CARTA

"Nico era sonrisa, picardía, era luz", el relato de una madre contra cambios en tolerancia 0

Carolina Fernández decidió escribir una carta para hablar sobre su hijo, quien murió atropellado por un conductor alcoholizado, y reclamar así en contra de los cambios en la ley N°19.360.

Kibón: el cartel preferido por los turistas para sacarse una selfie. Foto: M. Bonjour
Rambla de Kibón. Foto: M. Bonjour | archivo El País.

"Otra vez más leo cosas que no puedo entender... Trato de dejar mi dolor a un costado para poder escribir sin que esto se trate de mi, de mi familia, de mi hijo Nicolás, pero no puedo, es imposible". Así empieza la carta de Carolina Fernández, madre de un joven de 15 años que murió atropellado por un conductor alcoholizado el 7 de abril de 2019 en la rambla de Kibón.

En su carta publicada en Facebook, Fernández hace referencia a la evaluación que se está haciendo por estos días, propuesta por el senador blanco Sergio Botana, para modificar la ley ley N°19.360 que prohíbe la ingesta de alcohol para manejar y que la limita en 0.3 gramos. 

"Nico era grande....GIGANTE.  Nico era VIDA. Si! Vida! Vida que le fue arrebatada el 7 de abril de 2019 cuando hombre de 26 años decidió esa noche ser dueño de su vida y de la de los demás. Decidió con plena conciencia ir manejando su auto hasta un bar, seguramente también a divertirse con sus amigos", indicó.

"Nico tenía 15 años, Nico era un chiquilín lleno de vida, rodeado de amor, de alegría. Nico era hijo, hermano, nieto, sobrino, primo, amigo.  Nico era ruido, era plena, era Peñarol. Nico era sonrisa, picardía, era luz y energía", continuó.

En su relato, Fernández expresa que quizás empezó con una cerveza, "después con otra" y diciendo "estoy bien". "Hoy se me aparecen esas frases que tantas veces leí o escuche, 'es sólo una cerveza', 'solo tome una copita de vino', 'estoy bien', 'puedo manejar', '¿que me va a hacer?', 'son solo unas cuadras'", agrega.

"Entonces una vez más me pregunto y le pregunto a quién me esté leyendo, a quién me escuche: ¿quién asegura el efecto de esa 'copita'?, ¿Quién asegura que va a ser igual en todos?, ¿quién asegura que la persona que decide empezar a tomar alcohol se quedará solo en esa copita?, ¿Quién asegura que tendrá o estará lo suficientemente consciente para NO manejar si se pasó de esa copita?, ¿Alguien puede asegurarnos esto? La respuesta es una sola: NADIE", continúa.

Fernández recordó que el joven que atropelló a su hijo marcó un nivel de 1,57 gramos de alcohol en la sangre luego de que se le realizara la correspondiente espirometría.

"Y si, muchos pensarán que esto pasó estando en vigencia la ley de tolerancia 0. Tienen razón por eso vuelvo a preguntarme: ¿Cómo pueden pensar siquiera que volver hacia atrás no traerá consecuencias terribles?, ¿Cómo no entienden que justamente esto ocurrió estando en vigencia la ley de tolerancia 0?, ¿Entienden que estando en vigencia esta ley paso algo así?", cuestionó.

"Hablamos de vidas señores, no son números, no son cifras, son personas que ya no están, ¡personas a las que se les arrebató el derecho a vivir!, ¡Son hijos, son hermanos, son tíos, son nietos, son amigos, son familia de alguien! Son 'otros' que pueden volverse 'nosotros', 'ustedes'", expresó.

En referencia puntual al planteo de Botana, quien justificó la propuesta de modificar la ley en que el sector vitivinícola se vio afectado, la madre de Nicolás indicó: "Perdone Sr Botona, no lo entiendo. No logro entender dónde se unen estas dos cosas: el alcohol y manejar. ¿No puede buscarse el impulso del sector vitivinícola sin tocar la ley de tolerancia 0?, ¿Dónde se unen?, ¿dónde se juntan?, ¿que proponen?, ¿que están diciendo? 'Tomen alcohol, manejen pero cuando lleguen al 0,3 o 0,5 ahí deténganse'. No puedo entenderlo, no lo entiendo, no lo voy a hacer".

"Hace unos meses leí que esta medida afecto mucho a productores y bodegueros, que privaba a los consumidores de la copa del vino diario sin culpas y que todo esto significaba un gran problema.  Pienso en todos ellos e 'imagino”'el daño provocado, y vuelvo a hacer la misma pregunta que hice hace un tiempo atrás: ¿pueden ustedes mirar a sus sus hijos?, ¿pueden verlos crecer? pueden escucharlos, verlos sonreír?, ¿pueden abrazarlos?", preguntó.

"Yo ya no puedo, no lo tengo, NICO NO ESTÁ, 1,57 gramos de ALCOHOL EN SANGRE me lo arrancó de las manos", agregó.

En su carta, Fernández pidió que todos hablen fuerte y se hagan escuchar en contra de esta medida. "Yo prometí hacerlo, voy a hacerlo sin importar a quién o a quiénes pueda llegar esto y si mis palabras pueden lograr algo.
Voy a hacerlo, siempre. Por mi hijo, por el Cala, por su vida y todos sus sueños que fueron truncados por un conductor alcoholizado, por mi hija Valentina, por su vida y su futuro, por mi familia que jamás volverá a ser igual, pero que lucha todos los días por seguir adelante, por todas las víctimas del alcohol, por todas las personas que hoy pelean la vida con alguna discapacidad consecuencia del alcohol, por todas las familias destruidas".

"Que se lea claro y se escuche fuerte, el mensaje es sólo uno: SI TOMAS NO MANEJES", finalizó.

Otra vez más leo cosas que no puedo entender... Trato de dejar mi dolor a un costado para poder escribir sin que esto se...

Publicado por Carolina Fernandez en Miércoles, 20 de enero de 2021

Tras las declaraciones en referenca al alcohol 0 realizadas por el ministro de Ganadería Carlos María Uriarte, Botana adelantó que como parte de un proyecto integral de ayuda al sector vitivinícola, que pasa por algunas dificultadas producto de la disminución de ventas, plantearía la derogación del alcohol cero. Esto, implicaría volver al 0,3% permitido, equivalente a una copa de vino.

El legislador señaló a El País que las causas principales de accidentes son la velocidad y los desperfectos mecánicos. Para lo primero planteó hacer un artículo “para que el que ande en exceso de velocidad en un pueblo vaya preso”. Lo cual, indicó, debería agregarse como una falta para poder hacer cumplir una pena.



Reportar error
Enviado
Error
Reportar error