Delta del Tigre

Allanaron por error casa de hija de víctima de homicidio

El operativo ocurrió en Delta del Tigre mientras daban sepultura a la mujer.

Decenas de amigos y familiares participaron del acto del sepelio. Foto. F. Ponzetto
Decenas de amigos y familiares participaron del acto del sepelio. Foto. F. Ponzetto

El feroz crimen contra Ivonne González (52) golpeó muy fuerte a los vecinos de Delta del Tigre (San José). Decenas de ellos se concentraron a la hora 16:00 de ayer para despedir a la comerciante en el cementerio de Playa Pascual.

En la mañana del martes, tres delincuentes ingresaron a realizar una rapiña a una sucursal de Red Pagos que funciona en el supermercado Terranova de Delta del Tigre.

Al mismo tiempo que el féretro ingresaba a la necrópolis, un grupo de policías tiraban la puerta de la casa donde viven la hija y el yerno de la mujer asesinada. Los uniformados tenían la orden de allanar la vivienda y capturar al joven. Llevaban el rostro cubierto y se presentaron fuertemente armados.

La orden decía “huellas” y ordenaba su conducción a la Fiscalía. Esas huellas estaban en la vitrina de la carnicería del supermercado porque el joven trabaja en ese lugar.

Foto: Fernando Ponzetto
Foto: Fernando Ponzetto

“Nos dicen que encontraron huellas de mi novio en la vitrina de la carnicería. Mi novio trabaja allí como carnicero y fue él mismo quien levantó a mi madre muerta cuando se la llevaron al sanatorio”, dijo en la tarde de ayer Camila Torres, hija de la comerciante, cuando ya todo se había aclarado.

El allanamiento se realizó “sin explicación alguna, fue mandado por la Fiscalía de Libertad”, aseguró la joven.

“La casa quedó destruida, rompieron la reja y revolvieron todo. Mi padre volvía del sepelio cuando se encontró con esto, yo no quise ir porque estaba cansada”, agregó.

Tras percatarse del error, el comisario de la zona y el director de Seguridad de la Jefatura de San José se presentaron en el lugar y pidieron disculpas a la familia de la víctima.

La pareja no podía creer que en el medio del duelo allanaran su vivienda. Foto: F. Ponzetto
La pareja no podía creer que en el medio del duelo allanaran su vivienda. Foto: F. Ponzetto

Indicios.

Por su parte, Ana Buffa, fiscal adscripta de Libertad, informó a El País que en el correr de la jornada se realizaron cuatro allanamientos en el marco de la investigación en diferentes lugares. “Todo en base a elementos e indicios aportados de la investigación. Información que ha sido aportada a la Fiscalía por la Policía Científica”, agregó.

“Los allanamientos fueron todos correctos”, indicó la fiscal y agregó que ninguno “fue un error”. Sin embargo, explicó que “la Fiscalía desconocía al momento de solicitar la orden de allanamiento” que la persona que “se estaba indagando tenía un vínculo laboral con la fallecida y además una relación de pareja con la hija”, aseguró.

Pos su parte, el jefe de Policía de San José, William Martínez, explicó que se hicieron tres allanamientos infructuosos en el correr de la mañana y a la hora 13:30 la Policía Científica confirmó “la identificación positiva de uno de los cuatro rastros parciales levantados desde la escena del hecho”.

La Policía habló con la fiscal para “tramitar ante la Justicia una orden de allanamiento para confirmar o descartar a esa persona con el hecho que estamos investigando”, dijo.

Arreglos: la Jefatura pagó los gastos. Foto. Fernando Ponzetto
Arreglos: la Jefatura pagó los gastos. Foto. Fernando Ponzetto

Aseguró que hasta el momento del allanamiento no se conocía el vínculo de la persona buscada con la familia de la víctima. Durante las pericias posteriores al crimen el joven no fue identificado.

“Ante la urgencia de entrevistar a quienes tuvieran algo para aportar y no perder tiempo, no se lo identificó”, dijo.

Martínez explicó que la prioridad es aclarar cuanto antes el delito. “Para descartar o confirmar hay tiempo, el trabajo de inteligencia que pudimos haber desarrollado, para ver quien vivía ahí, nos podría haber desbaratado el procedimiento si hubiese resultado involucrado en el hecho”, señaló.

“Todo el mundo actuó de buena fe. Si alguien cataloga lo ocurrido como un error, es un error con las ganas de trabajar y de esclarecer el delito cuanto antes y llevarle tranquilidad a esa familia. El propio esposo de la víctima, luego del primer momento, lo entendió y aceptó nuestras disculpas. Asumimos el costo de reparar lo que se dañó para entrar a la casa”, indicó el jefe Martínez.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)