DESCUBRIRÍAN si un tumor volvió tres meses antes que lo vean las tomografías

Encontrar el cáncer adentro de la sangre

Investigadores de Estados Unidos probaron en unos 130 pacientes un nuevo test de sangre que permite identificar rastros genéticos de tumores en el torrente sanguíneo de las personas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Lo llaman "biopsia líquida y se trata de un test sanguíneo.

Se trata de una técnica mucho menos invasiva que la biopsia tradicional; en esta última se trabaja con un fragmento del tumor y se analiza para determinar su composición. La biopsia tradicional exige la realización de una cirugía; sin embargo, tomar una muestra de sangre es algo sencillo para los pacientes. Investigadores del Instituto de Cáncer de Estados Unidos detectaron que con un examen de sangre se puede saber si un tumor regresó hasta tres meses antes de que una tomografía lo detecte. Lo probaron en uno de los tipos más comunes de linfoma, enfermedad oncológica que afecta a las células de las defensas. La clave del análisis está en el nivel de precisión y la tecnología utilizada para analizar el ADN del tumor.

Cuando un médico pide la biopsia de un tumor lo que busca es analizar un fragmento (tras extraerlo mediante una cirugía) para conocer su composición. Ahora, investigadores de Estados Unidos han ido más allá y aspiran a conocer los detalles genéticos del tumor a partir de una muestra de sangre del paciente.

Lo llaman "biopsia líquida y se trata de un test sanguíneo que promete ser muy revolucionario y que se basa en complejas técnicas que analizan miles de genes con una precisión y un nivel de detalle que no tienen las convencionales.

Su aplicación podría servir para realizar un diagnóstico temprano, antes que aparezca una alteración detectable a simple vista o por un estudio de imagen. Además, podría servir para saber si determinado tratamiento está dando resultado o debe intentarse con alguna otra terapia.

La biopsia líquida ya está siendo probada en Estados Unidos aunque aún son necesarias nuevas pruebas que demuestren su efectividad.

Estudio.

Uno de los estudios que han mostrado su eficacia fue realizado con un pequeño número de pacientes (126) y publicado semanas atrás en la revista especializada The Lancet Oncology.

Los pacientes tenían la forma más común de linfoma (tipo de cáncer que afecta a los linfocitos, células claves en las defensas). La "biopsia líquida" logró detectar la reaparición de la enfermedad tres meses antes de que fuera detectable por una tomografía (método ampliamente más invasivo que un estudio de sangre).

Mark Roschewski, coordinador del estudio por el Instituto de Salud de Estados Unidos, dijo a El País que esta fue la primera vez que se logró hallar, circulando en la sangre, ADN de un tipo de linfoma conocido como "Linfoma difuso de células B", DLBCL por su nombre en inglés.

"DLBCL es el linfoma más común en el mundo y es curable con un tratamiento adecuado. Entonces, la habilidad para monitorear este tumor efectivamente sienta las bases para mejorar el índice de cura", escribió el especialista desde Estados Unidos.

En Uruguay desde hace años se busca ADN de ciertos tumores como la leucemia en pacientes en tratamiento para saber su evolución.

La variante de esta técnica es que promete ser aplicada con éxito en otros tipos de cáncer (está siendo probada también en cáncer de pulmón y mama) y que tiene un grado de sensibilidad que equivale a la millonésima parte de una célula, mucho más que las técnicas convencionales, destacó Roschewski.

Según el diario Clarín, en Argentina "también hay un puñado de centros especializados que comenzaron a realizar estos análisis de sangre", pero "los pacientes son de programas experimentales". Lo están aplicando en tumores de colon, piel, pulmón y leucemia mieloide crónica.

Por ahora no reemplaza la biopsia convencional sino que la complementa.

SABER MÁS

“Es más que un examen de sangre cualquiera”


M. Roschewski. Centro de Investigación Oncológica del  Instituto del Cáncer de Estados Unidos

Este test necesita de un manejo especial y de tecnologías de secuenciación de última generación que son capaces de determinar que el ADN procede del tumor en sí. Es mucho más complejo que un examen de sangre de rutina”.

Es verdad que hace años que se sabe que puede haber ADN tumoral en la sangre pero esta es la primera vez que se determina en el linfoma más común. Si mejoramos la habilidad para monitorearlo mejoraremos su cura”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)