CONVOCADAS A MEDIDA

Fracasó el diálogo y Maduro fijó las elecciones para el 22 de abril

Estados Unidos analiza cómo mitigar impacto regional de sanciones petroleras a Venezuela.

Un extenso apagón afectó a Caracas y obligó a miles de personas a volverse caminando. Foto: Reuters
Un extenso apagón afectó a Caracas y dos estados cercanos y obligó a miles de personas a volverse caminando. Foto: Reuters

El único puente que todavía vinculaba al régimen de Nicolás Maduro con a la oposición se cayó ayer miércoles, mientras la crisis humanitaria se agrava a pasos agigantados en Venezuela. Ese puente eran las negociaciones que a duras penas seguían abiertas en República Dominicana, de las que algunos tenían la esperanza de que surgiera un acuerdo para llamar a elecciones y medidas para hacerle frente a la crisis económica.

Pero ayer las parte admitieron el fracaso. Tras dos meses de diálogos en Santo Domingo, el presidente dominicano, Danilo Medina, anunció que no se logró un acuerdo y que el proceso entraba en un "receso indefinido".

El martes las partes habían hablado de que las elecciones se realizaran el 22 de abril, un punto medio entre las pretensiones del régimen (8 de marzo) y la oposición (10 de junio).

Pero los delegados de la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) presentaron observaciones al texto, mientras Maduro dijo que "solo firmará el documento" que estaba sobre la mesa el martes, explicó el presidente dominicano. Según Medina, la MUD demandó la habilitación de partidos proscriptos por el régimen, además de la liberación de presos políticos.

Ahora Maduro podrá fijar por sí solo una fecha para las elecciones, que él mismo había ordenado que se fijaran para antes del 30 de abril.

"Emplazamos al gobierno a que no cometa el absurdo error de convocar unas elecciones de forma unilateral. Maduro no es el dueño de la democracia en Venezuela, son los venezolanos y deben ser respetados", escribió en Twitter Julio Borges, jefe de la delegación de la oposición en las negociaciones.

Y así lo hizo el oficialista Consejo Nacional Electoral (CNE), que fijó las elecciones para el 22 de abril.

Con el congelamiento del diálogo, la oposición debe decidir si participa o no en unos comicios con candidatos inhabilitados, que la comunidad internacional ya dijo que no reconocerá y en los que Maduro buscará la reelección.

"En el escenario que se plantea en este momento, con el actual poder electoral, está claro el triunfo de Maduro, a no ser que la oposición logre alguna decisión unitaria", aseguró a la AFP en Caracas la politóloga Francine Jácome.

Además sostuvo que en este momento la oposición carece de liderazgo, pues sus principales dirigentes, Leopoldo López y Henrique Capriles, están inhabilitados políticamente.

"Si el enemigo está contra las cuerdas, termina de darle el nocaut", comentó por su parte el politólogo Leandro Area.

"La oposición debe aceptar que con el fracaso del diálogo se cierra un ciclo. El gobierno seguirá con las elecciones, porque las condiciones están dadas", añadió Area. A su juicio, la oposición "debería recomponerse, crear un nuevo liderazgo, pero no debería ir a la elección: roto el diálogo, si no se resolvieron las condiciones, no debería ir", sostuvo.

Para Area y Jácome, el fracaso del diálogo deja a una oposición más dividida y a un Maduro "más aislado".

El expresidente español José Luis Rodríguez Zapatero, facilitador del diálogo junto al dominicano Medina, señaló que otra opción a un acuerdo es una "alternativa extraordinariamente negativa" para Venezuela y también para Latinoamérica.

Bloqueo petrolero.

El fracaso de las negociaciones se da en momento en que el secretario de Estado, Rex Tillerson, cierra en Jamaica su gira latinoamericana.

Tras visitar México, Argentina, Perú y Colombia y encontrar coincidencias con sus gobiernos sobre la situación en Venezuela, Tillerson se reunió con altos funcionarios jamaiquinos, incluyendo el primer ministro Andre Holness.

"Tendría un efecto en los países caribeños, que dependen de Venezuela. Así que quiero escucharlos a ellos también", dijo el secretario de Estado.

Muchas de las islas de la región dependen de una manera u otra de importaciones de crudo venezolano en condiciones preferenciales.

Tillerson dijo que había acordado con sus pares de México y Canadá crear un "grupo de trabajo muy pequeño y muy focalizado", una de cuyas misiones será analizar cómo mitigar el impacto de las eventuales sanciones en esos países.

La vía de las sanciones petroleras —prohibir exportar petróleo a Estados Unidos o que Estados Unidos deje de vender crudo o productos refinados a Venezuela— podría suponer un golpe devastador para el régimen de Maduro, pero también afectaría a empresas de hidrocarburos estadounidenses que operan refinerías en el Golfo de México.

Y podría también ahondar —para temor de los vecinos de Venezuela— la enorme crisis humanitaria y acentuar la ya impresionante ola migratoria hacia Brasil y Colombia.

REPERCUSIONES EN LA REGIÓN.

Maduro en cumbre americana.

El 13 y 14 de abril tendrá lugar en Lima la Cumbre de las Américas. Están todos invitados, desde Donald Trump hasta Nicolás Maduro. Y precisamente el anuncio de que Maduro tiene intenciones de asistir es tema de debate en Lima. El presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, dijo ayer que Maduro puede venir a la Cumbre de las Américas, pero verá "cómo lo reciben" los venezolanos que han llegado a Perú escapando de su régimen.

Más al sur, en Chile, la Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia (JuventudLAC) lanzó una campaña para pedir al gobierno chileno que no invite a Maduro y al presidente cubano, Raúl Castro, al cambio de mando del 11 de marzo. Ese día Sebastián Piñera recibirá la banda presidencial de manos de la socialista Michelle Bachelet. JuventudLAC, formada por un centenar de organizaciones juveniles de una veintena de países, está presidida por Rosa María Payá, hija del disidente cubano Osvaldo Payá. EFE, AFP

Denuncian 12.000 presos políticos.

La ONG Foro Penal denunció ayer miércoles que el régimen de Nicolás Maduro detuvo "con fines políticos" a más de 12.000 ciudadanos desde el año 2014. "Este es definitivamente el gobierno con la mayor cantidad de presos políticos que ha habido en Venezuela (...) estamos hablando, además, de 12.098 detenciones con fines políticos desde el año 2014", dijo el presidente ejecutivo de Foro Penal, Alfredo Romero. El activista no especificó cuántos de estos 12.098 detenidos permanecen en las cárceles o en qué condiciones fueron apresados.

La ONG informó el pasado diciembre que al menos 216 de estos encarcelados, a quienes reconoce como presos políticos, permanecen en centros de reclusión.

El Foro Penal había recomendado a la delegación venezolana que hasta ayer negociaba con el gobierno que exija como "precondición" de un acuerdo la liberación de los presos políticos. EFE

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)