La refinería de La Teja contamina como una ciudad de 18.000 habitantes

IMM acusa a Ancap de ser contaminadora "contumaz"

A lo largo de los últimos años, la Intendencia de Montevideo ha multado en reiteradas oportunidades a Ancap por la contaminación de su refinería de La Teja y su planta de La Tablada. Según el digesto municipal, la multa más alta que puede aplicar la comuna es de 350 UR ($ 290.000), aunque las sanciones en general han sido por montos inferiores.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El año pasado la IMM le exigió a Ancap que cesara el vertido de tóxicos a la bahía de Montevideo.

El dinero sale de los impuestos que pagan los ciudadanos y pasa de un organismo público a otro. Tal vez por eso nadie ha frenado la contaminación.

A fines del año pasado la Intendencia le exigió a Ancap que cesara el vertido de sustancias tóxicas a la bahía de Montevideo, bajo apercibimiento de clausura. Un reciente informe técnico de la comuna confirma un panorama preocupante: cada día, la refinería de La Teja contamina como una ciudad de 18.000 habitantes.

Tras las últimas sanciones aplicadas a Ancap, que para efectivizarse necesitan de la anuencia de la Junta Departamental de Montevideo, el edil nacionalista Javier Barrios Bove envió un pedido de informes a la Intendencia. En la respuesta que recibió, la comuna indica algo ya informado: "todos los días, el efluente residual (de la refinería) descarga a la Bahía de Montevideo, 40 kilos de hidrocarburos totales, 64 kilos de fenoles, 70 kilos de sulfuros y 87 kilos de nitrógeno amoniacal".

"En este año 2015 se propuso una multa de 350 UR (…). Se reiteran los motivos por incumplimientos en los límites de vertimiento a curso de agua, sumado al hecho de que se ha constatado el mal funcionamiento y operación de las antiguas unidades de tratamiento con que cuenta la empresa", señala el informe firmado por el responsable de la Unidad de Efluentes Industriales de la IMM, Hernán Méndez, y por la directora del Servicio de Evaluación de la Calidad y Control Ambiental, Gabriella Feola.

"La empresa no presenta alternativas para mitigar el impacto ambiental y tampoco disminuir los caudales y cargas contaminantes que recibe de otros procesos que no se realizan en la refinería pero que continúan recibiendo y vertiendo en las precarias unidades que hoy tiene la planta de tratamiento de la refinería", agrega el documento, fechado el 24 de septiembre. La Intendencia ya había señalado que "se continúa reiterando la situación constatada desde hace ya varios años, en cuanto al incumplimiento contumaz de la normativa para el vertimiento a curso de agua del efluente generado en la refinería de Ancap La Teja".

El edil Barrios Bove considera esta situación inconcebible: "Las multas, además de ser por montos irrisorios para la magnitud del problema, las pagan los vecinos con sus impuestos, los mismos que son afectados por la contaminación. Se trata solamente de un trasiego de fondos públicos de un organismo estatal a otro", indicó.

Una ciudad.

El informe de los técnicos de la Intendencia dice que Ancap "desde hace dos años debería tener operativa la nueva Planta de Tratamiento de Efluentes" (PTE) aprobada por Dinama. "Al día de hoy no existe plazo definido para la culminación de las obras y el comienzo de operación de la nueva PTE. De acuerdo a información aportada por Ancap, al presente se encuentran en proceso de licitación de una empresa constructora", agrega.

El documento reitera algo que la comuna viene diciendo desde hace algún tiempo: que la refinería aporta diariamente una carga orgánica equivalente a una población de 18.000 habitantes. Y agrega: "se estima un caudal vertido al arroyo Pantanoso de 14,5 m3/día, con un aporte de carga orgánica de 27,3 kg de DBO/día, lo que expresado en habitantes equivalentes corresponde a 600 personas".

La Demanda Biológica de Oxígeno (DBO) es un parámetro indispensable cuando se necesita determinar el estado o la calidad del agua de ríos, lagos, lagunas o efluentes.

En este sentido, los técnicos de la Intendencia advierten que a partir del año 2010 "el 100% de las muestras no cumplieron con el límite para el parámetro Demanda Biológica de Oxígeno" y que a partir de 2014, "el 50% de las muestras no cumplieron con el límite para el parámetro Grasas y Aceites".

La Tablada.

Como diera cuenta El País, la Intendencia también resolvió hace poco multar otra vez a la petrolera estatal por "reiterados incumplimientos" a la ordenanza de disposición final de aguas residuales en su planta de La Tablada.

La nueva multa por la contaminación en La Tablada fue por 240 Unidades Reajustables ($ 200.000). Según Ancap, nuevos equipos de tratamiento importados de Japón permitirán mejorar la operativa de la planta.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados