Estados Unidos

Trump abre la guerra comercial con China, que contraataca fuerte

EE.UU. aplicará aranceles del 25% sobre US$ 50.000 millones de importaciones chinas.

Estados Unidos y China han mantenido tres rondas de conversaciones de alto nivel desde de mayo. Foto: Reuters
EE..UU. y China han mantenido tres rondas de conversaciones de alto nivel desde de mayo. Foto: Reuters

Donald Trump encendió ayer viernes su guerra comercial con China al imponerle nuevos aranceles. El gobierno chino reaccionó inmediatamente anunciando represalias.

Trump anunció la imposición de aranceles de 25% sobre 50.000 millones de dólares de importaciones de productos chinos que "contengan tecnologías muy importantes en el plano industrial". La lista incluye más de 800 productos de China a los que se gravaría con un 25% a partir del 6 de julio, incluyendo autos.

El Ministerio de Comercio chino anunció que respondería con aranceles "de la misma escala y fuerza" e invalidó cualquier acuerdo comercial previo con Estados Unidos. La agencia estatal Xinhua afirmó que China también impondría impuestos de 25% sobre 659 productos estadounidenses, que van desde la soja y autos hasta productos del mar.

La decisión de Trump dejó a las dos mayores economías mundial al borde una confrontación generalizada que genera miedo en la industria y en los mercados. Además, la ofensiva contra China es apenas uno de los tantos frentes de batalla que Trump tiene abiertos con grandes socios comerciales.

La medida de este viernes se suma a las dificultades de Estados Unidos para renegociar el tratado norteamericano de libre comercio (Tlcan) con Canadá y México, y las represalias desatadas por los países europeos afectados por los aranceles estadounidenses al acero y al aluminio.

Trump dijo que sería aún más severo si China toma represalias. Pero China desdeñó esa advertencia y anunció que aplicará medidas "equivalentes" contra productos estadounidenses.

Donald Trump: trata de frenar la investigación del fiscal especial Mueller, al que acusa de “caza de brujas”. Foto: EFE
Foto: EFE

En medio de este cruce, Wall Street cayó, el petróleo tuvo una fuerte pérdida, el dólar se debilitó y la soja tuvo una expresiva caída. China es el principal comprador de la oleaginosa estadounidense. En Wall Street grandes multinacionales estadounidenses perdieron, como Boeing (-1,25%) o Caterpillar (-2,04%).

"El comercio entre nuestras naciones es muy desigual, desde hace mucho tiempo", se justificó Trump. "Estos aranceles son esenciales para prevenir otras injustas transferencias de tecnología estadounidense y propiedad intelectual hacia China, protegiendo empleos en Estados Unidos", agregó.

Trump está en una disyuntiva diplomática: por un lado necesita a China para que avancen sus esfuerzos en la desnuclearización de Corea del Norte, pero al mismo tiempo está enfrentado a todos sus aliados en una declarada guerra comercial.

El secretario de Estado, Mike Pompeo, intercambió ayer duras palabras con el canciller chino Wang Yi en Pekín, donde Wang exhortó a Estados Unidos a evitar una estrategia "perdedora" en el comercio entre ambos países.

Mike Pompeo
Mike Pompeo. Foto: Archivo

"Si Estados Unidos adopta medidas proteccionistas unilaterales que afecten a los intereses chinos, entonces reaccionaremos de inmediato y tomaremos las medidas necesarias para proteger nuestros derechos e intereses legítimos", reafirmó Geng Shuang, portavoz de la diplomacia china.

Pero según Dennis Wilder, un experto en el sudeste asiático de la Universidad de Georgetown, "asistimos a un proceso de negociaciones en el cual el equipo de Trump ha descubierto que el seguir presionando a China le trae cada vez mejores resultados".

Sobre esos 50.000 millones de dólares en productos, 34.000 millones serán gravados a partir del 6 de julio.

"El segundo lote" por 16.000 millones de dólares en importaciones provenientes de China será sometido a un examen adicional que incluirá un período de consultas y audiencias.

Los gravámenes apuntarán a autos, incluyendo los importados por General Motors Co. y Volvo, de propiedad de la china Geely Automobile Holdings, además de vehículos eléctricos.

"Yo creo que los chinos están confundidos con las acciones de la administración Trump", dijo Nicholas Lardy, un experto en economía china del Instituto Peterson de Economía Internacional.

Trump resguardó al gigante chino de las telecomunicaciones, ZTE, de las sanciones que en abril amenazaron con dejar a la compañía fuera del negocio, y el mes pasado la Casa Blanca declaró una tregua en sus hostilidades comerciales con China, antes de cambiar.

Analistas estiman que las decenas de miles de millones de dólares en aranceles que Washington se prepara para imponer a China suman una miseria comparado con el tamaño de las dos principales economías del globo.

Otros analistas señalan que los dos objetivos que persigue Estados Unidos, que China apoye un acuerdo Estados Unidos-Corea del Norte y que al mismo tiempo haga concesiones económicas, no son compatibles. "El peligro que enfrenta Trump, si va demasiado lejos, es que China deje de presionar a Corea del Norte", afirma Lardy.

Dos socios interdependientes

Intercambio. En 2017 Estados Unidos exportó a China 130.400 millones de dólares e importó por 505.600 millones, según el departamento de Comercio. Entre lo vendido a China se cuentan aviones civiles y equipos aeronáuticos, soja, autos e incluso microprocesadores. China le vende a Estados Unidos una miríada de productos que incluyen teléfonos móviles, equipos de telecomunicaciones, ordenadores, juegos y juguetes, vestimenta y muebles.

Servicios. En contraste con los bienes, Estados Unidos tuvo en 2017 un superávit de 38.480 millones de dólares en el comercio de servicios. Por renglones, el de viajes es, por lejos, el de mayor volumen (30.170 millones).

Déficit. El desarrollo de las relaciones comerciales con China se traduce en un creciente déficit para Estados Unidos. El año pasado el déficit en bienes era de 375.300 millones de dólares; lo que significaba un aumento de 8,1% respecto a 2016. En 1985, cuando empezaron a llevarse registros, esta cifra era de 6.000 millones de dólares.

Inversiones. Las inversiones de empresas chinas en Estados Unidos fueron el año pasado de 29.000 millones de dólares, según el USBC. La cifra es un 35% menor a la del año anterior debido a que Pekín restringió inversiones en el exterior, especialmente en inmobiliaria y hotelería.

Reservas. China es el que tiene más bonos del Tesoro de Estados Unidos. En abril tenía más de 1,1 billones de dólares en títulos estadounidenses, o sea casi el 20% del total en manos extranjeras. Pekín le da así a Estados Unidos medios financieros para comprar productos chinos a bajo precio; lo cual es el principal motor de la economía estadounidense. De su lado, China precisa del mercado estadounidense para sostener su propio crecimiento económico y, en consecuencia, su estabilidad política y social.

Propiedad Intelectual. Para entrar al mercado chino, las empresas estadounidenses son obligadas a compartir con sus socios locales una parte de su tecnología. Ese es uno de los principales motivos del contencioso.

La guerra comercial
Los mercados reaccionaron nerviosos a la baja
La alta volatilidad en los precios de las acciones provocó ventas y caída de ellas. Foto: AFP

Wall Street cerró ayer viernes con pérdidas y el Dow Jones de Industriales retrocedió un 0,34%, en una jornada marcada por los nuevos aranceles a China anunciados por Estados Unidos.

Al cierre de las operaciones, el Dow Jones, el principal indicador del mercado, bajó 84,83 puntos y terminó en 25.090,48, mientras que el selectivo S&P 500 se dejó un 0,11% o 3,07 unidades, hasta 2.779,42.

Por su parte, el índice compuesto del mercado Nasdaq perdió un 0,19% o 14,66 enteros y acabó en 7.746,38.

Desde el inicio, la jornada bursátil estuvo dominada por la decisión de Donald Trump de imponer aranceles del 25% a importaciones chinas por valor de 50.000 millones de dólares.

Con un mercado ya nervioso por el peligro de una guerra comercial, las nuevas medidas comerciales anunciadas por Trump arrastraron a la bolsa, sobre todo tras la rápida reacción de China, que anunció que responderá "con las mismas medidas impositivas".

Sin embargo, con el paso de las horas las caídas se fueron amortiguando y el S&P 500 llegó a situarse momentáneamente en verde, aunque finalmente volvió a caer. El Dow Jones, que a lo largo del día llegó a caer 280 puntos, limitó los daños y apenas bajó 84. El principal indicador de Wall Street encadenó su cuarto día consecutivo en rojo y acabó con un retroceso semanal de alrededor del 0,9%.

 tratado

Colombia pide entrar al TPP

Colombia ha solicitado formalmente su ingreso al Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica, anunció ayer viernes el ministro mexicano de Economía, Ildefonso Guajardo. "Los ministros reiteramos nuestro interés de tener un acuerdo de alto grado de ambición, sobre todo considerado que un socio de Alianza del Pacífico como lo es Colombia ha solicitado formalmente su entrada al CTPPP", dijo Guajardo en un evento en la Ciudad de México. El CPTPP, también conocido como TPP-11, establece mecanismos para eliminar aranceles a productos industriales y agrícolas en una zona con un intercambio comercial en constante crecimiento. Estados Unidos era parte del TPP pero se retiró.

ACUERDO

Alianza del Pacífico se expande

La Alianza del Pacífico aceptó ayer a Serbia, Emiratos Árabes Unidos y Bielorrusia como observadores de este mecanismo de integración regional, informó hoy el canciller mexicano, Luis Videgaray. Al término de la XIX reunión del Consejo de Ministros de la Alianza, en Ciudad de México, Videgaray dijo que ya hay 55 países con este estatus. Ecuador envió una carta manifestando su interés de acercarse a la Alianza del Pacífico, integrada por Colombia, Chile, México y Perú. En la reunión en Ciudad de México, los ministros examinaron el estado en que se encuentran las negociaciones con Australia, Canadá, Nueva Zelanda y Singapur para obtener el estatus de Estado asociado a la Alianza del Pacífico.

REUNIÓN

Problemas en acuerdo del norte

El ministro de Economía de México, Ildefonso Guajardo, dijo este viernes que en julio tendrá lugar una reunión de ministros del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Tlcan), que el país integra junto a Estados Unidos y Canadá. El eventual encuentro se realizaría después de las elecciones presidenciales mexicanas del próximo 1º de julio, en las que el veterano izquierdista Andrés Manuel López Obrador encabeza las preferencias de los electores. Las negociaciones en el Tlcan se encuentran empantanadas ante reclamos de Estados Unidos de beneficios para su sector automotor y por su exigencia de revisar el acuerdo cada cinco años, la cual es rechazada por sus socios.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º