EL MANEJO DE LOS DINEROS PÚBLICOS

Tiempo de ajuste también para los senadores

Gasto mayor a $ 30.000 solo con aval

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Senado. Desde febrero recorta gastos en papel; por oficina puede haber una sola impresora. Foto: Fernando Ponzetto.

Después de la polémica por los costos de decoración en los despachos, ahora los gastos mayores a $ 30.000 solo podrán efectuarse si hay un aval de parte del senador. La medida apunta a bajar gastos en el marco de un escenario económico desfavorable que obligó al Estado a ajustarse el cinturón en diferentes dependencias del Poder Ejecutivo.

En una resolución aprobada recientemente por el presidente del Senado, Raúl Sendic, y a la que accedió El País, se explica que la decisión de que los gastos mayores a $ 30.000 se tengan que autorizar por los senadores obedece a "la conveniencia de proceder a racionalizar el gasto operativo en los despachos de los señores senadores". Por lo que ahora se exige la firma del legislador para habili-tar compras superiores a los $ 30.000.

Los excesivos gastos quedaron al descubierto en una carta enviada en mayo por el senador colorado Pedro Bordaberry (Vamos Uruguay) a Sendic.

En la misiva, el legislador colorado da cuenta que el pulido y encerado del despacho de Sendic costó $ 54.450, cuando en plaza ese trabajo se cotiza por menos de la mitad. Además dos escritorios nuevos para la secretaría de la Presidencia del Senado costaron $ 82.900, cuando valen cuatro veces menos; y el empapelado de la oficina de una senadora oficialista se hizo por $ 200.000, un trabajo por el que se cobra $ 61.100. Estas cifras fueron dadas por Bordaberry, después que La República informara que él había sido "el senador que gastó más dinero del Estado en amoblar su despacho". Esto fue negado por Bordaberry, que aseguró que nunca ordenó decorar su oficina con dineros del Estado.

Bordaberry dice en la carta que se le adjudicó una "cifra importante" en mobiliario enviado a su oficina en 2015 y que fue rechazado por él. "El motivo de tal rechazo fue que entiendo que los senadores no debemos tener muebles nuevos", sostuvo.

La resolución firmada por Sendic dice que en el marco de "una política de transparencia y contralor del gasto" que lleva adelante el Poder Legislativo, es que se establece que los gastos mayores a $ 30.000 deben ser autorizados por el senador.

Además, Sendic creó una comisión para definir más estrategias de ahorro en el Poder Legislativo.

Agua y papel.

En febrero de este año, la presidencia del Senado dispuso medidas de ahorro de papel y agua como forma de contribuir a la conservación del medio ambiente. Para ahorrar papel, se resolvió que todas las oficinas del Parlamento trabajen con el expediente electrónico y tengan en uso una sola impresora, salvo que específicamente se disponga lo contrario.

Con respecto al agua, se pide "dar prioridad" a los bidones ubicados en los pasillos y se anuncia que se priorizarán los envases retornables por parte de los proveedores. En tanto, para la recolección de basura se plantea la necesidad de que cada una de las oficinas cuente con los recipientes para la clasificación de residuos.

Otro tema que desató polémica en las últimas semanas, son los gastos por los viajes de los legisladores. El último fue un viaje a Zambia, que costó US$ 120.000 en tiempos de ajuste del gasto. Viajaron Sendic, siete legisladores y seis funcionarios a una reunión de la Unión Parlamentaria.

El vicepresidente se hospedó entre el 18 y 21 de marzo en una business suite por la que pagó US$ 2.610; pese a que se quedó tres noches debió pagar cinco, informó el semanario Búsqueda en base a la respuesta de un pedido de informes que realizara el diputado colorado Fernando Amado.

Senado, recorte de gastos tras polémica por gastos excesivos.

Cambian reglamento para hacer descuentos.

La bancada del Frente Amplio dispuso la creación de una comisión para proponer cambios al reglamento del Senado con el objetivo de descontar las faltas a los senadores, los cuales hasta ahora cobraban igualmente su sueldo aunque faltaran con aviso.

La decisión se tomó como consecuencia de un planteo realizado la semana pasada por el vicepresidente Raúl Sendic, luego de que el Partido Socialista y el Movimiento de Participación Popular (MPP) pidieran colocar un tope al salario de los legisladores como forma de dar "una señal" a la ciudadanía en el marco del ajuste fiscal dispuesto por el gobierno.

"Se debe ir a un régimen donde el senador que falte a una comisión debe tener un descuento", indicó Sendic, y explicó que hasta ahora el que falta a una comisión utiliza un mecanismo de "falta con aviso".

Por otra parte el vicepresidente se mostró abierto a estudiar una mayor carga impositiva a los salarios de los políticos y añadió que se debe poner en la mesa, además del sueldo, el patrimonio que tiene cada legislador.

Al ser consultado sobre las propuestas referentes al sueldo de los senadores, respondió: "no me niego a analizar ninguna".

Además de los socialistas y el MPP, el senador colorado Pedro Bordaberry planteó una reducción del 20% en los sueldos de los legisladores y ministros en el marco del ajuste fiscal del gobierno.

"¿No tememos vergüenza que le vamos a poner más impuesto a los que ganan $ 30.000?", preguntó Bordaberry en la última sesión de mayo del Senado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)