UN COMIENZO COMPLICADO

Cien días de logros y fracasos

Donald Trump recupera empleos, le frenan decretos migratorios y juega fuerte en el mundo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Donald Trump muestra el decreto antiinmigración presentado a principios de año. Foto: AFP.

“Este país pide acción, acción ahora”, proclamó Franklin D. Roosevelt en 1933, cuando Estados Unidos estaba estremecido por la Gran Depresión. En 100 días, dio un nuevo rumbo al país, y logró la aprobación de 76 leyes. La marca de 100 días quedó hasta ahora como medida de lo que logra un presidente. Donald Trump cumple 100 días en la Casa Blanca.

1

A lo largo de la intensa campaña electoral, Donald Trump prometió "traer de vuelta los empleos a Estados Unidos". Afirmó que no es posible que las empresas estadounidenses se lleven las líneas de producción a México y países de Asia. Reconoció que, en parte, se debe a la carga impositiva. Actuó de inmediato. Acostumbrado al mundo de los negocios, llamó por teléfono a los jerarcas de Carrier y United Tech-nologies y logró que 1.100 empleos no fueran transferidos a México. Los trabajadores se lo agradecieron, pero varios medios de comunicación lo cuestionaron y dijeron que solo salvó 730 puestos de trabajo. Más allá de las cifras, se ocupó del problema desde antes de asumir. La Casa Blanca informa que en febrero, el primer mes completo de la nueva administración, la economía de Estados Unidos creó 235.000 empleos y que la tasa de desocupación bajó al 4,7%. Asimismo, destaca que la Asociación Nacional de Industrias Manufactureras expresa la perspectiva más optimista en 20 años.

2

Una de las grandes promesas electorales de Trump fue dar seguridad a las fronteras de Estados Unidos para impedir el ingreso de extranjeros por vía ilegal, y por sobre todo de terroristas, así como combatir el tráfico de drogas. El asesinato de Kate Steinle, de 32 años, cuando paseaba junto a su padre por un muelle en San Francisco, en julio de 2015, — cometido por un mexicano que ingresó violando las leyes y fue deportado cinco veces— es uno de los casos que impulsa al presidente Trump a tomar medidas para proteger a los estadounidenses. El gobernante ha enfatizado que da la bienvenida a los inmigrantes legales, pero no a quienes entran y permanecen en Estados Unidos violando las leyes. La tarea le ha sido obstaculizada. Una semana después de asumir, Trump firmó un decreto para prohibir la entrada a Estados Unidos de refugiados y nacionales de siete países de mayoría musulmana (Irán, Irak, Somalia, Sudán, Siria, Yemen y Libia). La puesta en práctica provocó caos en aeropuertos de todo el mundo. El decreto fue bloqueado por un Tribunal de Apelaciones y, por ello, el 6 de marzo, firmó un nuevo decreto para sustituir al anterior y suspender durante 120 días el programa de refugiados y durante 90 la entrada de ciudadanos de Irán, Somalia, Sudán, Yemen y Libia. El segundo decreto también fue bloqueado por la Justicia. Promete llevar el litigio a la Suprema Corte de Justicia. Los grupos defensores de los inmigrantes denuncian que impera la arbitrariedad y el miedo.

3

Como parte de la acción contra la inmigración ilegal, Trump firmó, el 25 de enero, un decreto que ordenaba el corte de fondos federales para los condados y ciudades "santuario", jurisdicciones que se niegan a colaborar con el Gobierno para deportar a extranjeros ilegales o que cometieron delitos. Si bien no llegó a retirar los fondos a esas ciudades, entre las que está Nueva York, un juez de San Francisco bloqueó parte del decreto al argumentar que el presidente carece de poder para asignar recursos federales. Al igual que los otros dos sobre inmigración, este decreto también está en suspenso.

4

La construcción de un muro en los 3.200 kilómetros de la frontera entre Estados Unidos y México, para frenar el tráfico de personas que es parte dramática de la inmigración ilegal y el tráfico de drogas, fue una de las prioridades de su campaña. A lo largo de 1.100 kilómetros de la frontera, ya hay una enorme valla. El 25 de enero, Trump firmó una orden ejecutiva que instruía al Departamento de Seguridad Nacional a tomar "las medidas apropiadas para planificar, diseñar y construir inmediatamente un muro físico a lo largo de la frontera sur". La orden permite abrir a concurso público la construcción para que las empresas presenten sus proyectos. Pese a su insistencia en que México pagará por el muro, Trump enfrenta problemas de financiación y debió retirar una partida de US$ 1.400 millones que estaba en la llamada Resolución Continua referida al presupuesto para tener los votos del Partido Demócrata y evitar que el gobierno se quede sin recursos. Por ahora, el muro se aplaza, pero redujo 64% el ingreso ilegal de extranjeros por esa frontera.

5

El primer gran revés político que sufre es el fracaso del proyecto para derogar y reemplazar la reforma del sistema de salud que impulsó Barack Obama. No fueron los demócratas, sino legisladores conservadores republicanos reunidos en el Freedom Caucus que se negaron a votar el proyecto para sustituir la reforma de Obama porque advirtieron que implantaría un sistema peor que el actual. En realidad, el proyecto fue realizado por el presidente de la Cámara de Representante, Paul Ryan, en quien Trump confió para reemplazar el sistema vigente. Hay negociaciones avanzadas para un nuevo proyecto. El Partido Republicano habló de la derogación del sistema durante seis años y cuando llegó el momento de actuar, mostró posturas discrepantes.

6

Trump tiene entre sus planes —hasta ahora no lo ha presentado— un proyecto con recursos masivos para obras de infraestructura en todo el país. Aunque sorprenda, la superpotencia mundial tiene miles de kilómetros de rutas y puentes en estado de deterioro. En el ámbito político se pensó que presentaría primero ese proyecto porque en términos generales tiene el apoyo del Partido Demócrata, debido a que crea empleos y moviliza no solo a la industria de la construcción, sino también a sus numerosos proveedores, pero hasta ahora no lo hizo y está definiendo la forma de financiamiento.

7

No ha logrado que se apruebe ninguna ley de las que programó. Ha actuado mediante decretos. Eso no le ha impedido acciones fuertes como decidir y comunicar el retiro de Estados Unidos de la asociación comercial transpacífica conocida como TPP. Fuentes: EFE, AFP Y THE NEW YORK TIMES.

Bombardeo en Siria y acción para enfrentar desafío coreano.

Sus críticos dicen que es una contradicción y sus partidarios que es actuar con coherencia. "Desde ahora, será Estados Unidos primero", proclamó Donald Trump y fue el eslogan de su campaña. En sus primeros cien días en la Casa Blanca, ha sorprendido a aliados y enemigos porque ha jugado fuerte en el escenario mundial.

Ha logrado forjar una relación estrecha con el presidente de China Xi Jinping —desistió de acusar a ese país de ser un manipulador de la moneda y de perjudicar a Estados Unidos en el comercio— buscó el acercamiento con la Unión Europea después de haberla criticado, y promueve buenas relaciones con América Latina, con excepción de las fricciones con México por el muro, y con Venezuela, a cuyo gobierno reclama que libere a los presos políticos, restablezca las libertades y llame a elecciones.

El 6 abril, ordenó un ataque con 59 Tomahawk contra una base aérea del régimen de Siria. Su decisión obedeció a que el gobierno encabezado por Bashar Al-Asad asesinó a 86 personas, incluyendo 30 niños, con armas químicas, que se suponía no debía poseer en virtud del acuerdo promovido por Rusia en septiembre de 2013 y del que participa Estados Unidos.

Una semana después, hizo lanzar contra el Estado Islámico en Afganistán la bomba no nuclear más poderosa.

Su otra acción internacional es para frenar la amenaza nuclear del régimen comunista de Corea del Norte. Si bien moviliza una flota hacia las cercanías de ese país, Trump busca una solución negociada a través de China, que está actuando. El líder norcoreano Kim Jong-un sigue amenazando con pruebas nucleares y lanzamientos de cohetes, y busca tener misiles nucleares para atacar a Estados Unidos. Trump considera que si China no logra resultados, actuará por su cuenta.

El otro problema que enfrenta con repercusión mundial es la sombra del papel de Rusia en la elección presidencial estadounidense. El desenlace del controvertido asunto aún parece lejos de resolverse. El escándalo hizo caer al asesor de seguridad Nacional, el general Michael Flynn. El Congreso investiga cuál fue el verdadero rol del Gobierno de Vladimir Putin en las elecciones en las que ganó Trump.

En Twitter

Desde que se instaló en la Casa Blanca, el presidente Donald Trump ha utilizado la red Twitter para adelantar su visión de cuestiones geopolíticas o para ajustar cuentas con Barack Obama o Arnold Schwarzenegger, entre otros. AFP repasó algunos de los mensajes que caracterizaron estos 100 días de Trump en el gobierno.

EE.UU. Primero.

"Seguiremos dos reglas simples: compren productos estadounidenses y contraten estadounidenses", publicó el presidente, en una consigna que marcó su gestión desde el día de la investidura, el pasado 20 de enero. "Debemos mantener el mal fuera de nuestro país", escribió el 3 de febrero para justificar un decreto migratorio que cerraba las puertas a inmigrantes o refugiados de un grupo de países de mayoría musulmana. "¿En qué se está convirtiendo nuestro país cuando un juez puede suspender una medida de la Seguridad Interna y cualquiera, inclusive con malas intenciones, puede venir a Estados Unidos?", publicó después que su decreto sobre inmigrantes y refugiados resultó bloqueado por la justicia.

¿Enemigo o amigo?.

"Corea del Norte se está portando realmente mal. Han estado jugando con Estados Unidos durante años. ¡Y China ha ayudado muy poco!". (17 de marzo). "¿Por qué debería llamar a China un manipulador de moneda, cuando está trabajando con nosotros para resolver la cuestión de Corea del Norte? ¡Veremos que ocurre!". (16 de abril). "¡Alemania debe enormes sumas a la OTAN, y Estados Unidos debe recibir pagos por la defensa poderosa y sumamente cara que proporciona a Alemania!". (18 de marzo).

El "otro".

"¡Terrible! Acabo de descubrir que Obama pinchó comunicaciones de la Torre Trump justo antes de la victoria. No hallaron nada. ¡Eso es macartismo!". (4 de marzo). "No le crean a los medios (de informaciones falsas). La Casa Blanca está funcionando MUY BIEN. He heredado un CAOS y estoy en el proceso de arreglarlo", apuntó, en defensa de su propia gestión con apenas dos semanas en el poder.

Enemigo del pueblo.

"La prensa de noticias falsas (@nytimes, @NBCNews, @ABC, @CBS, @CNN) no es el enemigo, son el enemigo de los estadounidenses". (17 de febrero)

Hasta la vista, baby.

Arnold Schwarzenegger no está dejando voluntariamente The Apprentice; está siendo despedido por sus ratings patéticos, no por mí. Triste fin para un gran espec- táculo". (4 de marzo).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)