Submarino argentino

El hallazgo más desgarrador

El ARA San Juan está a 907 metros de profundidad y a 600 km de la costa de Chubut.

Familiares de los tripulantes cuando le informaron del hallazgo. Foto: EFE
Familiares de los tripulantes cuando le informaron del hallazgo. Foto: EFE

Un año y un día después, la búsqueda llegó a su fin. Cuando el destino de las 44 personas que viajaban como tripulación del submarino ARA San Juan parecía perdido para siempre en la infinidad del océano Atlántico, una empresa privada localizó los restos de la nave a 907 metros de profundidad, a más de 600 kilómetros de la costa de Comodoro Rivadavia, Chubut, 366 días después de que se perdiera el contacto. "Habiéndose investigado el punto de interés N°24 informado por Ocean Infinity, mediante la observación realizada con un ROV a 800 mts de profundidad, se ha dado identificación positiva al #AraSanJuan", anunciaron en Twitter el Ministerio de Defensa y la Armada Argentina entrada la madrugada de ayer sábado.

Ocean Infinity es la empresa que fue contratada para la búsqueda y que estaba a punto de abortar la misión. ROV es acrónimo de Remotely Operated Vehicle, un vehículo operado a distancia, pero conectado a un barco. En este caso, al Seabed Constructor, de bandera noruega, de Ocean Infinity.

Antes de confirmar públicamente la localización, la Armada se comunicó con familiares de los 44 tripulantes y con la jueza Marta Yáñez, a cargo de la investigación judicial de la desaparición del submarino.

La última comunicación del ARA San Juan había sido el 15 de noviembre del año pasado, mientras viajaba de Ushuaia a la Base Naval Mar del Plata.

La empresa Ocean Infinity cobrará 7,5 millones de dólares.

Los detalles del hallazgo del submarino los brindaron ayer al mediodía el ministro de Defensa argentino, Oscar Aguad; el jefe del Estado Mayor General de la Armada, vicealmirante José Luis Villán; y el capitán de Navío Enrique Balbi, exjefe del Departamento de Comunicación Institucional de la Armada.

"Es el ARA San Juan. Se ha encontrado en una zona que era la que más probabilidades tenía, a poco más de 900 metros de profundidad. Implosionó dos horas después de su último contacto", dijo el ministro Aguad ante los medios.

En la sede de la Armada en la ciudad de Buenos Aires, el ministro de Defensa admitió que Argentina no tiene equipamiento "para extraer un buque de estas características".

Capitán Enrique Balbi, exjefe del Departamento de Comunicación Institucional de la Armada, dando los detalles del hallazgo del submarino ARA San Juan. Foto: AFP
Foto: AFP

"No teníamos medios ni siquiera para bajar a las profundidades del mar. No contamos con estos AUV que son de la tecnología más moderna", sostuvo. AUV es acrónimo de Autonomous Underwater Vehicle, un vehículo submarino autónomo.

Aguad informó que la compañía deberá "entregar toda la información" y que el Ministerio de Defensa estudiará y resolverá "qué hay que hacer".

Sin embargo, hizo hincapié en la Justicia. "La jueza está en conocimiento de todo. Una parte de lo que va a suceder de acá en más lo tiene que resolver la Justicia", dijo.

Además, Aguad destacó que el submarino fue localizado muy cerca del punto donde los hidrófonos de la Organización del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares (CTBTO, por sus siglas en inglés) habían detectado el 15 de noviembre de 2017 a las 10:51 una "falla hidroacústica" compatible con una implosión.

A 907 metros.

"El área de escombros es de 80 por 100 metros, esto sugiere que podría haber implosionado o colapsado muy cerca del fondo, porque el desprendimiento de escombros es muy acotado", explicó Balbi.

"No fue fácil detectar el submarino, que está construido para no ser detectado y más con la implosión. No está partido el casco resistente, está en una sola pieza, pero sí está deformado y abollado hacia el interior, producto de la presión del mar a 900 metros" de profundidad, detalló.

En esa misma línea, el capitán Gabriel Eduardo Attis, jefe de la Base Naval Mar del Plata, les había dicho más temprano a familiares de los 44 tripulantes que el casco de la nave está "totalmente deformado, colapsado e implosionado" y sin "aberturas de consideración", con partes de la hélice enterradas.

Asimismo, Villán se refirió a "dos límites", uno legal y uno técnico, en referencia a una posible extracción de la nave. "Ahora está la señora jueza a cargo de la causa", zanjó.

"El otro límite que tenemos es el técnico: cuando se le preguntó a la empresa (Ocean Infinity), si bien dijo que había posibilidades, no teníamos la ubicación exacta ni la masa exacta; en este momento no podemos afirmar ni negar que eso pueda ser utilizado, el tiempo nos va a ir dando la respuesta", agregó.

El ministro Aguad dijo algo similar y mencionó al presidente Mauricio Macri. "El Presidente me dijo que teníamos que encontrar el submarino y la verdad y que se haga justicia. Ahora hemos encontrado el submarino y falta la etapa de verificar cuáles fueron las causas y si hay responsables, que se hagan responsables", sostuvo. "El tema de la búsqueda y de la extracción dependerá de la tecnología existe", añadió el ministro.

Aguad anunció que se va a decretar duelo nacional. "Necesitamos saber qué pasó y vamos a hacer todos los esfuerzos, vamos a hacer lo imposible por saber qué pasó", concluyó.

El contacto final, dos problemas y la explosión

El ARA San Juan se comunicó por última vez con su base de operaciones en Mar del Plata en la mañana del 15 de noviembre de 2017. Su capitán informó entonces de que una entrada de agua había producido un cortocircuito en uno de los bancos de baterías, lo que derivó en un principio de incendio. Pero eso fue todo. El submarino estaba en buenos condiciones y con rumbo a Mar del Plata. Horas después, un sistema de alertas de pruebas militares detectó una explosión en el Atlántico Sur. El gobierno y las familias supieron que era el submarino.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)