Inversión en celulosa

Saceem busca fondos en Europa para el tren de UPM

El Tribunal de Cuentas avaló ayer por unanimidad la adjudicación de obras a su consorcio.

Paso Molino: habrá obras para modernizar las vías férreas en los próximos 3 años. Foto: archivo El País
Paso Molino: habrá obras para modernizar las vías férreas en los próximos 3 años. Foto: archivo El País

Ahora sí parece que quedó despejado el camino para que puedan comenzar las obras de reparación de las vías férreas entre Paso de los Toros y Montevideo, claves para que UPM comience a construir su segunda planta en Uruguay, porque el Tribunal de Cuentas aprobó ayer por unanimidad la adjudicación de esta obra clave a un consorcio denominado "Vía Central" integrado por las empresas nacionales Saceem y Berkes, por la española Sacyr y la francesa NGE. Los ejecutivos de Saceem están en Europa buscando financiamiento para los trabajos.

Se cumple así una nueva etapa en un complejo proceso, con idas y venidas, que comenzó el año pasado cuando se presentaron las ofertas para las obras. El gobierno quiere poder mostrar el comienzo de las obras de UPM durante el último año de su mandato.

El organismo de contralor no tomó en cuenta las objeciones de la española Acciona cuya oferta era un 8,3% más barata. El Tribunal compartió el criterio de la comisión que analizó las ofertas, en el sentido que Acciona no pudo acreditar el respaldo de su casa matriz a la oferta y que esa omisión es causal de descalificación. Así lo entendieron los abogados Augusto Durán Martínez y Martín Risso.

La decisión del tribunal señala que "no es entendible" que Acciona Construcción S.A. desconociera que las bases del pliego de condiciones de esta licitación pública internacional, que fueron difundidas con la debida antelación, establecían que debía acreditar el respaldo y autorización de la casa matriz. Para el tribunal Acciona S.A. en calidad de casa matriz debió autorizar frente al Ministerio de Transporte a Acciona Construcción S.A. a participar de la convocatoria.

Acciona había enviado una carta al Poder Ejecutivo advirtiendo que si su oferta era definitivamente descartada recurriría la decisión y se planteaba incluso llevar el asunto a un arbitraje internacional.

La empresa española había sido mejor calificada técnicamente que Vía Central, como reconoció ante el directorio de AFE, Carlos León, gerente de Infraestructura de la empresa y representante del ente en la comisión que estudió las propuestas. León también había señalado que la oferta de Acciona afectaba menos a la operativa ferroviaria que la de Vía Central porque suponía la realización de trabajos nocturnos.

Acciona ayer no hizo comentarios. En una carta que le hizo llegar el pasado 27 de setiembre al presidente Tabaré Vázquez, la empresa española señaló que Uruguay "ha elegido la oferta más costosa y peor valorada técnicamente perjudicando así el interés colectivo y el erario público".

En la misiva Acciona también recordaba que su oferta técnica recibió 7 puntos más que la de su competidora, por lo que reclamaba "la readmisión a la licitación" y reiteraba que no es admisible el argumento que dio el gobierno para descalificarla, que fue que no había acreditado el respaldo de su casa matriz a su oferta.

El proyecto del Ferrocarril Central tiene una inversión inicial estimada en US$ 825 millones y se ejecutará mediante la modalidad de participación público-privada (PPP), con un esquema de financiamiento, diseño, construcción, rehabilitación y mantenimiento por parte de un inversor privado durante un plazo de 18 años. El gobierno le da prioridad a las obras que generan preocupación en algunos barrios montevideanos por el incremento del tráfico ferroviario que será su consecuencia.

Saceem busca fondos.

El director de Saceem, Alejandro Ruibal, recibió la noticia de la decisión del tribunal vía WhatsApp en París. El representante del consorcio ganador está allí trabajando en la estructuración del financiamiento, consiguiendo los capitales necesarios para iniciar la obra.

"Recibí la noticia con mucho agrado, pero por sobre todo con mucha tranquilidad de que estábamos haciendo las cosas bien. Esto ratifica nuestro compromiso y nuestro trabajo con seriedad", dijo en conversación con El País.

Ruibal comentó que las empresas que integran el consorcio adjudicatario trabajan intensamente en varios países al mismo tiempo para estructurar todo el plan financiero. "Nos falta la adjudicación provisional que notifica el Ministerio de Transporte, que es nuestro cliente. Y después de eso corren 90 días para tener la adjudicación definitiva", explicó.

Sobre los vaivenes económicos en la región y las amenazas al "investment grade" ("grado inversor") —que de perderse provocará un aumento en las tasas de interés que pagará el Estado por las emisiones de deuda pública y las empresas privadas por los créditos que tomen— el directivo de Saceem explicó que por el momento no están observando dificultades.

"No estamos viendo ese riesgo. Hay un apetito muy bueno por el proyecto y muchos inversores interesados. Esto ocurre por la alta credibilidad del país y lo sólido del proyecto", comentó Ruibal.

Las obras apuntan a que los trenes pueden correr más rápido y en condiciones más seguras. Traerán pasta de celulosa desde la nueva planta de UPM hasta el puerto de Montevideo pero también serán utilizados para otras mercaderías.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)