TENSIÓN DIPLOMÁTICA

Crece la polémica entre Macron y Bolsonaro

“La pérdida del pulmón del planeta es un problema mundial”, declaró Macron, al cierre de la cumbre entre las principales potencias del mundo.

Militares, bomberos y voluntarios trabajan en los incendios en la Amazonia. Foto: AFP
Bolsonaro ordenó el viernes la intervención de las Fuerzas Armadas para combatir el fuego en la Amazonia. Foto: AFP

En la cumbre del G7 que terminó ayer lunes en Biarritz, los incendios en la Amazonia se colaron en la agenda por dos motivos: el daño ambiental que está provocando el fuego en el “pulmón del mundo”, que llevó a las grandes economías mundiales a abrir un poquito sus billeteras y destinar 20 millones de dólares en ayuda; y por el cruce entre los presidentes Jair Bolsonaro y Emmanuel Macron, que de un lado y otro del océano Atlántico dieron muestra de que a partir de ahora la relación ya no será la misma.

“La pérdida del pulmón del planeta es un problema mundial”, declaró Macron, al cierre de un cumbre con Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Italia, Canadá y Japón.

Macron anunció un plan en dos etapas para salvar a la Amazonia, en cuya elaboración participó el presidente de Chile, Sebastián Piñera, que acogerá en diciembre la COP25 y fue el único mandatario sudamericano invitado al G7 este año.

Además de una ayuda inmediata de 20 millones de dólares, que incluye el envío de una flota aérea para combatir las llamas, los mandatarios del G7 se pusieron de acuerdo sobre un plan para proteger la biodiversidad y reforestar, que será tratado por la Asamblea General de la ONU a fines de septiembre. Esta “iniciativa para la Amazonia”, de al menos 30 millones de dólares, requerirá el acuerdo de Brasil y de los otros ocho Estados amazónicos, en relación estrecha con las oenegés y las poblaciones locales, apuntaron ambos mandatarios.

Además de los 20 millones de dólares desbloqueados por los países del G7, Reino Unido prometió 10 millones de libras esterlinas (unos 12 millones de dólares) para restaurar el hábitat de la mayor selva tropical del planeta y Canadá ofreció 15 millones de dólares y el envío de un bombardero a la Amazonia, donde las llamas han arrasado miles de hectáreas.

Una zona de la Amazonia devastada por los incendios forestales. Foto: Reuters
Una zona de la Amazonia devastada por los incendios forestales. Foto: Reuters

Macron vs. Bolsonaro.

La cuestión de la Amazonia provocó un duro cruce entre el presidente Macron y Bolsonaro, a quien no le gustó que desde Europa le dijeran a Brasil qué hacer. El tono subió ayer lunes, cuando Macron arremetió contra comentarios “extraordinariamente irrespetuosos” de Bolsonaro, quien avaló insultos publicados en Facebook contra la primera dama de Francia.

“Como tengo una gran amistad y respeto por el pueblo brasileño, espero que tengan rápidamente un presidente que se comporte a la altura”, dijo Macron en una conferencia de prensa. “¿Qué les puedo decir? Es triste, es triste, pero es triste primero por él y los brasileños”, acotó.

Emmanuel Macron y Jair Bolsonaro. Foto: AFP
Emmanuel Macron y Jair Bolsonaro. Foto: AFP

El presidente francés reaccionaba a un comentario despectivo contra su esposa, publicado en Facebook por un seguidor de Bolsonaro. La publicación comparaba a Brigitte Macron con Michelle Bolsonaro, la esposa del presidente brasileño.

“¿Ahora entienden por qué Macron ataca a Bolsonaro?”, se lee a un lado de la foto. “No humilles al hombre”, respondió Bolsonaro, en la misma red social, entre risas (ver captura de mensajes).

Además del comentario de Bolsonaro, otras voces en el gobierno de Brasil se alzaron para insultar a Macron. Por ejemplo, el ministro de Educación, Abraham Weintraub, que tildó al presidente francés de “cretino oportunista”.

Mercosur-Europa.

Las tensiones entre Francia y Brasil se vienen incrementando desde que Macron anunció que llevaría a la cumbre del G7 el tema de los incendios en la Amazonia. Bolsonaro replicó acusándolo de tener una “mentalidad colonialista”.

Además, Macron puso en duda la ratificación de Francia al acuerdo comercial entre el Mercosur y la Unión Europea.

Macron acusó ayer a Bolsonaro de “apoyar proyectos económicos nefastos para la selva amazónica” y le avisó de que no le permitirán “destruirlo todo”. En una entrevista con la televisión pública France 2 al término de la cumbre del G7, Macron insistió en que la actitud de Bolsonaro le llevará a no ratificar el acuerdo Mercosur-UE.

El presidente francés dijo que no se puede considerar a su homólogo brasileño responsable de los incendios que están devastando la selva, pero aseguró que “ha apoyado proyectos económicos que son nefastos” para la Amazonia y “no ha sido claro sobre la reforestación”. “Respetamos su soberanía, pero en el tema de la Amazonia no podemos dejarle destruirlo todo”, indicó. En la situación actual, mantuvo su intención de no rubricar el acuerdo Mercosur-UE porque Bolsonaro no ha cumplido los compromisos en materia de protección de la biodiversidad.

Como ejemplos de ello citó el despido de los científicos que trabajan en ese terreno en la Amazonia y las declaraciones del presidente brasileño en contra el acuerdo de París sobre el clima. “No ha respetado su palabra. En el estado actual, no firmaré el acuerdo con Mercosur”, insistió Macron.

El fuego sigue avanzando en la Amazonia. Foto: Reuters
El fuego sigue avanzando en la Amazonia. Foto: Reuters

El presidente francés reiteró que las burlas vertidas a través de Facebook por Bolsonaro a su esposa “no son dignas de un presidente”.

“Yo siempre soy respetuoso con mis homólogos. El presidente Bolsonaro no hace lo mismo. El pueblo brasileño es un gran pueblo. La actitud que ha tenido con mi esposa no es digna de un presidente. Creo que el pueblo brasileño merece otros comportamientos y espero que los tenga pronto”, dijo.

Por su lado, el gobierno de Brasil considera que uno de los motivos políticos que ha llevado a algunos países ha “exagerar” la repercusión de los incendios en la Amazonia es la resistencia de algunos miembros de la UE para con el acuerdo con el Mercosur.

“Francia e Irlanda siempre estuvieron entre los pocos países que se resistían al acuerdo”, dijo a EFE una fuente oficial brasileña y citó que ahora fueron “los primeros” que amenazaron con no ratificar el tratado con el Mercosur con el argumento de que Brasil, por causa de los incendios, no cumple sus compromisos ambientales.

Encuesta: cae fuerte la aprobación a Bolsonaro
Jair Bolsonaro. Foto: Reuters

La desaprobación al gobierno de Jair Bolsonaro se duplicó en los últimos seis meses, según una encuesta divulgada ayer lunes por la Confederación Nacional del Transporte (CNT). De acuerdo con el sondeo, encomendado a la firma encuestadora MDA, el porcentaje de brasileños que evalúa negativamente al gobierno de Bolsonaro saltó del 19% en febrero hasta el 39,5% en agosto. En contrapartida, la evaluación positiva se redujo del 38,9% al 29,4% y el porcentaje de los que califican como regular la gestión del gobernante se mantuvo estable en cerca del 29%.

De la misma forma, la desaprobación de la gestión personal del presidente saltó del 28,2% en febrero hasta el 53,7% en agosto, mientras que la aprobación cayó desde el 57,5% hasta el 41% en el mismo período. Ello significa que más de la mitad de los brasileños desaprueba el desempeño de Bolsonaro, que venció en las elecciones de octubre pasado con el 55,13% de los votos y asumió su mandato el 1º de enero.

Según MDA, para la encuesta se consultó a 2.002 adultos en 137 ciudades del país entre el jueves y el domingo de la semana pasada y tiene un margen de error de 2,2 puntos porcentuales.

De acuerdo con el sondeo, las áreas en las que el gobierno de Bolsonaro mejor se ha desempeñado son el combate a la corrupción, la seguridad y la reducción del tamaño del Estado.

En contrapartida, las áreas en que peor aparece evaluado son la salud, la educación y el medio ambiente.

De acuerdo con la encuesta, el 93,5% de los brasileños considera que la preservación del medio ambiente es importante, aunque un 69% dice que debe existir un equilibrio entre desarrollo económico y conservación. El sondeo indicó igualmente que mientras que el 37,8% de los brasileños espera en los próximos seis meses mejoras en el país en el área de seguridad y 36,6% en el área de empleo, ese porcentaje cae al 31,3% en el área de salud y al 30,8 % en educación.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados