ECONOMÍA

La actividad económica recuperaría niveles pre-COVID-19 en 2022, según CPA Ferrere

La consultora presentó sus estimaciones en el marco de la segunda reunión del Servicio de Análisis y Pronósticos Económicos de 2021.

El virus sigue marcando la pauta de la economía debido al aumento de contagios y muertes en abril que afectaron las expectativas. Foto: Leonardo Mainé
La situación sanitaria local y mundial sigue marcando la recuperación de la economía. Foto: Leonardo Mainé

La actividad económica uruguaya recuperaría los niveles que tenía previo a la llegada del COVID-19 en el año 2022, cuando el Producto Interno Bruto (PIB) sería de 3,4%, según las estimaciones de la consultora económica CPA Ferrere a las que accedió El País.

En el marco de la segunda reunión del Servicio de Análisis y Pronósticos Económicos del 2021 que organiza la consultora, los economistas Gabriel Oddone y Alfonso Capurro analizaron la realidad económica internacional y local.

En el plano nacional, los economistas hicieron referencia a que la actividad retrocedió en el primer trimestre y manifestaron que el proceso de recuperación “se retomaría con más fuerza” en la segunda mitad del año, impulsado por una mejor situación sanitaria.

En relación a los factores que pueden incidir de forma positiva en la reactivación económica del país, la consultora señaló que será clave que se mantenga controlada la situación sanitaria local, así como la evolución óptima de las exportaciones y el aumento de la inversión.

De forma contraria, los economistas señalaron que los riesgos a la baja podrían ser los potenciales retrocesos en inmunidad por nuevas variantes del COVID-19, así como la falta de dinamismo en el mercado local por un rezago en la recuperación del mercado laboral, y en tercer lugar manifestaron que también incidirá la situación sanitaria y macroeconómica de la región y su impacto en la apertura de fronteras y el turismo receptivo.

En cuanto a los desafíos de política económica, la reducción del déficit fiscal sigue siendo un objetivo, aunque la convergencia sería más lenta de lo previsto en el Presupuesto presentado por las autoridades.

Sobre los lineamientos salariales planteados por el gobierno, los economistas dijeron que “habrá al menos dos elementos tensionarán la negociación”: la reclasificación de los sectores en dificultades y el riesgo de inflación e impacto en la recuperación salarial.

“Los lineamientos salariales reflejan en parte la asimetría sectorial y pautan el inicio de la recuperación del salario real. Al no incluir correctivos intermedios, cumplir objetivos de recuperación requiere reducir la inflación”, indicó la consultora.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados