CORONAVIRUS

Vacunación contra el COVID-19: qué lugar ocupa Uruguay en Sudamérica

Tras la primera semana de vacunación, Uruguay está dentro de los cuatro países que más vacunó cada 100 habitantes. ¿Quiénes están delante de él?

Mapa de vacunación. Foto: Captura Our World In Data
Mapa de vacunación. Foto: Captura Our World In Data

El 1° de marzo, hace ya una semana, Uruguay comenzó a vacunar contra el COVID-19. A pesar de lo planeado, empezó con otros grupos diferentes al que reúne al personal de la salud y a los adultos mayores de residenciales, porque la primera vacuna que llegó al país fue la del laboratorio Sinovac, que no está probada en mayores de 60 años y que, además, tiene una menor efectividad que la de Pfizer (aunque no por eso es baja su eficacia).

Habiendo comenzado hace tan solo una semana, Uruguay se encuentra en la cuarta posición en el acumulado de dosis aplicadas de las vacunas contra el COVID-19 por cada 100 personas en comparación con el resto de los países de Sudamérica, de acuerdo a la plataforma Our World in Data, de la Universidad de Oxford.

Chile, que comenzó a vacunar el 24 de diciembre, tiene un promedio –al 5 de marzo- de 23,98 personas inoculadas cada 100. Brasil, que comenzó el 16 de enero, presenta hasta esa fecha un promedio de 4,78 personas inoculadas cada 100.

Lo sigue Argentina, país que comenzó a vacunar el 28 de diciembre –aunque con algunas interrupciones por falta de dosis- que ya ha vacunado a 3,00 personas cada 100. Cuarto se encuentra Uruguay con 2,03 personas inoculadas también cada 100 habitantes.

Según estos datos, Uruguay se posiciona mejor que otros países que comenzaron antes su etapa de vacunación, como Ecuador o Colombia. De todas formas, el ministro de salud, Daniel Salinas, llamó a aumentar la cantidad de vacunas para controlar el virus y evitar que la cepa brasileña, P.1, llegue a nuestro país y mute.

"Tenemos la amenaza de Brasil, y la amenaza de Brasil se puede convertir en un problema mundial por la mutación. ¿Cuándo muta menos el virus? cuando no está, porque muta cuando está el virus y si no está no puede mutar, por eso es importante vacunarse”, manifestó hoy luego de inocularse.

La baja vacunación en los primeros días motivó que se ampliara el rango de habilitados a aplicarse las dosis de Sinovac. De esta manera a los bomberos, policías, militares, personal de la educación y del INAU menores de 60 años se les sumó también un nuevo grupo integrado por personas entre 55 y 59 años. En esta misma línea, Salinas anunció que pronto la agenda se ampliará aún más, para permitir que otro grupo pueda comenzar a inocularse.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados