniciar el trámite ante el pleno del Congreso. Ahora para que el tema sea debatido se requieren 52 votos a favor, y para la eventual destitución del mandatario, 87 de los 130 congresistas.

Castillo, por su parte, manifestó sentirse “tranquilo” tras la presentación del pedido de vacancia en el Parlamento.

“A mí no me preocupan los ruidos políticos, porque a mí me ha elegido el pueblo, no me ha elegido la mafia ni los corruptos. Por eso me debo al pueblo. Estoy tranquilo”, dijo el mandatario en la ciudad andina de Jauja, donde llegó a inaugurar obras sociales.

La propuesta de destitución de Castillo la impulsa la congresista Patricia Chirinos, de Avanza País, partido que presentó al economista Hernando De Soto como candidato presidencial en los comicios de este año.

El Parlamento unicameral peruano es dominado por una oposición de derechas, mientras el oficialista partido Perú Libre (marxista) es la primera minoría con 37 votos.

La líder opositora y excandidata presidencial Keiko Fujimori había anunciado el viernes pasado que su partido, Fuerza Popular, segunda bancada del Congreso (24 votos), apoyará el pedido de destitución.

La posible destitución de Castillo ronda en el aire desde el día siguiente de su elección, cuando los partidos de oposición denunciaron fraude electoral. Castillo, quien asumió la presidencia el pasado 28 de julio y cuyo mandato finaliza en julio de 2026, es objeto de críticas por su falta de rumbo y constantes crisis ministeriales. En menos de 120 días de gestión ha cambiado a una docena de ministros y enfrenta divisiones en la coalición que lo respalda.

La desaprobación presidencial llegó a 57%, según un sondeo de Ipsos difundido el 14 de noviembre.

En noviembre de 2020 el presidente Martín Vizcarra fue destituido en un proceso exprés en el Congreso. Y en marzo de 2018, Pedro Pablo Kuczysnki renunció a la presidencia en vísperas de un segundo intento de destitución.

Argumentos.

Entre los argumentos para considerar la “incapacidad moral” de Castillo está el presunto uso ilegal de fondos para su campaña electoral de este año, que hizo representando al partido marxista Perú Libre, del que luego se alejó.

Además, se señala que ha designado “a altos funcionarios vinculados al terrorismo y acusados de apología del terrorismo” (en referencia al polémico Guido Bellido, que duró poco más de dos meses en el cargo de primer ministro), y del delito de tráfico de influencias en los ascensos de altos mandos de las Fuerzas Armadas y de las jefaturas de la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria (Sunat).

También, un “debilitamiento del sistema democrático” de su país por “fortalecer las relaciones con gobiernos antidemocráticos como Venezuela y avalar la intervención de personajes extranjeros en asuntos internos”, entre los que se menciona al expresidente boliviano Evo Morales.

Los firmantes añaden que durante el gobierno de Castillo se ha presentado un “debilitamiento de la libertad de expresión”, además de un “maltrato a medios de comunicación y negativa a rendir cuentas a la sociedad”, así como una “permisibilidad a la violencia contra la mujer”.

La sucesión.

Por esos motivos, la moción señala “declárese la permanente incapacidad moral” de Castillo y su vacancia en el cargo para que se “aplique el régimen de sucesión” establecido en la Constitución peruana, que indica que el cargo debe ser asumido por su vicepresidenta, Dina Boluarte.

Sin embargo, políticos como el líder del partido Renovación Popular, Rafael López, adelantaron la semana pasada que la intención es destituir a Castillo y a Boluarte, por lo que el cargo sería asumido por la presidenta del Congreso, María del Carmen Alva.

Mientras que Alva debería convocar de inmediato a elecciones generales, López afirmó que esa norma debe ser modificada para que solo se llame a elecciones presidenciales y el actual Congreso, que dominan las agrupaciones de la oposición, se mantenga.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados