EMPLEO Y SEGURIDAD VIAL

Trabajar manejando: 4 de cada 10 accidentados son deliveries

Informe del MTSS señala que la labor de repartidor, realizada en la vía pública y con apremio de tiempos de entrega, “expone a los trabajadores, entre otros, a los riesgos del tránsito".

Deliveries en bicicleta en Montevideo. Foto: Darwin Borrelli
Tracción a sangre, una nueva modalidad de trabajo que se ha impuesto en los últimos tiempos. Foto: Darwin Borrelli

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Durante 2019 hubo 422 fallecimientos en accidentes de tránsito, 175 de los cuales fueron de motociclistas. Si bien no existe un registro de la cantidad de deliveries que integran este último grupo (en el que ahora conviven también ciclistas), datos del Banco de Seguros del Estado (BSE) permiten establecer que los siniestros de repartidores en motocicleta representan 4 de cada 10 accidentes de tránsito en ocasión del trabajo. Esto se desprende de un estado de situación elaborado por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) al 21 de febrero de este año.

La gravedad de los siniestros puede observarse en la cantidad de días de asistencia en el BSE requeridos por los repartidores, que es más del doble que el promedio de días solicitados por el total de los trabajadores atendidos (48,5 días frente a 22). Asimismo, la internación en CTI es diez veces mayor entre los repartidores que en el resto de los sectores laborales.

El informe del MTSS señala que la labor de repartidor, realizada en la vía pública y con apremio de tiempos de entrega, “expone a los trabajadores a los riesgos del tránsito, a esfuerzos físicos, a riesgos ergonómicos, así como a las inclemencias del tiempo. Entre los principales problemas que enfrentan se encuentra la alta tasa de siniestralidad y la gravedad de las lesiones que padecen por siniestros de tránsito, entre otros”.

El trabajo de repartidores en motocicleta y en bicicleta tiene presencia en diferentes áreas de actividad. Destacan los restaurantes, bares, fábricas de pastas y afines, farmacias, mensajería, e insumos para el mantenimiento del hogar, entre otros.

Situación laboral.

El documento señala que en el caso de deliveries dependientes, el universo de beneficios salariales es heterogéneo, en virtud de que no existe un grupo salarial específico para la actividad de reparto, sino que se trata de un puesto de trabajo presente en distintos sectores.

Por tanto, el repartidor que se desempeña en una empresa gastronómica tiene un salario y beneficios diferentes al que se desempeña en una farmacia o en una mensajería, o incluso al de los trabajadores dependientes de empresas de aplicaciones (apps).

“Se han realizado informes que detallan con más profundidad la situación de las retribuciones de los repartidores en cada sector de actividad. En el caso de los trabajadores autónomos, estos se vinculan a compañías de apps y constituyen empresas unipersonales (pequeñas). Los niveles de remuneración de esta modalidad son variables y los costos por las contribuciones a la seguridad social e impuestos que se generan van aumentando gradualmente año a año por categorías”, señala el informe.

A partir del 1° de enero los deliveries deberán estar registrados. Foto: archivo El País.
Los siniestros de repartidores en motocicleta representan 4 de cada 10 accidentes de tránsito en ocasión del trabajo. Foto: Archivo El País

Y agrega: “En relación a la propiedad del vehículo utilizado y a la provisión de los equipos y elementos de protección personal, también hay variantes. Existen empresas que proveen a sus trabajadores el vehículo y demás equipos y por otro lado, trabajadores que utilizan motocicletas y bicicletas propias para desarrollar la tarea y que pocas veces son provistos de elementos y equipos de protección personal por parte de los empleadores, teniendo el trabajador que comprar el equipamiento”.

Asimismo, sostiene el informe, hay empresas que se hacen cargo del combustible y el mantenimiento de los vehículos, mientras que en muchos casos, estos costos son asumidos por los trabajadores.

Aumento de venezolanos, cubanos y dominicanos

El documento del MTSS señala que cada vez son más los extranjeros que trabajan como deliveries, principalmente de Cuba, Venezuela y República Dominicana.

También anota que los repartidores en bicicleta en general son autónomos y deben abrir una empresa unipersonal para poder trabajar. Esto implica que el casco y las luces, y los demás elementos de seguridad para la bicicleta, corren por cuenta de los empleados. “Esto facilita a que prácticamente cualquier persona que sea usuaria habitual de la bicicleta en la ciudad puede ser un repartidor en bicicleta”, señala.

Desde la aprobación del Decreto N°119/017 que torna obligatoria la capacitación de los repartidores, se han formado unos 2.700, de un universo estimado en 3.000 repartidores.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados