OPERATIVO

Un fusil de asalto, rifle, pistola y municiones: hallan un arsenal clandestino en el Cerrito

En el operativo fueron encontrados también chalecos antibalas de la Policía. Dos personas se encuentran detenidas y a disposición de la Justicia.

Un fusil de asalto moderno. Foto: Archivo El País
Un fusil de asalto moderno. Foto: Archivo El País

Antiguamente, los cronistas policiales denominaban “berretín” a los arsenales clandestinos de las bandas. Hace 30 años, los “berretines” hallados por la Policía en Montevideo estaban compuestos por viejos revólveres calibre 22, 32 y 38 y algún Mauser o Remington semioxidado. Encontrar un fusil de asalto era casi impensable.

Más acá en el tiempo, con el trasiego de armas de Argentina, la Policía comenzó a ver dentro de casas de delincuentes viejas ametralladoras Thompson -similares a las películas de gángsters de Chicago- con la cámara de balas redonda debajo del caño y pistolas 9 milímetros.

En un procedimiento realizado ayer en el barrio Cerrito por parte de efectivos la Dirección de Narcóticos, dependiente de la División de Investigaciones, se encontró escondidos dentro de cámaras de Antel un fusil de asalto, un rifle calibre 22, una pistola calibre 9 milímetros, dos chalecos antibalas de la Policía y un par de esposas. En unas raíces de árboles, los policías encontraron, además, 500 municiones de calibres 9 milímetros, 45 y 3.57. Tras un allanamiento realizado en una casa ubicada en la calle Francisco Plá, los policías detuvieron a dos personas. Los sospechosos fueron derivados ayer al Juzgado Penal para realizar el control de la detención.

Incautación de pasta base.

En un control realizado en la Ruta 5 a la altura del peaje Mendoza, efectivos de las direcciones de Narcóticos y de Hechos Complejos, incautaron siete kilos de pasta base. Los traficantes, al avistar el control policial, abandonaron el auto BMW y se dieron a la fuga. En la noche de ayer, los policías continuaban patrullando los campos para dar con los traficantes. También actuó la Guardia Republicana y la Policía de Florida.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados