Realeza

¿Cuáles fueron las entrevistas más incómodas de la familia real británica?

A pesar de los exigentes protocolos algunos integrantes de la familia se han salido de las casillas. Aquí te contamos quiénes y en qué contexto. 

La duquesa de Sussex y la duquesa de Cambridge.
La duquesa de Sussex y la duquesa de Cambridge.

Aunque ya ha pasado un mes desde la polémica entrevista que dieron los duques de Sussex, Meghan Markle y el príncipe Harry, a la periodista norteamericana Oprah Winfrey, muchos siguen alarmados por sus respuestas.

Dentro de las controvertidas afirmaciones que hicieron durante el programa, se habló sobre el comportamiento personal y los comentarios de algunos miembros de la familia real, los cuales motivaron a la pareja a alejarse y dejar de ser miembros activos de la monarquía británica.

Pero esta no ha sido la única entrevista que ha puesto en apuros a la familia más importante del Reino Unido. ¡Mirá!

“Lo que sea que eso signifique”

En 1981 un periodista londinense les preguntó al príncipe Carlos y a Diana, princesa de Gales, si estaban enamorados. Diana respondió rápidamente con un "¡por supuesto!", mientras el príncipe dijo “lo que sea que eso signifique”.

El engaño de Carlos

Durante una entrevista con ‘The mail on Sunday’, en 2017, Camila Parker, duquesa de Cornualles, recordó la época en la que mantenía una relación con el príncipe Carlos mientras él aún estaba casado con Diana.

“Fue horrendo. Fueron unos tiempos profundamente desgarradores que no le desearía ni a mi peor enemigo. No habría sobrevivido sin mi familia”, dijo sobre el acoso de la prensa.

¡Ohhhh, sí!

En ‘E! Online' se menciona que durante el Foro de la Fundación Real en Londres, en el 2018, se desarrolló la primera entrevista grupal con los príncipes y sus esposas. En el espacio estuvieron presentes tanto Harry y Meghan, como William y Kate.

Una de las periodistas les preguntó si en algún momento han llegado a estar en desacuerdo en alguna cosa, la respuesta de William fue una carcajada antes de contestar: "¡Ohhhh sí!".

La respuesta, aparentemente, molestó a Harry, quien después agregó de manera complementaria: “desacuerdos saludables”, puntualizó mientras su esposa tomaba su mano en señal de calma.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados