TENSIÓN

Colombia: una marea blanca en rechazo a la violencia

En Bogotá, la marea blanca, que al igual que han hecho durante un mes los manifestantes del paro nacional, portaban banderas de Colombia y llenaron una de las vías principales.

Protestas en Colombia. Foto: AFP.
Protestas en Colombia. Foto: AFP.

Miles de personas vestidas con camisas blancas salieron ayer domingo a las calles de Bogotá, Medellín, Barranquilla y otras ciudades colombianas para denunciar la violencia y los bloqueos en las protestas que tienen lugar desde el 28 de abril, en un ambiente de tensión con críticas desde balcones y de transeúntes contrarios.

En Bogotá, la marea blanca, que al igual que han hecho durante un mes los manifestantes del paro nacional, portaban banderas de Colombia, llenaron una de las vías principales, la Carrera Séptima, marchando lentamente, cantando “Colombia se construye, no se destruye”, y entregando flores a la Policía, en signo de apoyo.

“Creo que todos merecemos la paz y no podemos seguir tan polarizados porque hay que apoyar las instituciones y porque si bien hay muchas injusticias en Colombia, el camino no es la violencia ni la polarización”, dijo Alexandra, una de las caminantes.

Mientras la marcha continuaba, los ciclistas que pasaban por la ciclovía de esta misma calle y gente desde los balcones de los edificios les increpaban llamándoles “paramilitares” y con arengas de “Viva el paro nacional”, que se escuchan desde el 28 de abril en las protestas.

“Hay muchos que están descontentos, con toda la razón. Muchos de esos jóvenes no trabajan, no quieren a su país, prefieren un país subsidiado, un país regalado”, explicaba Alexandra, haciendo alusión también a las informaciones (falsas) que recorren las redes y el boca a oreja en las últimas semanas de que hay una financiación desde la oposición de las protestas para desestabilizar.

Los participantes de las marchas blancas claman contra los bloqueos, una forma de protesta usada para presionar al Gobierno del presidente Iván Duque con el corte del paso de mercancías y la libre circulación de personas, pero que también ha afectado a material básico como medicamentos y alimentos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados