RELACIONES POLÍTICAS

El pedido de Lacalle Pou a Carolina Ache luego de su diferendo con Bustillo

La relación entre el canciller uruguayo y la subsecretaria ha tenido momentos de tensión en el año que llevan trabajando juntos.

Bustillo, Lacalle, Peña y Ache en la sede de masonería. Foto: Pablo S. Fernández
Bustillo, Lacalle, Peña y Ache en la sede de masonería. Foto: Pablo S. Fernández

La relación entre el canciller Francisco Bustillo y la subsecretaria Carolina Ache, atravesó un pequeño episodio de tensión el sábado, cuando luego de una entrevista televisiva que el ministro dio en Subrayado, la número dos de la cartera lo cuestionó públicamente en Twitter por hablar del “gobierno blanco” en un pasaje de la nota.

Dirigentes del Partido Colorado, que es el que aportó más votos a la coalición, se sintieron molestos con los dichos de Bustillo. Y Ache salió al momento de la entrevista a cuestionar lo expresado por Bustillo: “Gobierno de coalición”, escribió, corrigiendo a Bustillo.

Sus dichos fueron replicados por varios dirigentes colorados mostrando un enojo mayor. El senador Germán Coutinho fue uno de los que lo manifestó de manera más discrepante, y fuentes coloradas explicaron a El País que se debe a una relación tirante entre el senador y el canciller.

El tema fue analizado en el seno del Partido Colorado, donde entendieron que estaba bien salir a corregir al canciller. Sin embargo, valoraron que eso no debía correr por cuenta de la subsecretaría Ache, ya que es quien trabaja directamente con el ministro Bustillo.

Incluso el asunto llegó al presidente Luis Lacalle Pou, quien entendió que había sido un error de expresión.

Bustillo y Ache concurrieron juntos el lunes a la sede de la masonería para participar del 165 aniversario de la Gran Logia. Allí recibieron un pedido del jefe de Estado, a modo de saldar el diferendo entre el blanco y la colorada.

Lacalle estaba conversando con Adrián Peña, referente de Ciudadanos, cuando visualizó a Ache detrás de él y la saludó. “¿Cómo andas? ¿Todo bien?”, le preguntó. Ella inmediatamente miró a Bustillo, que estaba a su lado. Entre risas, el canciller le hizo un gesto con el dedo índice como diciendo: “Ojito”. Lacalle se rió y, como queriendo descontracturar, dijo “¡Bueno, todos acá!”, en evidente alusión a la presencia de ambos a pesar del desencuentro. Y Bustillo le dio un abrazo a Ache. Entonces le dijo a Peña: “Ahora, si lo interpelan a él (señalando a Bustillo), ella va a defenderlo también”. “Por supuesto”, se apuró a responder Peña. “¿Cómo no? Como corresponde”, dijo la subsecretaria. El presidente continuó con la broma aclarando que debería estar “en primera fila”. El episodio se terminó de descomprimir con las palabras de Peña: “Al final, quedamos tan enredados que no sabemos quién es quién”.

La relación entre Bustillo y Ache ha tenido momentos de tensión en el año que llevan trabajando juntos. Ache les manifestó a sus compañeros colorados que sentía que Bustillo no le daba responsabilidades en la Cancillería. Ese diferendo quedó atrás luego de una reunión entre ambos jerarcas. A fines de mayo pasado Ache viajó a Rusia representando a Uruguay.

Ahora, Bustillo tiene prevista una reunión con Peña la semana que viene.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados