OBITUARIO

Falleció Michael Collins “el astronauta olvidado” de la misión Apolo 11

Su función fue permanecer en órbita mientras sus compañeros Neil Armstrong y Buzz Aldrin se convirtieron en los primeros hombres en caminar sobre la Luna; murió a causa del cáncer, a sus 90 años.

Michael Collins practica en el simulador del módulo de comando el 19 de junio de 1969. Foto: NASA
Michael Collins practica en el simulador del módulo de comando el 19 de junio de 1969. Foto: NASA

El astronauta Michael Collins, uno de los tres que viajó en el histórico vuelo del Apolo 11, la primera misión de aterrizaje lunar en 1969, murió hoy de cáncer a los 90 años.

“Pasó sus últimos días en paz, con su familia a su lado. Mike siempre enfrentó los desafíos de la vida con gracia y humildad, y enfrentó este, su desafío final de la misma manera”, detalló la familia en un comunicación, publicada en la red social Twitter.

En el comunicado, la familia destacó “su agudo ingenio, su sereno sentido del deber y la mirada de sabiduría adquirida al volver a la Tierra desde el espacio y observando las tranquilas aguas desde su barco de pesca”.

Collins, Buzz Aldrin y Neil Armstrong partieron de Cabo Cañaveral (Florida) el 16 de julio de 1969 rumbo a la Luna como parte del programa Apolo de la NASA. Llegaron cuatro días después.

“Querido Mike, dondequiera que hayas estado o estés, siempre tendrás el fuego para llevarnos hábilmente a nuevas alturas”, expresó en su cuenta de Twitter Aldrin, de 91 años y ahora el único sobreviviente de esa histórica misión. Armstrong falleció en 2012.

“Hoy la nación perdió a un verdadero pionero y defensor de toda la vida de la exploración”, manifestó por su parte la NASA en un comunicado sobre la muerte de Collins.

La agencia señaló que como piloto del módulo de comando del Apolo 11, algunos lo llamaron “el hombre más solitario de la historia”, mientras sus colegas caminaban sobre la Luna por primera vez.

A diferencia de Armstrong y Aldrin, Collins nunca caminó sobre la Luna. Collins se quedó atrás y piloteó el módulo de comando mientras volaba en círculos por encima. Por eso, Collins era también llamado a menudo el “astronauta olvidado”.

Durante las celebraciones del cincuentenario del viaje a la Luna en 2019, Collins afirmó que sin dudarlo “propondría ir directamente a Marte”, lo que está en los planes de la NASA.

Collins, quien fue la estrella de las celebraciones hace dos años en el Centro Espacial Kennedy, en Cabo Cañaveral, propuso usar el nombre de Kennedy en el primer viaje tripulado a Marte.

Armstrong, Aldrin y Collins, la tripulación del Apolo 11. Foto: NASA
Armstrong, Aldrin y Collins, la tripulación del Apolo 11. Foto: NASA

Nacido el 31 de octubre de 1930 en Roma de padre diplomático, Michael Collins se entrenó en la academia militar de West Point y se convirtió en piloto de combate y luego en piloto de pruebas para la Fuerza Aérea estadounidense.

En 1963 se unió a la NASA, dos años después del desafío del presidente John F. Kennedy de ver a un estadounidense caminar sobre la Luna antes de que finalizara la década.

En la década de 1960 acumuló muchas horas de vuelo en el espacio, especialmente durante las misiones Gemini.

El único miembro de la tripulación del Apolo 11 que no caminó sobre el satélite terrestre, decía no guardar ninguna amargura por aquello.

Una vez confesó “haber estado muy feliz de quedarse solo” durante 32 horas, y recalcó no sin humor “haber sido uno de los pocos estadounidenses que no siguió el alunizaje porque no había televisión a bordo”.

Al igual que Aldrin y Armstrong, Collins abandonó rápidamente la NASA después del regreso triunfal a la Tierra y siguió una prolífica carrera pública. Fue nombrado subsecretario de Estado para Asuntos Públicos por el presidente Richard Nixon. Luego dirigió la construcción del National Air and Space Museum en Washington, asumiendo su presidencia entre 1971 y 1978.

Posteriormente se convirtió en consultor y escribió libros relacionados con la aventura espacial.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados