Fanny Trylesinski
Fanny Trylesinski

Y de Salud ¿cómo andamos?

A fines de mayo pasado se publicó en la prestigiosa revista médica británica "The Lancet" un artículo presentando los principales resultados de una investigación en torno al desempeño de los sistemas de salud de 195 países.

El objetivo de la investigación es medir los resultados en términos de acceso y calidad de los sistemas de salud en cada país, calculando un indicador de resumen, haciendo un ranking de países y cruzando esa información con el gasto en salud por habitante.

La investigación arroja luz sobre un tema —calidad de servicios de salud— que hasta ahora tiene muy pocos antecedentes en el mundo y ni hablar sobre la situación de Uruguay en ese aspecto, donde la información al respecto es muy fragmentaria, dispersa y casi siempre inaccesible.

Vistos los resultados presentados para Uruguay, llama la atención la poca trascendencia que le dieron los medios de comunicación nacionales, tan afectos a la publicación de rankings de cuanta cosa existe.

Uruguay quedó en el puesto 68 entre 195 países. En principio es un lugar que no llama la atención ya que en general y para la mayoría de los indicadores, Uruguay está en puestos de "mitad de tabla" para arriba. Eso no habla sobre lo bien que estamos, sino de la cantidad de países que están peor. Los primeros puestos, como es habitual, los ocupan países de muy alto desarrollo como Islandia, Noruega, Holanda, Australia, Finlandia, Suiza y Suecia.

El estudio encuentra por otra parte una correlación muy marcada entre los valores del indicador construido y el gasto total en salud por habitante. Esta característica permite utilizar el estudio para medir la eficiencia relativa de los servicios de cada país. Para Uruguay esto es meterse en aguas desconocidas porque hasta ahora solo podíamos saber cuánto gastábamos en Salud pero no lo podíamos comparar con los resultados logrados.

Algunos resultados servirán para ilustrar cómo estamos. Si tomamos el último valor disponible de gasto en salud per cápita (2015) Uruguay está en el puesto 48. Esto contrasta con el indicador de calidad y acceso a la salud donde figuramos en el puesto 68.

Comparemos ahora aquellos países que están en puestos similares a Uruguay en términos de resultados (algunos con el mismo puntaje). Estos son Irán, Libia, Barbados y Armenia. Si el gasto per cápita en Uruguay fuera 100 estos países gastan 72, 52, 71 y 51. El que gasta más está en un 28% menos que Uruguay.

Veámoslo desde otro lado; Uruguay gasta una cifra per cápita similar a Polonia, Croacia y Lituania. Sin embargo en el Indicador construido, estos países están en los puestos 39, 30 y 45 respectivamente.

La conclusión es clara, muchos países tienen logros similares gastando bastante menos y los que gastan cifras similares tienen resultados mucho mejores.

Esto no pretende ser un juicio definitivo sobre el tema pero nos permite visualizar en términos muy generales las ineficiencias flagrantes de nuestros servicios de salud.

Un elemento más para demostrar que el cuidado en la asignación del gasto y la exigencia de resultados deberían estar de ahora en más (ya que hasta ahora brillaron por su ausencia) en primer plano. No alcanza con ponerle la etiqueta de "gasto social" para que se justifique. El derroche de recursos públicos lo encontraremos donde lo queramos buscar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos

º