Matías Chlapowski
Matías Chlapowski

Josip Broz Tito 1892-1980

Así se lee en su lápida. De los protagonistas de la II guerra mundial fue el ultimo en morir. Lo hizo estando en el poder y para su entierro generó gran convocatoria, mayor a la que tuvieron jerarcas de talla, de países más importantes.

Pero, Yugoslavia, la nación que quiso consolidar, y que gobernó en paz, pero con mano de hierro especialmente al principio, al poco tiempo de su muerte, se desintegró en anarquía y en una cruel guerra fratricida.

En la segunda parte del siglo XIX y principios del XX surgió una corriente intelectual y activista. Los eslavos del sur de Europa, quisieron emular al pueblo italiano y alemán y unirse en una gran nación. Eso se pudo lograr inmediatamente terminada la Gran Guerra, con el apoyo de las potencias vencedoras. En diciembre de 1918 se estableció este nuevo reino, con Alejandro I (serbio) como monarca. Aglomeró varias regiones y etnias que conformaban los Balcanes, designando Belgrado como capital.

Lamentablemente siguió siendo una zona de gran inestabilidad política; los croatas y los eslovenos objetando al dominio de Serbia y tampoco despreciemos la contribución de los montenegrinos y los bosnios al caos. A este cocktail hay que añadir la agitación comunista, el nacionalismo, el terrorismo y el anarquismo que terminó con el rey dando un golpe de estado en 6 de enero de 1929 suprimiendo el parlamento.

Doce años después Hitler ordenó la operación castigo e invadió Yugoslavia.

Dentro de este contexto nació y se desarrolló Josip Broz. Su familia paterna emigró de Bosnia en el siglo XV huyendo de la ocupación turca y se instaló en el norte de Croacia. Su padre heredó una pequeña parcela de 6 hectáreas que cultivaba para suplir sus magras entradas también vendiendo leña. Eran pobres pero no entre los más desposeídos. La casa en la que vivían era sólida. Su madre, eslovena, hacendosa, de un pueblo no muy lejano, tuvo ocho hijos por lo menos, de los cuales sobrevivieron cuatro, una mujer y tres varones, el menor siendo Josip.

De pequeño como monaguillo, fue abofeteado por un cura impaciente. Jamás volvió a la iglesia. Quizás, las penurias que sufrió el Cardenal Stepinac y otros sacerdotes no hubieran ocurrido del mismo modo.

De jovencito fue a la escuela unos 5 años con buenas notas pero teniendo que faltar para ayudar a su padre en la granja. Pronto el inquieto y apuesto adolescente, comenzó a trabajar como aprendiz de cerrajero, luego como obrero en una empresa siderúrgica y de allí se fue a probar suerte a Austria y Alemania trabajando en Benz, después en Daimler, pero siempre ligado a actividades activistas. Al estallar la primera guerra mundial fue conscripto en el ejército austríaco combatiendo en el frente ruso, llegó a sargento, quedó herido y más tarde cayó prisionero junto con gran parte de su regimiento. En el campo de detención agitó para mejorar las deplorables condiciones de cautiverio y al devenir del armisticio (a raíz de la revolución bolchevique de 1917) quedó liberado y pudo volver a sus tierras con una esposa rusa. Se empleó manejando un molino pero en paralelo retomó su vocación de activista. Se afilió al partido comunista. El dueño le dio a elegir entre seguir trabajando o dedicarse a la política. Dejó el trabajo y pasó a la clandestinidad. De aquí en más lo llamaremos Tito, por su seudónimo, aunque tuvo varios como Walter, dentro el partido.

Finalmente fue delatado y arrestado como agitador comunista y pasó más de 5 años preso, donde leyó mucho. También se hizo útil como mecánico y mejoró su situación. Cumplidas sus sentencias volvió a la subversión, ya con una reputación asentada como líder capaz, inteligente, valiente, tenaz y peligroso, pudiendo ser encantador, jovial y afable. Los duros encuentros con la autoridad, los interrogatorios en sus múltiples arrestos, sus huelgas de hambre, y las luchas internas dentro del partido, lo prepararon para enfrentar la ocupación alemana y a Stalin.

Al poco tiempo de iniciada la segunda guerra mundial Churchill, administrando los siempre escasos recursos envió a alguien de su confianza para que fuese a Yugoslavia y decidir a quien apoyar con pertrechos en su estrategia de: "setting Europe ablaze". Habían surgido 2 poderosos líderes de resistencia, Mihailovic y Tito. El inglés se infiltró en ambos campos y a su regreso vía el Cairo se encontró con Churchill que le preguntó a quién recomendaba. La respuesta fue: “Tito, un combatiente mucho más eficaz y determinado, pero con un problema”. “¿Cuál?”, preguntó el PM. “Es que Tito es comunista y cuando termine la guerra...”. Churchill interrumpió “¿Ud. piensa pasar algo de tiempo en Belgrado después que termine esto? -No. -Pues yo tampoco. Lo que interesa hoy es quién mata más alemanes.

Dos años después el Mariscal Tito tuvo la satisfacción de liberar Yugoslavia de la ocupación alemana, con intervención del ejército rojo y se instaló como jefe de estado de su país, al que gobernó autoritariamente por 35 años.

A Stalin no le gustaba nada su falta de sumisión e independencia. Lo invitó a Moscú. No fue. Preparó una invasión (1951) pero finalmente desistió. Sí mandó 5 distintos asesinos para liquidarlo, que fueron atrapados e interrogados. Finalmente Tito, quien nunca lo denostó públicamente, le pidió que desistiera. De lo contrario él le iba a enviar a uno que si cumpliría su misión.

En su juventud, tuvo éxito con las mujeres. Se interesaba por muchas cosas, especialmente la política exterior. Leía "The Economist". Le gustaba la conversación, lujos como cazar, los automóviles de marca, los yates y los uniformes elaborados. Fumaba mucho y tenía gran apetito. Bebía moderadamente. Se lo podía comparar (en algunos aspectos) con un poderoso y enjundioso cardenal. La fe de uno y otro no exige ser miserable.

Tito fundó el Movimiento de los No Alineados con Nasser, Nerhu Nkrumah y Sukarno. Con los años fue el primero de su grey en permitir más libertad personal y económica. Viajó profusamente y se reunió repetidas veces con importantes líderes mundiales, propiciando la paz y su imagen.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados