LA CLAVE

Castigo al mensajero

¡Era hora! Si hay algo vergonzoso que se da en la esfera pública, y así ha pasado no una sino varias veces, es que frente a los fun-cionarios que denuncian irregularidades, la reacción de las autoridades es castigarlos a ellos. Y no a los infractores. Nuevamente Susana Muñiz, presidenta de ASSE, es ejemplo de ello. Tras recibir advertencias sobre lo que ocurría en el Hospital de Ojos y su directora, las empleadas denunciantes fueron penalizadas. Ahora la noticia es que están viendo de rever esas sanciones...

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos