ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Aduana de nadie


@|El pasado febrero me fui de vacaciones con mi familia y dos familias amigas más a Florianópolis.

Llegamos a Río Branco a eso de las 17 horas del 20/2. Como siempre estuve acostumbrado en las Aduanas, bajé con toda mi familia (mi esposa y 3 hijas de 7, 5 y 1 año). Al entrar a la parte de Migraciones, me pidieron que no entraran mis hijas porque hacían ruido y no se podía escuchar. Entonces se fueron a esperar al auto, me sellaron los pasaporte y me fui.

Cero control, me podría haber llevado cualquier niño/a.

Lo que agrava más la situación es que fui en auto ajeno, para eso llevé poder (como lo indica la página de Migraciones); no me lo pidieron, sólo la libreta del auto que no estaba a mi nombre.

Cero control, me podría haber llevado cualquier auto.

El auto lo estacioné al costado, sobre una zanja; nunca nadie me lo fue a mirar a ver qué o a quién llevaba. La situación de las otras familias fue igual.

Cero control; se podrían haber llevado cualquier niño/a. Lo mismo pasó con familiares que fueron y al consultar a otras personas que han viajado últimamente, a todos le pasó lo mismo, recibieron cero control por parte de Aduana/Migraciones.

A la vuelta nos avisaron unos amigos que volvieron antes, que Aduana (si se puede llamar Aduana, porque no cumple las funciones) y Migraciones habían cambiado para la Terminal de Río Branco (aún no hay cartel en la carretera que avise del cambio). Por ende, al llegar a la Terminal a la vuelta, dejé a toda mi familia en el auto en el estacionamiento de la Terminal, fui yo solo con los pasaportes hasta el recinto de Migraciones (que es como un local más de la Terminal/Shopping a 100 metros aproximadamente del Estacionamiento) y me sellaron los pasaportes.

Cero control; me podría haber llevado a cualquier niño/a. No tengo que agregar que el auto nadie lo revisó, ni me pidieron el poder.

Cero control, me podría haber traído cualquier auto. Igual fue el caso de mis amigos; es más, unos pasaron de madrugada y tiraron los papeles de migración por un buzón.

La Aduana de Brasil exactamente igual, cero control; pero lo que busco cambiar con esta carta son los controles de mi país.

Me genera una gran preocupación saber que cualquier niño/a puede ser pasado por la Aduana sin ningún control, y después nos horrorizamos cuando desaparece algún niño/a; pero los controles No existen, o lo que es peor, existen y no se aplican.

Espero que las nuevas autoridades puedan poner foco en mejorar el funcionamiento en las fronteras.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas