CUMBRE TRUMP-KIM: EL DESHIELO NORCOREANO

Un misterioso polvorín o un arsenal considerable

Se desconoce el alcance del programa nuclear norcoreano

Kim Jon-un y Donald Trump caminando juntos antes de la reunión. Foto: Reuters
VEA EL VIDEO. Foto: Reuters

Tras su cumbre de ayer martes con Kim Jong-un, Donald Trump se atrevió a hablar de "total desnuclearización" del régimen y calificar el arsenal norcoreano de "considerable". La realidad es que se desconoce casi todo sobre el verdadero alcance de los programas armamentísticos de Corea del Norte.

En el histórico encuentro, el presidente de Estados Unidos y el líder norcoreano firmaron un acuerdo que incluye el propósito de desnuclearización de Corea del Norte pero no estable- ce ni términos ni plazos de ningún tipo.

El propio Trump aseguró que tiene "muy buenos datos de inteligencia (sobre el arsenal norcoreano), aunque reconoció que probablemente mucho menos que sobre cualquier otro país.

La inteligencia estadounidense desconoce efectivamente muchos detalles sobre el programa nuclear y de misiles norcoreano, y especialmente en lo que se refiere a la existencia de silos de misiles o al número de bombas que Corea del Norte ha fabricado o podría fabricar.

Un informe de la Agencia de Inteligencia de la Defensa de Estados Unidos de 2017 da una estimación aproximada afirmando que Corea del Norte podría tener suficiente material fisible como para manufacturar unas 60 bombas nucleares.

Sin embargo, se desconoce cuántas exactamente podrían haber sido ensambladas y si en realidad pueden ser disparadas como cabezas de los misiles balísticos norcoreanos.

Tampoco se sabe dónde y cómo almacena el régimen de Corea del Norte los mencionados proyectiles.

Trump aseguró también en su rueda de prensa en Singapur que "los plazos (para el desmantelamiento) irán deprisa", aunque al mismo tiempo afirmó que el desarme "llevará mucho tiempo".

Un reciente estudio encabezado por Robert Carlin, negociador de Estados Unidos en anteriores conversaciones atómicas con Corea del Norte, y Sigfried Hecker, reputado científico nuclear y única persona que ha visto instalaciones clave del programa atómico norcoreano, sugiere que serían necesarios al menos 10 años para una desnuclearización real del régimen de Kim.

Como requisito inmediato ese informe propone destruir el arsenal de bombas y material fisible, suspender pruebas nucleares y de misiles (a lo cual el régimen ya se ha comprometido), prohibir a Corea del Norte las exportaciones de tecnología atómica y cerrar "ipso facto" una serie de instalaciones nucleares, muchas de ellas en el centro de investigación de Yongbyon.

Yongbyon es un enorme complejo de más de 600 edificios situado a unos 80 km al norte de Pyongyang, la capital norcoreana, y es una pieza clave para la obtención de combustible y su reprocesamiento.

Entre otros muchos activos, los tres reactores que se encuentran en las instalaciones de Yongbyon deberían ser detenidos de inmediato para evitar que Corea del Norte pueda seguir obteniendo material para fabricar bombas, según este informe.

Trump también mencionó que Kim se ha comprometido a destruir un "centro de pruebas para motores" de misiles balísticos, aunque esto tampoco quedó reflejado en la declaración conjunta y el presidente de Estados Unidos no aportó más detalles al respecto.

En este terreno, Corea del Norte parece tener tres grandes centros de pruebas de este tipo, siendo uno de ellos la gran plataforma vertical para motores situada en las instalaciones de la Estación de Lanzamiento de Sohae (costa noroccidental).

Corea del Norte también parece haber acondicionado recientemente su planta de Chamjin, situada al sureste de Pyongyang y principal fábrica de misiles del régimen, con nuevas estructuras para realizar este tipo de test para motores.

No obstante, es el Centro de Pruebas de Motores de Magunpo (en la costa oriental norcoreana) el que parece haber acaparado en los últimos años una gran cantidad de recursos.

Operativo desde 2014, se ha empleado para probar todo tipo de motores de combustible sólido, que a diferencia del combustible líquido permite cargar los proyectiles más rápido y mantenerlos durante largas temporadas almacenados y listos para disparar.

En ese sentido, el desmantelamiento de Magunpo desde luego representaría una muestra sustancial del compromiso de Kim Jong-un para con el desarme de su régimen.

"La cárcel a cielo abierto más grande"
Más de 300 organizaciones, como Human Rights Watch (HRW) instaron a Corea del Norte a avanzar en los temas de los derechos humanos. Foto: AFP

Corea del Norte sigue siendo una "cárcel a cielo abierto" pese a la ofensiva diplomática sin precedentes de Kim Jong-un en Singapur.

Kim está acostumbrado a ser tachado de dictador. Por eso debió quedar sorprendido por los elogios de Donald Trump, que lo describió como un hombre que "quiere lo que es justo". Antes de la cumbre del martes, más de 300 organizaciones, como Human Rights Watch (HRW) instaron a Corea del Norte a avanzar en los temas de los derechos humanos. En su último informe anual, el Departamento de Estado acusó en abril a Corea del Norte de una serie de acciones aprobadas por el régimen, desde homicidios extrajudiciales hasta torturas, pasando por la represión de disidentes y secuestros en el extranjero. Kim es acusado de estar detrás de la ejecución de su propio tío Jang Song-Thaek en 2012 por "traición" y del asesinato de su hermanastro Kim Jong -nam, en un aeropuerto de Malasia en 2017. "Kim Jong -un está ganando una estatura internacional de hombre de Estado, pero sus esfuerzos serán vanos si sigue presidiendo un país que es la cárcel a cielo abierto más grande del mundo", reaccionó Brad Adams, director para Asia de HRW. (AFP)


Apretones de manos históricos
Kim Jong-Un - Moon Jae-in
Kim Jong-Un - Moon Jae-in. Foto: AFP

El 27 de abril de 2018, Kim Jong-un dio un apretón de manos al presidente surcoreano Moon Jae-in en la línea de demarcación que divide la península de Corea. Kim se convirtió así en el primer líder norcoreano en pisar territorio surcoreano desde la guerra de Corea (1950-1953). Moon también pasó la frontera hacia al norte, invitado por Kim. Esa reunión terminó despejando el camino para la cumbre con Donald Trump.

Obama - Raúl Castro
Obama - Raúl Castro

El 10 de diciembre de 2013, en Sudáfrica, Barack Obama sorprendió al mundo estrechando la mano de su homólogo cubano Raúl Castro durante el funeral de Nelson Mandela. Las imágenes de la televisión mostraron que también intercambiaron algunas palabras. Aunque los dos países no tenían relaciones diplomáticas oficiales desde 1961, ese gesto fue el punto de partida de un acercamiento.

Isabel II - McGuinness
Isabel II - McGuinness

Una de las imágenes más emblemáticas del proceso de paz en Irlanda del Norte fue el saludo el 27 de junio de 2012, en un teatro de Belfast, entre la reina Isabel II y el excomandante del IRA Martin McGuinness, uno de los negociadores de los acuerdos del Viernes Santo de 1998.

Yaser Arafat - Isaac Rabin
Yaser Arafat - Isaac Rabin

El 13 de septiembre de 1993, en Washington, el primer ministro israelí Isaac Rabin y el líder palestino Yaser Arafat se reúnen bajo la atenta mirada del presidente Bill Clinton. En el jardín de la Casa Blanca firmaron una declaración de principios sobre una autonomía palestina transitoria de cinco años. A pesar de ese momento histórico, el conflicto entre Israel y los palestinos sigue hoy en día en un callejón sin salida.

Anuar Sadat - Begin
Anuar Sadat - Begin

El 19 de noviembre de 1977, el presidente egipcio Anuar Sadat fue el primer jefe de Estado árabe en viajar a Israel. Al pie del avión le esperaban su homólogo Efraim Katzir y el primer ministro Menahem Begin. Ese histórico viaje a Jerusalén abrió la vía a los acuerdos de Camp David, que en 1979 permitieron firmar un tratado de paz entre Israel y Egipto. Sadat murió asesinado en 1981 a manos de los islamistas.

El acuerdo Trump-Kim

Desnuclearización completa. Corea del Norte manifestó su "firme e inquebrantable compromiso" con la completa desnuclearización de la península. A cambio, Estados Unidos prometió otorgar "garantías de seguridad" al país comunista.

"Paz y bienestar". Estados Unidos y Corea del Norte se comprometen a establecer nuevas relaciones de acuerdo con el deseo de "paz y bienestar", señala el documento, que abrió una nueva puerta en la historia de ambos países.

Prisioneros de guerra. Se comprometen a recuperar los restos de los Prisioners of War (POW) —prisioneros de guerra—, así como a los ciudadanos Missing in Action (MIA) —perdidos en acción—, y la repatriación inmediata de los ya identificados.

Fin maniobras militares. Trump aseguró terminarán con las maniobras militares que llevan adelante con Corea del Sur. "Mientras negociamos un acuerdo global, muy completo, creo que no es apropiado realizar maniobras militares", dijo.

Tratado de paz pendiente. El documento no menciona las sanciones a Corea del Norte por su programa nuclear. Tampoco hace ninguna referencia a la firma de un tratado de paz sobre la guerra coreana de 1950-53, que finalizó solo con una tregua.

Desnuclearización sin fecha. El documento no fija plazos para la desnuclearización de Corea del Norte. Esto será negociado a partir de la próxima semana por el secretario de Estado Mike Pompeo. Trump dice que espera que sea "pronto".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)