CONTROL DE OPOSICIÓN

Mieres dice que no se puede "cantar victoria" en Ancap

Cree que no se pueden anunciar como positivos resultados parciales; es un “escándalo” la planta de cal.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La Investigadora critica que se haya invertido en remodelar planta de Paysandú. Foto: D. Rojas

Para el senador del Partido Independiente, Pablo Mieres, es un "escándalo" lo que ocurre con la planta de cal de Treinta y Tres que fue construida por Ancap para abastecer un único cliente en Brasil que ahora cerró y no está claro qué ocurre con las dos plantas cementeras del ente en Paysandú y Minas que no funcionan, por lo que le causa "cierta indignación" que el gobierno haya salido a anunciar una mejora en los resultados de la empresa estatal.

Mieres recordó a El País que la planta de cal, ubicada en Treinta y Tres, costó US$140 millones cuando se había proyectado que costara US$ 80 millones. "Ya pagaron US$ 10 millones de multa por incumplimiento en la cantidad y calidad de la cal vendida. Es un escándalo. Ahora no sabemos a qué precio vende y a quién vende. Tengo entendido que estaría vendiendo a precios bajos lo que perjudica a las caleras privadas que en general son chicas", señaló Mieres. El legislador hizo un pedido de informes para saber qué ocurrió con la planta de cal que todavía no ha sido respondido. Su cliente era la central brasileña de Candiota que fue clausurada.

El senador junto a sus colegas Pedro Bordaberry (colorado) y Álvaro Delgado (blanco) pidió la comparencia en el Senado del directorio de Ancap y de la ministra de Industria, Carolina Cosse. Mieres ha señalado que el actual directorio de Ancap retacea información al igual que lo hacía el anterior.

El legislador señaló también que "por suerte" no se completó el montaje de la renovación de la planta cementera de Paysandú. Estaba previsto que la renovación de las dos plantas costase US$ 120 millones y la cuenta final llegó a US$ 480 millones, recordó. "El horno 3 de Paysandú está en contenedores sin montar desde 2014. "Por eso causa cierta indignación que se cante victoria con los resultados de Ancap que se lograron, manteniendo los precios de los combustibles por encima de los que indicaba la paramétrica", dijo Mieres.

Ancap informó el viernes que obtuvo ganancias por US$ 78 millones en el primer semestre del año, lo que vinculó con una mejora de la gestión y un contexto macroeconómico más favorable. De todas formas, la presidente de ancap, Marta Jara, reconoció que la empresa sigue teniendo un pasivo muy importante. Y reconoció que por el momento se mantendrá el precio de los combustibles. El director nacionalista, Diego Labat, reconoció que el trabajo realizado en Ancap últimamente ha tenido aspectos positivos pero consideró que los resultados se explican porque el petróleo barato.

En una línea similar a la de Mieres, Delgado señaló que los resultados "se deben más a la gente" que pagó un combustible más caro de lo que hubiese correspondido que a "acciones genuinas de Ancap". "Es como festejar un partido que no terminó", sostuvo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)