ESTRATEGIAS SANITARIAS

Tras las vacunas, ¿cuáles son las pastillas que se vienen contra el COVID-19?

En medio de repuntes temporales de la pandemia del nuevo coronavirus, la ciencia sigue desarrollando su arsenal para combatir la enfermedad.

Un científico sostiene una pastilla roja en una mano. Foto: Archivo
Un científico sostiene una pastilla roja en una mano. Foto: Archivo

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Con al menos media docena de vacunas que han demostrado su eficacia a la hora de frenar los casos graves y los fallecimientos por COVID-19, el mundo va camino a sumar muy pronto una o más pastillas para combatir la actual pandemia.

Ayer viernes, un día después de que el Reino Unido se convirtiera en el primer país del mundo en comenzar a usar una pastilla de la farmacéutica estadounidense Merck, su competidora Pfizer presentó su propia pastilla, bautizada Paxlovid, que reduce casi un 90% el riesgo de muerte por COVID-19 para los pacientes con comorbilidades.

La biotecnológica Atea Pharmaceuticals y el laboratorio Roche también están trabajando en una pastilla anticovid.

Pfizer reveló en un comunicado los datos preliminares de un estudio con 1.219 personas, que muestra la efectividad de su píldora para evitar que los pacientes con alto riesgo de enfermar gravemente de covid -incluyendo los no vacunados- necesiten ser hospitalizados o mueran.

El estudio, que aún no ha sido revisado por pares, concluye que los pacientes que tomaron la píldora de Pfizer junto con otro antiviral tuvieron una reducción del 89% en su tasa combinada de hospitalización o muerte posterior, en comparación con los pacientes que tomaron placebo.

La empresa suministró a los voluntarios el fármaco experimental cada 12 horas durante cinco días en diferentes grupos, a partir de tres y cinco días después de que tuvieran síntomas, y lo combinó con una baja dosis del antiviral Ritonavir, que es utilizado habitualmente para tratar el VIH y ejerce de potenciador.

Después de 28 días, ningún paciente del estudio general que había recibido el tratamiento de Pfizer había fallecido, frente a 10 que sí lo hicieron tras recibir placebo, de acuerdo con la nota.

"Punto de inflexión".

El director médico de América Latina para la Unidad de Productos Hospitalarios de Pfizer, Rafael Valdez, declaró que los resultados del estudio suponen un “punto de inflexión” si se sigue una “estrategia conjunta” de vacunas, antivirales, medidas preventivas como el tapabocas y seguimiento de los casos.

La “sobrecogedora efectividad” de los datos preliminares llevó a que expertos independientes recomendaran a Pfizer entregar cuanto antes la información a la Administración Federal de Fármacos y Alimentos (FDA) de Estados Unidos para su uso de emergencia.

Una mujer y sus hijos usando tapabocas cerca de una fuente. Foto: AFP
Una mujer y sus hijos usando tapabocas cerca de una fuente. Foto: AFP

La píldora “bloquea” la actividad de una encima específica que el coronavirus necesita para replicarse en el cuerpo infectado, un mecanismo similar al de la pastilla desarrollada por Merck, aunque con una efectividad más alta.

La molécula que utiliza la píldora de Pfizer, explicó Valdez, fue diseñada para tratar el virus del SARS en 2003 y “se espera que tenga efecto contra todas las variantes” del covid.

“Las noticias de hoy son realmente un punto de inflexión en los esfuerzos globales por frenar la devastación de esta pandemia”, coincidió el máximo ejecutivo de Pfizer, Albert Bourla, quien señaló el potencial del fármaco para “eliminar nueve de cada diez hospitalizaciones”.

La idea de la empresa es que la píldora se recete ampliamente como un tratamiento en casa para reducir la gravedad de la enfermedad, las hospitalizaciones y las muertes, además de reducir la probabilidad de una infección tras una exposición entre adultos.

Competencia.

El anuncio de Pfizer llegó un día después de que Merck lograra la autorización en el Reino Unido para su pastilla antiviral, Molnupiravir, cuya efectividad es del 50% para evitar hospitalizaciones y muertes, y que está en revisión por el regulador de Estados Unidos desde hace casi un mes.

Pfizer se une así a la carrera para obtener tratamientos de fácil administración para aquellos que resultan infectados, un problema en el que es esencial la rapidez tras la aparición de síntomas, que van ligados a la carga viral.

Cartel de la farmacéutica estadounidense Merck. Foto: AFP
Cartel de la farmacéutica estadounidense Merck. Foto: AFP

Según Valdés, la farmacéutica está estudiando también una píldora para pacientes de COVID-19 con “riesgo estándar”, sin comorbilidades, y también otro fármaco para tratar a personas que han estado en contacto con un positivo para ver “si se puede cortar la cadena de contagio y evitar que expresen síntomas”.

De acuerdo con el Washington Post, Pfizer ya ha comenzado a fabricar el medicamento y proyecta producir más de 180.000 paquetes de píldoras para fines de este año. La compañía está trabajando para lograr rápidamente una producción de al menos 21 millones de paquetes con el fármaco en la primera mitad del próximo año, con una producción total de 50 millones de paquetes en 2022, según el Post.

Pfizer no ha revelado el precio de su fármaco.

Desde el comienzo de la pandemia se busca una simple píldora para combatir al coronavirus, pero hasta el momento, las terapias anticovid -como las de anticuerpos monoclonales y el Remdesivir de Gilead, autorizado para su uso en la Unión Europa con el nombre de Veklury- han sido por vía intravenosa.

Varios laboratorios trabajan en antivirales orales que imitarían al medicamento Tamiflu contra la influenza y evitarían que la enfermedad progrese etapas de gravedad.

El de Merck que comenzó a aplicarse en el Reino Unido se comercializa con el nombre de Lagevrio y fue autorizado en ese país para su uso en personas con covid leve a moderado y que tienen al menos un factor de riesgo de desarrollar una enfermedad grave (obesidad, más de 60 años, diabetes, enfermedades cardíacas).

Su aplicación puede ser doble: por un lado, para que las personas ya afectadas no padezcan síntomas graves, y también para que no desarrollen la enfermedad quienes han estado en contacto cercano.

Su precio es elevado: el pedido realizado por Estados Unidos asciende a 700 dólares por dosis. (AFP, EFE)

Florida mejora sus números COVID

El estado de Florida registró 11.069 nuevos casos de covid entre el 29 de octubre al 4 de noviembre, la cifra más baja semanal desde mediados de junio pasado, y suma 10 semanas consecutivas con descenso de contagios, reportó ayer viernes el Departamento de Salud. Esto equivale a casi 1.500 nuevos contagios por día, muy por debajo de los más de 21.000 que se reportaron durante el pico de la pandemia.

En Argentina bajan las muertes por coronavirus
Vista aérea del obelisco en Buenos Aires. Foto: AFP

Argentina informó ayer viernes de 28 nuevos fallecidos por coronavirus, una de las cifras más bajas registradas en un día en lo que va del año. La cantidad de víctimas fatales es ese país llegó a 116.083 desde el comienzo de la pandemia.

En tanto, ayer se notificaron en Argentina 1.271 nuevos casos, frenando una tendencia al alza de las tres semanas previas.

Por otra parte, el jueves eran 603 las personas que cursaban la enfermedad en Unidades de Terapia Intensiva (UTI). La ocupación de camas UTI, más allá de la dolencia que explique la internación, a nivel nacional promedia el 35,7%, mientras que en el Área Metropolitana de Buenos Aires llega al 39,9%.

Según el Monitor Público de Vacunación, con datos hasta el mediodía de ayer, se distribuyeron 74,9 millones de dosis. De ese total, 61,1 millones ya se aplicaron: 34,6 millones de personas recibieron una sola dosis, de ese total, 26,3 millones completaron el proceso de vacunación.

Argentina recibió ayer viernes dos aviones con vacunas de Pfizer y CanSino; en total son 1.391.220 vacunas. El primero de los envíos con 495.000 vacunas monodosis de CanSino, y el segundo con 896.220 unidades de Pfizer. A estos envíos se sumará mañana del domingo un cargamento con otras 195.000 vacunas de CanSino.

De esta forma, Argentina alcanzará las 87,9 millones dosis recibidas desde el inicio de la campaña de vacunación más grande de la historia del país. (La Nación/GDA)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados