EL PRIMER FRENTEAMPLISTA PRESIDENTE E INTENDENTE

Tabaré Vázquez: los 80 años del líder frentista que marcó la historia uruguaya

Vázquez ocupa un lugar particular en la historia nacional. No solo es el primer mandatario del FA en llegar al cargo más alto del país. También es uno de los muy pocos que ocupó ese sillón dos veces.

Desde el barrio La Teja, Vázquez proyectó su carrera profesional que lo llevó a ser presidente uruguayo en dos oportunidades. Foto: Archivo El País
Desde el barrio La Teja, Vázquez proyectó su carrera profesional que lo llevó a ser presidente uruguayo en dos oportunidades. Foto: Archivo El País

Fue el primer intendente de Montevideo que ganó por un partido de izquierda, el único presidente del Club Atlético Progreso campeón, y la figura que logró derrotar a los partidos tradicionales para hacerse cargo de la Presidencia de la República.

A semanas de entregar el poder, Tabaré Ramón Vázquez Rosas cumple hoy 80 años. El líder frenteamplista es una figura política que marcó los libros de la historia uruguaya, al convertirse en el primer jefe de Estado proveniente de un partido de izquierda.

Desde la reinstauración de la democracia en 1985, Vázquez ha compartido la terna de los políticos con mayor popularidad con otros dos frenteamplistas: José Mujica y Danilo Astori.

En octubre de 2004, Vázquez ganó las elecciones sin la necesidad de pasar al balotaje. Larrañaga salió segundo y fue a visitarlo. Foto: Archivo El País
En octubre de 2004, Vázquez ganó las elecciones sin la necesidad de pasar al balotaje. Larrañaga salió segundo y fue a visitarlo. Foto: Archivo El País

El hoy presidente de la República entregará su mandato con 80 años siendo uno de los pocos uruguayos que alcanzó a cruzarse la banda presidencial en su pecho en dos oportunidades. De hecho, es el único que tiene una especial. Es que la última banda fue diferenciada con un número dos en romano bordada con hilo de oro.

Vázquez inició su carrera profesional y política en su barrio natal. Desde La Teja inició los estudios en medicina para alcanzar a graduarse y especializarse -tiempo después- como oncólogo.

Acompañado de Nin Novoa triunfó a nivel nacional, logrando cortar la hegemonía de blancos y colorados en el poder. Foto: Archivo El País.
Acompañado de Nin Novoa triunfó a nivel nacional, logrando cortar la hegemonía de blancos y colorados en el poder. Foto: Archivo El País.

Su profesión lo marcó a lo largo de la carrera política, ya que al llegar a la Presidencia en 2005 inició una lucha frontal contra el consumo de tabaco. Incluso no dudó en enfrentar a una de las multinacionales más poderosas al ganarle un juicio a Philips Morris International.

Fundador del Club Arbolito, al costado de Plaza Lafone, fue puntal para organizar tablados en Carnaval y llevar al club de fútbol de sus amores a una distinción que pocos ostentan: el campeonato uruguayo en 1985.

Como presidente de Progreso logró un campeonato uruguayo. Foto: Archivo El País
Como presidente de Progreso logró un campeonato uruguayo. Foto: Archivo El País

Vázquez es una de esas figuras que se puede describir con el concepto de “bicho político”. Conoce el país, conecta con la gente y sabe manejar los tiempos. En especial en campaña. Quienes lo conocen dicen que en el mano a mano es donde se siente mejor.

En los años 90 ganó la elección en Montevideo, desde donde otorgó reconocimiento a presidente estadounidense Jeorge Bush padre. Foto: Archivo El País
En los años 90 ganó la elección en Montevideo, desde donde otorgó reconocimiento a presidente estadounidense Jeorge Bush padre. Foto: Archivo El País

Pero no siempre fue así. En sus inicios él mismo se definió como un “outsider”. “Me sentí un outsider, ahora no, pero al principio sí. Outsider en la política partidaria y en el ejercicio de un cargo público. En todos los ambientes en que he estado, previo a mi actividad política, jamás me sentí desacomodado, siempre he tenido reconocimiento, respeto profesional. En el ámbito político la cosa cambió, muchas veces me sentí como sapo de otro pozo. Es como si te dijeran los dueños de Uruguay son otros, los que hicieron el Uruguay son otros, vos no tenés nada que ver, no hiciste nada por el país”, dijo Vázquez en el libro “Tabaré Vázquez. Misterios de un liderazgo que cambió la historia” de Edison Lanza y Ernesto Tulbovitz en 2004.

Si bien su carrera política lo colocó en el sillón más alto al que puede aspirar un dirigente, su historia tiene más derrotas que triunfos. Se inició militando por el “voto verde”, en el referéndum en contra de la “ley de caducidad”, y perdió con el “voto amarillo”.

La relación entre Lacalle Pou y Vázquez fue mala durante los cinco años de gobierno del líder frenteamplista. Foto: Archivo El País
La relación entre Lacalle Pou y Vázquez fue mala durante los cinco años de gobierno del líder frenteamplista. Foto: Archivo El País

Su militancia en el Partido Socialista lo llevó a la presidencia del Frente Amplio, y desde allí logró el primer triunfo de la coalición de izquierda en la capital. A la Presidencia se postuló en 1994 donde perdió con Julio María Sanguinetti, en 1999 volvió a ser derrotado por Jorge Batlle y recién en el 2004 triunfó ante Jorge Larrañaga en primera vuelta sin necesidad de pasar al balotaje.

Este médico, dirigente del fútbol, salido del barrio obrero de La Teja, apasionado por la pesca, integrante de la masonería, logró terminar su primer gobierno con altos niveles de aprobación y sembró el camino para que el dirigente tupamaro Mujica se convirtiese en su sucesor.

Con un perfil más bajo, decidió anunciar su retiro de la actividad política pública, cuando trascendió su intención de declararle la guerra a Argentina por el diferendo con los puentes ante la instalación de la fábrica de celulosa Botnia (hoy UPM) en la frontera con ese país.

Pero sus compañeros frenteamplistas fueron a buscarlo a su casa para que se animase a una campaña más y Vázquez aceptó. Recorrió cinco veces más el Uruguay y triunfó. Pero el segundo mandato atravesó dificultades y carencias en el cumplimiento de las grandes promesas de campaña.

El 1° de marzo de 2014 José Mujica le devolvió la banda presidencial, al confirmarse el tercer mandato consecutivo del Frente Amplio en el poder. Foto: Archivo El País
El 1° de marzo de 2014 José Mujica le devolvió la banda presidencial, al confirmarse el tercer mandato consecutivo del Frente Amplio en el poder. Foto: Archivo El País

El 2019 no fue un año simpático en su vida. Vázquez perdió a su compañera de vida, María Auxiliadora Delgado San Martín, quien fue un puntal sólido a lo largo de toda su carrera. Incluso debió enfrentar el padecimiento de un cáncer de pulmón con el que hoy sigue combatiendo.

Este 1° de marzo, Vázquez con 80 años, entregará la banda presidencial al blanco Luis Lacalle Pou, y aun con ánimo de mantenerse vigente buscará continuar en la política para aportar al Frente Amplio e intentar -desde su lugar- que la izquierda vuelva a ocupar el poder.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados