POLÍTICA

En el Frente marcaron diferencias con Layera

Evaluaron que sus declaraciones fueron “desafortunadas”.

Layera: fue convocado al Parlamento. Foto: Fernando Ponzetto
Layera: fue convocado al Parlamento. Foto: Fernando Ponzetto

El informe que brindó ayer el presidente del Frente Amplio Javier Miranda a la Mesa Política no evadió uno de los principales temas de la semana: las declaraciones del director de Policía Mario Layera. Diferentes sectores y bases reconocieron que las mismas son entre "desafortunadas" y "lamentables".

Layera sostuvo que el futuro en materia de delincuencia en Uruguay es el de "un escenario como El Salvador o Guatemala". En entrevista con El Observador, dijo que "el Estado se verá superado, la gente de poder económico creará su propia respuesta de seguridad privada, barrios enteros quedarán cerrados con ingreso controlado y el Estado disminuirá su poder ante organizaciones pandilleras que vivan de los demás cobrando peaje para todo".

Éstos son básicamente los conceptos de Layera que más rechazo generaron a la interna del oficialismo. Las bases, el Partido Comunista, la Vertiente Artiguista y otros sectores se encargaron de tomar distancia de las polémicas apreciaciones que se consideran, al menos, "exageradas".

Casa Grande, sector de la senadora Constanza Moreira, llegó a pedir la remoción de Layera, algo que ni siquiera fue considerado por las autoridades del Ministerio del Interior. Ayer, no se insistió en esta línea, pero varios grupos coincidieron en que si bien hay cosas que afirmó Layera que son "ciertas", algunas de sus conclusiones no son compartibles.

Por ejemplo, no hay acuerdo para que toda la información del Ministerio de Desarrollo Social se abra al Ministerio del Interior. Tampoco hay coincidencia en los cuestionamientos de Layera a la forma en que la Fiscalía está aplicando el nuevo Código del Proceso Penal.

Aunque ayer se marcaron profundas diferencias con el director de Policía, dentro del Frente Amplio también se expresó preocupación por la situación de la seguridad y el aumento de los homicidios, registrado en los últimos meses.

Cortocircuito.

El Partido Comunista fue uno de los primeros sectores en contestar a Layera. El secretario general del sector y senador Juan Castillo cuestionó la "falta de códigos" del director de Policía y aseguró no entender el objetivo de sus declaraciones. Así, el grupo salió en defensa de la ministra de Desarrollo Social Marina Arismendi, a quien se la acusó de no brindar toda la información necesaria al Ministerio del Interior para mejorar la eficacia a nivel policial.

Tanto comunistas como integrantes de la Lista 711, que encabeza el exvicepresidente Raúl Sendic, solicitaron que las declaraciones de Layera fueran abordadas a la interna de la coalición. Es decir, tanto en la Mesa Política como en la bancada de Diputados.

En medio de la polémica, el subsecretario de Interior Jorge Vázquez respaldó a Layera en sus apreciaciones. Por su parte, el portavoz del Ministerio del Interior Fernando Gil escribió una larga pieza en su blog en defensa de Layera, aunque también le deslizó alguna crítica. "Lo dicho por Layera alineó a la fuerza policial, eso habla de liderazgo, condición que debe ostentar el primer policía del país para dirigir la fuerza encargada de dar batalla contra la delincuencia. Quizás el método no fue el más indicado, pero seguramente haya un antes y un después", escribió Gil.

Plantearon "autoexclusión" de los que no respetan disciplina

El director de Policía Mario Layera no fue el único en ser criticado ayer en la sesión de la Mesa Política del Frente Amplio. El diputado "rebelde" Darío Pérez (Liga Federal) recibió una lluvia de cuestionamientos al negarse a votar el impuesto a los retirados militares, dijeron a El País participantes de la reunión.

El Partido por la Victoria del Pueblo (PVP) anunció que en los próximos días analizará la posibilidad de solicitar formalmente que el caso sea elevado al Tribunal de Conducta. En tanto, el delegado de la Vertiente Artiguista Daoiz Uriarte planteó que a futuro se debería analizar si un legislador no se "autoexcluye" de la fuerza política cuando vota en contra de las decisiones de su partido y de su gobierno, tal como sucedió en el caso de Pérez. La "autoexclusión" implicaría que el diputado o senador quedaría impedido de integrar una lista bajo el lema del Frente Amplio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)