CRISIS

Chavistas consultan a la Iglesia sobre asilo

Rusia, principal apoyo de Maduro, dice que ni EE.UU. quiere una intervención militar en Venezuela.

Lavrov y Pompeo ayer en Finlandia, donde hablaron sobre Venezuela; Rusia apoya a Maduro y Estados Unidos a Guaidó. Foto: AFP.
Lavrov y Pompeo ayer en Finlandia, donde hablaron sobre Venezuela; Rusia apoya a Maduro y Estados Unidos a Guaidó. Foto: AFP.

El momento que Estados Unidos y Rusia negocian una salida a la crisis venezolana, en Caracas altos dirigentes del régimen de Nicolás Maduro comienzan a manejar qué posibilidades tienen de huir. Según monseñor Mario Moronta, vicepresidente de la Conferencia Episcopal de Venezuela, “altos dirigentes” chavistas han consultado a algunos obispos sobre el derecho de asilo, informo ayer lunes el diario El Nacional de Caracas.

“Varios altos dirigentes han acudido a algunos obispos para consultarles si, en el caso de que ocurriera una situación que fuera contraria a ellos, se mantendría el derecho de asilo que universalmente se le reconoce a la Iglesia”, dijo Moronta.

El obispo indicó que la institución católica está dispuesta a brindarle ayuda a personas que sean atacadas y requieran atención, pero aclaró que “no va a ser alcahueta”. “No es esconder por esconder, sino proteger”, puntualizó.

Cara a cara

El secretario de Estado Mike Pompeo y el canciller ruso Serguéi Lavrov se reunieron ayer lunes en Finlandia para hablar de Venezuela. Ambos se mantuvieron firmes en las posiciones de sus respectivos países: Estados Unidos con líder opositor Juan Guaidó y Rusia con Maduro.

La posibilidad de una intervención militar estuvo sobre la mesa, pero según el canciller ruso ninguna la promoverá.

Pompeo y Lavrov mantuvieron la primera reunión cara a cara desde la cumbre Estados Unidos-Rusia de Helsinki del pasado julio, la única que han celebrado hasta la fecha los presidente de Donald Trump y Vladímir Putin.

Al término del encuentro de ayer, Lavrov reiteró que Rusia se opone a una intervención militar en Venezuela y advirtió que una operación de esta índole sería “catastrófica e injustificada”.

“El uso de la fuerza solo puede ser autorizado por el Consejo de Seguridad de la ONU o utilizada en respuesta a una agresión contra un Estado soberano. En Venezuela no se observa nada parecido a esto”, afirmó Lavrov.

El jefe de la diplomacia rusa señaló que no ha encontrado ningún país, incluido Estados Unidos, que realmente esté a favor de resolver la crisis venezolana mediante una intervención armada.

“Partiendo de mis contactos con mis colegas estadounidenses y otros, europeos, latinoamericanos, no veo partidarios de una solución militar imprudente”, dijo.

En su opinión, el encuentro con Pompeo ha supuesto “un paso adelante” respecto a la conversación telefónica que mantuvieron el viernes Putin y Trump, quienes acordaron reunirse de nuevo cuando tengan la posibilidad.

Menos conciliador se había mostrado previamente Pompeo ante los periodistas que lo acompañaba en el vuelo a Finlandia, donde aseguró que Maduro todavía manda en Venezuela, pero ya no tiene la capacidad para gobernar. “Maduro debe ver que esto se está desmoronando. Como ya dije antes, él todavía manda, pero de ninguna manera puede gobernar”, declaró Pompeo.

Definió la posición actual de Maduro como “endeble”, pese a haber logrado el respaldo mayoritario del Ejército en el reciente levantamiento impulsado por Guaidó, reconocido como presidente por 58 países.

A finales de marzo, Rusia envió a Venezuela dos aviones con un centenar de militares comandados por el mayor general Vasili Tonkoshkurov, jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra ruso. Según Lavrov, la presencia de estas fuerzas rusas obedece a labores de mantenimiento de los equipos técnico-militares que Rusia entregó a Venezuela en virtud de un acuerdo de cooperación firmado en 2001 con Chávez.

No obstante, Estados Unidos calificó el despliegue ruso de “amenaza directa” dirigida a apoyar el régimen de Maduro y defender los intereses de Moscú en Venezuela.

Estados Unidos ha advertido en varias ocasiones que no descarta ningún medio, incluida una intervención militar, para expulsar del poder a Maduro y restaurar la democracia en Venezuela. Sin embargo, esta opción no es aceptara por los países de América Latina, independientemente de si apoyan a Maduro o Guaidó.

Otra Cuba, no

En tanto, la vicepresidente de Colombia, Marta Lucía Ramírez, dijo ayer lunes en Washington que el continente americano no puede permitir que Venezuela siga los pasos de Cuba. “Cuál será la solución no estoy segura, pero lo que está claro es que no podemos mantener esta situación para siempre. No podemos tener otra Cuba en Venezuela”, enfatizó la vicepresidente colombiana en un foro del American Enterprise Institute (AEI).

Un régimen comunista gobierna Cuba desde 1959 tras el triunfo de la revolución de Fidel Castro. Cuba es uno de los principales aliados de Venezuela. Ambos países sostienen estrechos lazos desde 1999, cuando llegó al poder Hugo Chávez, mentor de Maduro.

Felipe González
Sin excusas
Felipe González no buscará confrontar.

El expresidente socialista de España, Felipe González, dijo ayer lunes que cuando Nicolás Maduro ya no gobierne en Venezuela y se pueda ver “con toda claridad” el horror de su “tiranía”, no aceptará “excusas” de que no se sabía lo que ocurría. “No aceptaré la excusa que después de Stalin o de Hitler muchos empleaban diciendo: ‘no podíamos ni imaginar, nosotros no lo sabíamos, no lo veíamos’. ¡Si no lo ven pónganse gafas porque la realidad es evidente!, alertó en Buenos Aires. “Y yo les voy a recordar que esa excusa está muy gastada y ya no vale”, remarcó. En el seminario “Argentina en un año clave: desafíos internos y externos”, y entrevistado por el editor general de Clarín, Ricardo Kirschbaum, González también se refirió a su “examigo Daniel Ortega”, presidente de Nicaragua. “Le ayudamos a salir de (Anastasio) Somoza y ahora tenemos que ayudarle a los jóvenes estudiantes a salir del nuevo Somoza, que se llama Ortega”, sentenció.

Juan Guaidó
Faltó gente
Juan Guaidó, presidente interino de Venezuela. Foto: EFE

El líder opositor venezolano Juan Guaidó dijo ayer lunes que gente que se había comprometido a apoyar el levantamiento militar contra Nicolás Maduro el pasado martes, no cumplió con lo acordado. “Hubo gente que faltó por cumplir (...). No quiere decir que no lo hagan pronto, señaló Guaidó en entrevista con la AFP. “Hay conversación (...) con todos los funcionarios civiles y militares”, añadió. Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela por más de 50 países, consideró además que la debilidad de Maduro generará “pronto” un cambio de gobierno. “Soy muy optimista que estamos muy cerca de lograr el cambio en Venezuela”, declaró. “Hemos construido mayoría, hemos hecho todo lo que tenemos que hacer como ciudadanos. Lo que le falta por hacer, en el caso de las Fuerzas Armadas (...) es que venzan el miedo”, subrayó Guaidó.

más

Alzamiento: hubo cinco muertos y 233 arrestos

El fiscal general de Venezuela, Tarek Saab, informó ayer lunes que el efímero alzamiento militar que la semana pasada encabezó el líder opositor Juan Guaidó dejó cinco personas fallecidas y otras 233 detenidas.

“Todos esos casos están siendo investigados por el Ministerio Público y tendrán conclusiones definitivas”, dijo el fiscal durante una entrevista con el canal privado Venevisión.

Saab no ofreció detalles sobre los fallecidos ni los detenidos, aunque hasta ahora varias organizaciones no gubernamentales señalan al menos que dos menores perdieron la vida.

El fiscal dijo que han emitido 18 órdenes de aprehensión contra civiles y militares relacionadas con el alzamiento en que también participó el opositor Leopoldo López, quien burló el arresto domiciliario en que se encontraba y está desde entonces en la residencia de la embajada española en Caracas en calidad de huésped.

“Vimos a parlamentarios y algunos oficiales con rango de teniente coronel actuar al margen de la ley”, prosiguió en alusión a los diputados que acompañaron a López y a Guaidó, jefe del Parlamento, en la sublevación.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)