CABEZA DE TURCO

El "Negro de WhatsApp"

Ya la titulación es discriminatoria. Lo sé. Así se lo denomina. Los que lo vieron —en sus mil escenas— saben a qué me refiero.

Son imágenes que se envían por las redes sociales (principalmente por WhatsApp) y donde, al tocar la pantalla del teléfono móvil, el personaje aparece con su atributo "hiperdimensionado" (por ser elegante en la descripción).
Si uno fuera legalista, todos los que recibimos fotos del "Negro de WhatsApp" estaríamos en problemas al compartirlas. Allí, se podría, quizás, afirmar que estamos incurriendo en una acción que difunde una imagen que discrimina. Lo que sucede es que el comportamiento es masivo, casi al borde de la viralización permanente y con un individuo desconocido (que está fotoshopeado), por eso nadie parece percatarse que es un acto burdo y discriminatorio de cómo se tratan a algunas personas (¿si fuera un afrodescendiente conocido y de acá sería igual?) No hay que ser muy inteligente para advertir que el afrodescendiente ridiculizado es discriminado y con él toda su raza. ¿Raro que no exista el "Blanco del WhatsApp"? ¿El humor todo lo puede? ¿Puedo hacer humor con fotos de cuerpos de judíos en Auschwitz y leyendas divertidas? ¿Podemos hacer gráficos graciosos con muertos del genocidio armenio? ¿En el fondo —sin justificar jamás los atentados— estuvo atinado Charlie Hebdo cuando se mofó de Mahoma al dibujarlo de forma hilarante, cuando semejante asunto está prohibido por el Islam?

De lo que se trata es de entender que para que una sociedad sea libre no tiene la libertad irrestricta de expresar todas las ideas (quizás agravios) que instan al odio o al desprecio hacia el otro (yo a veces soy mal hablado con mis clientes, en los medios, en las redes, en la facultad y en la vida pero lo hago sin ofender). El día que se incurre en la diatriba discriminatoria se ingresa en un camino reñido con el estado de derecho. Por cierto, algún periodismo no cree en esto, considera que tiene libertad de expresión "ilimitada". Se equivoca, no es así. Igual talante manejan los parlamentarios, que al "fuero" lo deberían aplicar solo para sus expresiones extremas, no para ofender a terceros o protegerse de lo que no corresponde. O sea, nadie puede expresar o difundir imágenes si discriminan, ofenden, difaman, agravian, menosprecian, denuestan y creer que ante semejantes asuntos los ciudadanos no nos defenderemos. Por algo la ley prohíbe esas acciones aunque algunos crean que son moralinas menores. ¡Son moralinas hasta que te tocan a ti algún glúteo!

Lo del "Negro del Whatsapp" demuestra lo poco que se entiende a las redes sociales. El daño que puede hacer algo difundido allí es letal. En realidad, el drama de las redes sociales es que no siempre se puede saber —a ciencia cierta— qué es verdad y qué es mentira, sin embargo todos conjeturamos sobre lo que se observa. Sea descontextualizado o no.

WhatsApp cuando funciona en "grupos" va adquiriendo el volumen público de una red social abierta como Facebook y Twitter. No sería de extrañar que la justicia asumiera que allí también se puede mancillar el honor, difamando, injuriando y encontrando figuras penales que definen delitos castigables. En Uruguay, ya hay sentencias interesantes por publicaciones agraviantes en las redes sociales (asuntos de diverso calibre). No me extrañaría que WhatsApp sea también incluido en la lista de espacios públicos. Ya está llegando esa hora.

Es que no se tiene —repito— la libertad de decir cualquier cosa de cualquiera (vejar al otro) en la democracia. No se tiene y está bien que no se tenga semejante discrecionalidad autoritaria.

Hace unos años era el "rumor" barrial que transportaba un relato de boca en boca, ahora todo pasa adentro de un teléfono móvil. Mentalmente, a veces, no lo entendemos, (creemos que es bidireccional y no lo es) por eso se escriben y comentan asuntos con expresiones que si se dijeran en la plaza pública habría conciencia de que no se pueden expresar jamás. Estamos en otra sociedad. Hay que saberlo sí o sí.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)