En Durazno ofrecen a damnificados garages y casas humildes por $ 15.000

Afloran "negocios" en medio del drama de los evacuados

Pese al descenso de las aguas del río Yi, del Olimar y del río Negro, la cantidad de evacuados sigue aumentando. El lunes, había 4.362 desplazados en cuatro departamentos y ayer esa cifra aumentó a 5.407.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La ruta 5, asediada por el agua, y el estadio Landoni. Foto: Víctor Rodríguez.

En las próximas horas, comenzarían las primeras evacuaciones en Rivera, según informó al Sistema Nacional de Emergencia (Sinae).

El río Yi estaba ayer en la marca de 10,85 metros, descendiendo 3 centímetros la hora. Llegó a estar en 11,20.

Ayer a última hora había 5.132 evacuados y autoevacuados en Durazno registrados ante el Comité de Emergencia.

La demanda de vivienda seca por parte de los desplazados por el río Yi se acrecienta. Muchos de los damnificados no aceptan ir a refugios del Comité de Emergencia y prefieren buscar la solución por otro lado. La casa de familiares o de amigos son opciones recurrentes, pero no todos tienen la suerte de ser acogidos desinteresadamente hasta que pase la inundación.

Hay quienes se aprovechan de la situación para hacer su "zafra", según testimonios de personas que se hacen sentir en las redes sociales y en los medios locales de comunicación.

La problemática ha llevado en la última semana a un aumento del costo de algunos alquileres, que suben la tarifa habitual, o bien surgen personas individuales, que alquilan lo que tengan con tal de ganar algún peso extra, ofreciendo garajes y también compartir el fondo o el patio de la casa.

"A mi hermano lo sacó el agua y anda buscando casa para alquilar, es casado y tiene una nena de 10 años, vive en Baltasar Brum y la vía y desde el fin de semana busca y no encuentra nada", señaló una mujer a El País. Dijo que las inmobiliarias "se abusan de la situación y elevan los precios". Incluso por viviendas de piso de portland y pocas comodidades, los alquileres varían de 10.000, a 12.000 y 15.500 pesos en zonas suburbanas; más cerca del centro, ni pensar", comenta.

Otro aspecto que se observa en la actual situación de emergencia que vive el departamento, es la de propietarios de fincas particulares, así como de núcleos habitacionales de viviendas del Banco Hipotecario del Uruguay y de la Agencia Nacional de Vivienda, contribuyentes de tributos inmobiliarios urbanos que muestran su disconformidad por la situación que se genera por el hecho de padecer con mayor asiduidad los efectos de la creciente.

"Que se nos contemple en el pago de los tributos", dijo a El País, María Fernández, que vive en inmediaciones del estadio de Durazno.

Demanda.

En Santa Bernardina, una de las zonas más afectadas por la crecida, por estar enclavado en cercanías de la costa norte del Yi, la situación es más grave. Los vecinos plantean incluso, demandar al Estado porque sus casas, que adquirieron años atrás en predios declarados no inundables, ahora sufren los efectos de las inundaciones reiteradamente.

Treinta y Tres.

En la capital olimareña hay 72 personas evacuadas por el desborde del río Olimar que estuvo a más de siete metros y ayer estaba a 5,40.

También hay 115 autoevacuados, integrantes de 29 familias (72 mayores y 43 menores). Las autoridades de la Intendencia informaron que en Vergara hay 5 personas evacuadas, un mayor y 4 menores, y 43 autoevacuados, totalizando 48 personas fuera de sus hogares.

A las personas que se encuentran fuera de sus viviendas se les brinda alimentación y también se les está suministrando ropa y colchones.

La directora general de Salud del departamento de Treinta y Tres, Susana Boisonade, dijo que a nivel de salud está bastante controlado.

"El intendente Dardo Sánchez dijo que la preocupación nuestra es que siga lloviendo río arriba del Olimar, que eso puede causar más inundaciones", sostuvo.

En Mercedes 18 personas permanecen fuera de sus hogares, se trata de cinco familias. El nivel del río Negro frente a Mercedes estaba ayer en los 5,40 metros, bajando. Mientras que frente a Villa Soriano era de 2,36 metros, estable.

En Tacuarembó hay 22 afectados: 18 evacuados y cuatro autoevacuados.

CORTES EN SEIS DEPARTAMENTOS.

Canelones.

La Ruta 11 está cortada en el kilómetro 83,500 en el puente Santa Lucía (viejo) y la Ruta 46 no da paso en el kilómetro 56,500 en el puente Belinson y camino Los Ingleses.

Rocha.

La Ruta 14 está cortada en tres tramos: en el kilómetro 478 en el puente Cerrito, en el km 258 en la zona de Treinta Bocas, y en el km 266 en Paso Averías. La Ruta 15, en el kilómetro 154 en Paso Quebracho.

Florida.

La Ruta 42 no da paso en el kilómetro 41 en la zona de Polanco del Yi.

Rivera.

No da paso la Ruta 6 en el kilómetro 408,227 y en el 411 en Paso Hospital; la Ruta 28, desde el kilómetro 61 al 67 en Zanja los Patos.

Tacuarembó.

La Ruta 31 está cortada a la altura de Paso Médico y las rutas 59 y 20 no dan paso en la zona del arroyo Batoví.

Artigas.

La Ruta 30 está cortada en dos lugares: en el kilómetro 61 en la zona de puente Cuaró, y en el kilómetro 97,600 en Tres Cruces y Javier de Viana.

Pasos.

Hay varios cortados. En Artigas, el paso del camino vecinal Baltasar Brum por el arroyo Zanja Canelera, y el camino a Diego Lamas por el desborde del Cuaró. En Tacuarembó está cortado el acceso a Rincón de la Aldea y no dan paso la Cañada del Sauce, La Hilera, ni el puente de Paso Zeferino, entre otros.

El agua aisló a cuatro poblados.

Cuatro poblados quedaron aislados en Tacuarembó. Los Cuadrados, por la crecida del arroyo La Quebrada y las cañadas en los pasos Bañado de los Chanchos y El Borbollón. También está aislado Cerro del Arbolito por la crecida en Quebrada Chica. El poblado Cerro de Clara también quedó aislado por el desborde de la cañada El Quiebrayugo, la cañada San Luis y el paso Techera. Rincón de los Machado, por la crecida del arroyo Calengo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)