COMISIÓN INVESTIGADORA SOBRE ANCAP

Coya dice que no renunciará

En el primer semestre Ancap perdió US$ 165 millones, dijo su presidente.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
José Coya

El presidente de Ancap, José Coya, situó en US$ 165 millones el déficit de Ancap en el primer semestre de 2015, pero evitó estimar en cuánto terminará finalmente el año. En cambio, el director de Ancap en representación de la oposición, Diego Labat, reiteró ayer ante la comisión investigadora del Senado que el déficit superará ampliamente los US$ 200 millones al cierre del ejercicio.

Coya reconoció que Ancap "necesita un cambio integral", pero dijo que no renunciará. "Hay un ciclo de gestión que se acaba y que hay que comenzar a cambiar. Hay que revertir la situación del negocio del cemento", puso como ejemplo tras participar por varias horas en la comisión investigadora de Ancap en el Senado.

"Nunca pensé en renunciar. Hablo de una reestructura a nivel organizacional y eso está en manos del presidente de la República", aclaró.

La semana pasada el presidente Tabaré Vázquez anunció la capitalización de Ancap (será por unos US$ 750 millones) y dijo que no le temblará la mano si tiene que remover directores y gerentes.

Las pérdidas.

Durante la comparecencia ante la comisión del Senado, Coya se negó a estimar cuánto será el déficit de 2015 antes que termine el año, pero entregó un dato nuevo: en los primeros seis meses Ancap contabilizó pérdidas por US$ 165 millones.

"La proyección del déficit al primer semestre la hicimos en mayo de este año cuando el dólar estaba previsto en $ 27,50 o $ 28 para fin de año. Y hoy está en $ 30. Por eso el resultado va a ser muy superior a los US$ 50 millones que la ministra de Industria dijo en su momento. Son US$ 165 millones de déficit en el primer semestre pero sin contemplar la cancelación con Pdvsa que es beneficiosa para Ancap en unos US$ 60 o US$ 70 millones", explicó el presidente de la petrolera.

Labat, por su lado, informó a los senadores que la relación deuda/pasivo en Ancap es de 10 a 1, lo que valoró como "inaceptable", cuando lo normal para una empresa es de 1 a 1. Según el director de la oposición, Ancap necesita "urgentemente" entre US$ 800 millones y US$ 1.000 millones.

Coya, apoyado por Hubert Arbildi, el gerente de Servicios Compartidos de Ancap y quien tiene a su cargo específicamente la gerencia Económico-Financiera, dijo que los caminos son dos: la capitalización o la condonación, o una mezcla de ambas fórmulas.

"Ancap le debe a Economía alrededor de US$ 580 millones, en UI. Hay un reperfilamiento de la deuda de corto plazo que es necesario hacer", subrayó.

Coya cuestionó el proceder del ministro de Economía, Danilo Astori, como lo había hecho esta semana el vicepresidente Raúl Sendic, al afirmar que él le reclamó al ministro los costos operativos que no se reconocían para fijar los aumentos salariales en las estaciones de servicios.

Coya anunció que a partir de mayo próximo aplicará un plan para reducir el déficit basado en tres elementos: una mejora general en la gestión, la reinstalación del puesto de gerente financiero dentro del área de Servicios Compartidos (ya se hizo un llamado público a través del Libro de los Clasificados de El País para cubrir el puesto), y una nueva relación con Economía para fijar el precio de los combustibles.

Coya explicó que la deuda de la empresa es de US$ 1.400 millones. El 53% está en dólares y el restante 47% en Unidades Indexadas (UI).

Consultado acerca de que del trabajo de la investigadora podrían surgir elementos que derivaran en un envío del expediente a la Justicia, dijo: "Estamos dispuestos a ir a la Justicia y a donde sea". Y luego agregó que en Ancap "no ha habido ninguna irregularidad probada hasta ahora. Incluso quiero decir con toda claridad que la única irregularidad comprobada en esta comisión fue la filtración de una sesión secreta que salió de la comisión y fue publicada por el diario El País, sabiendo que era secreta. La única irregularidad hasta hoy es esa".

En esa sesión a la que se refiere Coya, Ancap reveló que ofreció entre US$ 3 millones y US$ 5 millones a la empresa Exor para evitar un juicio porque no pudo actuar como intermediaria en un acuerdo con la venezolana Pdvsa como tenía acordado. Exor es representada en Uruguay por Alejandro Steineck, electo diputado suplente en 2005 por el Frente Amplio.

Si bien en la comisión investigadora el jefe de Jurídica de Ancap, Leonardo Bianchi, había pedido "pasar a sesión secreta" porque iba a divulgar detalles de la estrategia ante la demanda de la intermediaria Exor, por error, sus palabras fueron recogidas en la versión taquigráfica que se hizo pública.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados