AÑO NUEVO CON PROMESA DE MÁS MISILES

Kim amenaza con "botón nuclear", aunque asegura que busca "paz"

El líder de Corea del Norte afirma que en 2018 incrementará su arsenal.

El líder "supremo" de Corea del Norte hizo un discurso en cadena nacional. Foto: Reuters
El líder "supremo" de Corea del Norte hizo un discurso en cadena nacional. Foto: Reuters

Kim Jong Un advirtió a Estados Unidos que en su escritorio tiene un "botón nuclear" listo para usar pero al mismo tiempo se mostró más conciliador hacia Corea del Sur, al asegurar estaba "abierto al diálogo" con Seúl.

Tras un año dominado por palabras duras e inquietud por el programa de armamento nuclear de Pyongyang, Kim usó su discurso televisado de Año Nuevo para mostrarse amenazador como siempre y pacífico como pocas veces.

El joven líder supremo de Corea del Norte aseguró que su país una "potencia nuclear responsable y que ama la paz", instando a que baje la tensión militar en la Península Coreana y a mejores vínculos con sus vecinos del Sur.

"Cuando se trata de las relaciones Norte-Sur, deberíamos bajar la tensión militar para crear un ambiente pacífico", declaró Kim.

Pero en el mismo discurso, Kim Jong-Un, anunció que su país aumentará la producción de cabezas nucleares y misiles.

Pyongyang intensificó en 2017 sus programas nuclear y balístico, a pesar de las múltiples sanciones de la ONU y de la retórica cada vez más amenazante de Washington.

Kim Jong-Un presidió setiembre el sexto ensayo atómico norcoreano, el más potente hasta la fecha. También supervisó varios ensayos de misiles intercontinentales (ICBM) y afirmó que su país era capaz de golpear el territorio continental de Estados Unidos.

"Debemos producir masivamente cabezas nucleares y misiles balísticos y acelerar su despliegue", declaró Kim.

Efecto.

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha respondió a las operaciones militares norcoreanas alternando amenazas -advirtió que "destruiría totalmente" Corea del Norte en caso de ataque- con los insultos hacia Kim, al que calificó de "pequeño hombre cohete".

Para algunos expertos, la actitud de Trump podría haber tenido un efecto contrario al deseado, animando al régimen norcoreano a seguir adelante con sus programas armamentísticos.

"Todo Estados Unidos está al alcance de nuestras armas nucleares y hay un botón nuclear siempre en mi escritorio. Esta es la realidad, no una amenaza", dijo Kim, recalcando que el armamento sólo se usaría si se amenazara a Corea del Norte.

Las declaraciones del líder norcoreano se producen después de que un exalto responsable militar estadounidense avisara de que su país nunca había estado "más cerca" de una guerra nuclear con Corea del Norte.

La presidencia de Trump "es increíblemente desestabilizante y claramente imprevisible", declaró el exjefe del Estado Mayor Conjunto, Mike Mullen.

"Actualmente se está más cerca de lo que nunca hemos estado de una guerra nuclear con Corea del Norte y en esa región", dijo Cullen. "Y no veo las oportunidades para resolver esto de manera diplomática", añadió.

Mullen fue el jefe de Estado Mayor de los presidentes George W. Bush y Barack Obama.

Muchos expertos opinan que Washington debe dialogar con Pyongyang. Pero Corea del Norte quiere que Estados Unidos la reconozca como un Estado nuclear.

Washington siempre afirmó, por su parte, que no aceptaría una Corea del Norte con el arma nuclear y que Pyongyang debía tomar medidas concretas de desnuclearización antes de cualquier negociación.

Histórico: Norcorea en competencia deportiva.

El líder de Corea del Norte, Kim Jong-Un, sugirió ayer por primera vez que su país podría participar en los Juegos Olímpicos de Invierno, a celebrarse en febrero en la ciudad surcoreana de Pyeongchang.

"Espero sinceramente que los Juegos Olímpicos de Invierno de Pyeongchang se realicen con éxito", declaró Kim en su discurso de Año Nuevo.

"Estamos dispuestos a tomar las medidas necesarias, incluido el envío de nuestra delegación", añadió.

Corea del Sur acogerá los Juegos de Invierno de 2018 entre el 9 y el 25 de febrero, y los Juegos Paralímpicos a partir del 9 de marzo.

Las autoridades surcoreanas lo presentan como "los Juegos Olímpicos de la Paz". Las principales competiciones se disputarán a apenas 80 kilómetros de la zona fronteriza entre las dos Coreas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)