REPERCUSIONES

La carta de una diputada argentina en apoyo a Lacalle tras cruce con Alberto Fernández

"No podemos colaborar con silencio a verborragias de destrato que un mandatario, sea quien fuere, realice dañando esa hermandad", sostuvo María Lucila Lehmann.

María Lucila Lehmann
María Lucila Lehmann

María Lucila Lehmann, diputada argentina por la coalición Juntos por el Cambio, publicó una carta dirigida a todos los uruguayos y puntualmente al presidente Luis Lacalle Pou, luego del cruce que tuvo con su par Alberto Fernández el viernes pasado en la Cumbre del Mercosur.

La legisladora se solidarizó con el jefe de Estado uruguayo y expresó: "En raras ocasiones la voz de un presidente, sea del país que sea, expresa el sentir de la totalidad de un pueblo. Afortunadamente, las expresiones del presidente argentino Alberto Fernández en la última Cumbre de presidentes del Mercosur, no encuadran dentro de esas raras ocasiones", puntualizó.

El pasado viernes Lacalle Pou dijo que el Mercosur no puede ser "un lastre" y Fernández contestó que "lo más fácil es bajarse del barco si es que esa carga pesa mucho".

Según Lehmann, tras este hecho, se sintió en "la obligación" de expresarse. "No podemos colaborar con silencio a verborragias de destrato que un mandatario, sea quien fuere, realice dañando esa hermandad", sostuvo.

"La baja popularidad de la que goza el presidente Fernández en nuestro país dada la pobre performance en materia económica, social y sanitaria es parámetro suficiente para entender el peso relativo de sus dichos en la ciudadanía argentina", agregó.

"Como vocal de la Comisión de Mercosur en la Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina y como Presidente del Grupo Parlamentario de Amistad con Uruguay, soy consciente de las dificultades en materia económica que el actual esquema del bloque plantea a sus miembros y entiendo la necesidad de flexibilizar algunas normas en pos de mejores beneficios", sumó.

La diputada subrayó que "el Mercosur debe ser un coro perfecto de expresión hacia el mundo" y agregó: "Para ello, debemos dar los debates internos de forma sana, respetuosa y consciente de la hermandad que nos vincula". "Esa hermandad es incluso el rasgo más característico que tiene nuestro bloque. Una unión cultural e histórica que no tiene igual en el resto del mundo. Por eso estamos llamados a defenderla", comentó.

"Desde la representación que me toca, saludo fraternalmente al gobierno uruguayo y por su intermedio, a toda la ciudadanía de esta hermana república y ruego a toda la clase dirigente de ambos lados del charco como también del resto del bloque, tener presente que no existe nada más circunstancial que los mandatos y por eso, todas las pasiones deben dejarse de lado al momento de abordar el futuro del Mercosur. Su espíritu, su historia, sus pueblos, son por lejos, mucho más grandes que cualquiera de sus dirigentes", finalizó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados