UTU DE SARANDÍ GRANDE 

Investigan por abuso a docente que se desnudó ante alumnos

Arocena: “Es inaceptable que profesor alcoholizado se baje los pantalones”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La UTU de Sarandí Grande es investigada por denuncias de "abuso". Foto: Facebbok

Es inaceptable que un profesor totalmente alcoholizado se baje los pantalones y quede con los testículos y el pene al aire en un ómnibus que viene de una Expoactiva. ¿Cómo podemos formar alumnos en esas circunstancias?", cuestionó el diputado nacionalista José Arocena ante la Comisión de Educación de la Cámara de Representantes.

El docente en cuestión, que fue acusado por profesores y alumnas de haber "abusado" de algunas estudiantes de la Escuela Agraria de Sarandí Grande, ya no trabaja en ese centro educativo, pues fue ascendido a director de la Escuela Agraria de San José.

El diputado blanco planteó en mayo la situación al presidente de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), Wilson Netto, "quien tuvo la posibilidad de actuar, pero no lo hizo". Tras esto decidió dirigirse al Parlamento.

El 13 de julio presentó ante la Comisión de Educación a cinco trabajadores (docentes y no docentes) de la UTU en Florida que expusieron las denuncias contra el polémico profesor. Habían ido seis, pero uno no se animó a entrar al recinto por temor a represalias.

La versión taquigráfica de esa comparecencia, a la que accedió El País, se había declarado "reservada", por eso su contenido no se había conocido en detalle hasta hoy. En ella los profesores enumeran un sinfín de irregularidades acontecidas en el centro educativo.

Abuso.

Uno de los profesores sostuvo que vienen "luchando de 2012" con los "problemas" generados por este docente. Primero se dirigieron a la dirección de la institución, después al Programa Agrario y terminaron en la ANEP.

Sin embargo, sostuvo el funcionario, tras esto "seis de los denunciantes fueron sancionados con suspensión de un mes sin goce de sueldo" y el profesor en cuestión ni fue citado a declarar.

El trabajador contó: "El ingeniero tiene debilidad por el alcohol; es muy inteligente y capaz, y es el que arregla todo. Como las cosas estaban bravas, Programa Agrario le dio otro destino. Pasó a ser director de una escuela, pero lo que pasó en Sarandí Grande también va a pasar en la otra escuela. Por ejemplo, una de las denuncias que hacen las alumnas es que en las prácticas agrarias en el campo auxiliar, que está a veinte kilómetros de la escuela —van los miércoles de noche y se quedan hasta el jueves—, se consume alcohol, y ahí fue que vino el abuso".

El docente expuso uno de los casos en que "una de las chiquilinas se excedió" con el consumo de alcohol, el profesor "aprovechó el momento" y "abusó de ella en el dormitorio femenino".

Acto seguido, el denunciante presentó a la Comisión un documento "con la firma de las alumnas" que fueron testigos del suceso.

Porque "todo esto sucede en presencia de otras alumnas que estaban en el dormitorio, que se hacían las dormidas por temor y son las firmantes de la denuncia".

"Cuando este ingeniero se entera que lo denunciaron —continuó—, va a la escuela agraria a decir a los alumnos que el año siguiente vendría a la escuela como director, tratando de presionar".

Sobre el hecho consignado por Arocena, sucedido en el ómnibus que volvía de la Expoactiva de Soriano, un docente contó: "Ese viaje fue terrible, una locura. Hubo insultos, se bajó los pantalones, los gurises lo agarraban; fumó en el ómnibus". Tras esto pidieron a la dirección que cite al chofer, que no está vinculado a la escuela, para que cuente lo que pasó, pero esta se negó.

Asaditos.

Otra de las irregularidades consignadas por los docentes sucedió en la vivienda del profesor. "La escuela tiene un internado masculino, reformado a nuevo. Tiene capacidad para 44 alumnos, pero el año pasado había 20; sobraban 24 plazas. El ingeniero pidió autorización para llevarse dos alumnos a vivir con él (…) Se los llevó a ese gallinero, porque ahí tenían la joda y el asado".

"Hacían asaditos de noche —continuó—; un sábado me tocó la guardia y cuando fui a encender las luces vi que salía una chiquilina. El lunes fui y le dije a la directora que estaban pasando cosas extrañas, que había visto salir una mujer de la piecita. Y ella me contestó: Usted siempre ve cosas".

La directora de la Escuela Agraria de Sarandí Grande, Cecilia Falcón, reconoció días atrás a El País que había recibido la denuncia de una estudiante contra el docente acusado, pero no le creyó.

"Acá vino una alumna y me dijo que una compañera suya había tenido sexo con el docente. Y yo le pedí que lo probara y no lo pudo probar. Después llamé a la alumna involucrada y me dijo que no, que eran solo amigos", manifestó la jerarca.

"Lo que pasa es que están enchastrando a la institución", se quejó Falcón, quien aclaró además que las estudiantes "son mayores de edad".

Por el tema ya se abrió una investigación administrativa en la UTU, que sigue en curso, y el Parlamento también se comprometió a investigar el tema.

Comisión recibió a jerarcas de UTU.

El Consejo de Educación Técnico Profesional (CETP) mantiene abierta la investigación contra el docente de la Escuela Agraria de Sarandí Grande denunciado por abuso.

El pasado 17 de agosto, ante la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados, la consejera Nilsa Pérez contó en qué etapa se encontraban las indagaciones, y reconoció que no sabe si se "tomó alcohol", ni "si ocurrieron determinadas situaciones" dentro del centro educativo.

Pérez sostuvo que todavía no se llegó a una conclusión sobre el tema, pero precisó que "la madre de la alumna involucrada en la situación denunciada" negó los hechos.

"La mamá de la chica que se dice que tuvo una relación sexual con el docente expresa: La que suscribe (…) se presenta ante Ud. en un acto de repudio por la difamación realizada hacia su hija (…) alumna de 2° año de esa institución (…), por parte de las compañeras de clases (…) y sus padres, atentando contra la conducta de su hija (…) con dichos no ciertos".

La consejera también dijo que pese a que existe una denuncia, "no se pudo probar" que alumnas hayan ido a la vivienda en la que el profesor residía con dos de los estudiantes hombres, y que por eso "no surgieron conductas funcionales que sancionar".

En relación al ascenso que se le dio al docente, que ahora es director en la Escuela Agraria de San José, se señala que se le dio el cargo luego de haberle ofrecido el mismo a otros trabajadores de esa institución que no lo aceptaron.

"Hay todo un procedimiento que está en las actas, debidamente documentado, en el que consta cómo fue la situación hasta que llega el ingeniero (…), que es quien aceptó el ofrecimiento", precisó.

Sobre irregularidades dentro de la institución, Pérez sostuvo: "En cuanto a si tomaron alcohol o si ocurrieron determinadas cosas, lo único que puedo decir es que los expedientes señalan que esto no se logró probar (…) Si se puede o no llevar adelante ese tipo de conductas, les digo que no. Ahora, si ocurre, es responsabilidad de cada uno de los actores intervenir con los instrumentos que tienen. El jefe del internado y a quien él delegue son figuras protagonistas" para detectar esto.

Acto seguido intervino la diputada nacionalista Graciela Bianchi, quien dijo: "Si la directora general no sabe si toman o no en las escuelas, la verdad es que no voy a decir nada…". Y fue interrumpida por Pérez que insistió: "No deben tomar".

El diputado blanco, José Arocena, en tanto, se quejó que para realizar la investigación no se haya citado a los profesores que hicieron las denuncias. Y consideró: "Me queda claro que aquel viejo adagio del Uruguay de no te metas, se cumple una vez más y es una lástima".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)