Campaña electoral

IMM ya retiró “decenas de kilos” de carteles políticos

Una montaña de afiches crece en un depósito municipal

Foto: Fernando Ponzetto
Los carteles se acumulan en un depósito municipal. Foto: Fernando Ponzetto

Es uno de esos amplios salones del Palacio Municipal, de techos altos y ventiladores que giran sin parar. Las ventanas están abiertas pero aún así no corre mucho aire en esta oficina en el primer piso del edificio. En un rincón un funcionario almuerza tranquilo y toma agua de una botella de plástico. En el otro, dos carros de supermercado están repletos de cartelitos de cartonplast, de esos que crecen como hongos cada campaña electoral y que los partidos políticos todavía no están habilitados para colgar en las columnas. Pero igual lo hacen.

“Estos son los que llegaron hoy”, dice a El País un encargado de la Inspección General de la Intendencia de Montevideo (IMM) y señala los afiches. Arriba de todo se ve uno de la lista 88600 del colorado Ernesto Talvi y otro de la lista 2000 del sector Batllistas del expresidente Julio María Sanguinetti.

Cada día, un equipo de inspectores sale a “trillar” las calles y retira los carteles y pasacalles que se encuentran en situación irregular. El problema, dice uno de los funcionarios, es que los partidos “los reponen rápido”. Y entonces invita a ver el depósito donde tienen guardados todos los carteles retirados durante las últimas semanas.

Hasta el 1° de marzo los partidos no pueden colgar nada. Con las pinturas no hay regulación. Foto: Francisco Flores
Hasta el 1° de marzo los partidos no pueden colgar nada. Con las pintadas no hay regulación. Foto: Francisco Flores

Mauricio, el empleado que comía tranquilo en su escritorio, interrumpe su almuerzo y hace de guía por los laberínticos pasillos municipales. Sale del Palacio, cruza la calle Soriano, entra al edificio Anexo, baja un piso y entra a un subsuelo repleto de autos donde, tras abrir una reja, se accede al depósito. Allí hay una montaña de cartelitos. Por ahí, entre latas de cervezas decomisadas y un escudo de Nacional, se ve la cara del precandidato frenteamplista Mario Bergara en un arrugado pasacalle, unos cuantos afiches del también frenteamplista Óscar Andrade y varios de Sanguinetti y Talvi.

La IMM ha levantado en los últimos meses “decenas de kilos” de carteles y pasacalles colocados fuera de plazo, explica el prosecretario general Christian Di Candia. ¿Por qué? El artículo D 2.399 del Digesto Departamental establece que solo se autoriza la propaganda con carteles colgantes en los 120 días anteriores a una elección. Desde el 1° de marzo los partidos podrán colgar los afiches si cumplen con las condiciones establecidas en la normativa, lo que implica -por ejemplo- que no se pueden poner en avenidas como 18 de Julio y la peatonal Sarandí. Tampoco se pueden pegar en contenedores, árboles o en el alumbrado.

Di Candia se apura a aclarar que “todos los partidos han incumplido y todos tienen candidatos que cumplen perfectamente”, pero “hay sectores que siempre se cortan solos”.

El 10 de agosto pasado hubo una primera reunión de las autoridades de la IMM con todos los partidos y allí les plantearon que serían firmes con la fiscalización. Les pidieron que dieran el ejemplo. Como hubo claros incumplimientos, hace algunas semanas los partidos volvieron a ser notificados por carta y correo electrónico. La novedad, dice Di Candia, es que este año no se devolverán los carteles, algo que sí se hacía antes y muchas veces los volvían a colgar. Salvo que paguen una multa de cuatro unidades reajustables por cartel, $ 4.396.

¿Y qué propaganda sí es legal? Todos los avisos pagos en la vía pública. Ya hay varios candidatos que tienen sus publicidades en la calle, como Daniel Martínez, Luis Lacalle Pou, Verónica Alonso y Edgardo Novick, por ejemplo.

Por fuera del marco legal están los grafitis, como los que aparecieron este verano en paradas de la ruta Interbalnearia, con pintadas de Carolina Cosse, Bergara y Andrade. Mientras que en Internet no hay regulación, en televisión, radio y prensa recién pueden arrancar los avisos 40 días antes de las internas. Por eso, la Corte Electoral observó a Juan Sartori y a Novick por violar la ley sobre publicidad electoral.

Los carteles que la IMM nunca sacó

La inconfundible sonrisa del intendente de Montevideo Daniel Martínez se ve desde lejos en varios cartelitos de cartonplast que están colocados desde hace ya cinco años en la calle Rafael Pastoriza, en pleno Pocitos. “Quedan sueños por cumplir”, dicen los avisos del Partido Socialista y abajo se lee “Tabaré”. Los carteles no fueron quitados por el sector ni por la propia intendencia que Martínez dirige.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)