DESDE MÉXICO 

Evo Morales dijo que está listo para regresar: "Me siento capaz para pacificar Bolivia"

A su vez, el gobierno interino de Bolivia pidió a Morales que deje de hacer declaraciones.

Evo Morales. Foto: AFP.
"Hasta el día domingo ni un muerto a bala y en tres días (posteriores) hay 10 muertos a bala", dijo Evo Morales. Foto: AFP.

Evo Morales aseguró el jueves que está listo para regresar a su país si la Asamblea Legislativa no acepta la renuncia que presentó el pasado domingo. Dice que se siente capaz de pacificar el país y de garantizar que se hagan nuevas elecciones en las que él está dispuesto a no ser candidato.

En entrevista con El Universal, Morales llama a las Fuerzas Armadas de su país a no "mancharse las manos de sangre" y dice que es necesario pacificar a Bolivia, por lo que propone que exista un proceso de diálogo en el que participen las fuerzas políticas bolivianas con intermediación de la Organización de las Naciones Unidas, la Iglesia Católica y países voluntarios.

"Mi renuncia está en la Asamblea, si la Asamblea rechaza mi renuncia yo vuelvo. En este momento me siento capaz para pacificar Bolivia.

"La pacificación no va a llegar con balas, con armas, como lo están haciendo, la pacificación llegará a Bolivia con diálogo, un diálogo con la participación de las Naciones Unidas, de la Iglesia Católica, con países voluntarios como mediadores", dice Morales.

"Hasta el día domingo ni un muerto a bala y en tres días (posteriores) hay 10 muertos a bala", añade.

"Si mi regreso a Bolivia aporta a la pacificación, vuelvo mañana mismo, me duele que haya tantos muertos, me duele que las Fuerzas Armadas y la policía que he equipado tanto vayan a usar (estos equipos) contra el pueblo. Comandantes, no se manchen con la sangre del pueblo".

Jeanine Áñez. Foto: EFE.
Jeanine Añez asumió como presidenta de Bolivia el miércoles. Foto: EFE.

Gobierno interino le pide a Morales dejar de hacer declaraciones

Por su parte, el gobierno de la presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, pidió este jueves a Morales que se abstenga de "realizar declaraciones" al estar asilado en México y anunció que hará una representación oficial ante el Ejecutivo de ese país en ese sentido.

"Convocamos al expresidente Morales, en su condición de asilado todavía en proceso de aceptación en otro país, que cumpla con la normativa internacional y se abstenga de realizar declaraciones", dijo a los medios en La Paz el ministro de la Presidencia designado por Áñez, Jerjes Justiniano.

El ministro lamentó las "declaraciones incendiarias" que ha estado haciendo Morales desde que llegó a México el martes, que a su juicio "no están buscando paz".

Según la autoridad, Morales busca hacerse ver "como el salvador de la patria" al decir que retornará a Bolivia si con ello se logra pacificar al país, sumido en crisis desde las elecciones generales del pasado 20 de octubre.

El ministerio boliviano de Exteriores "va a hacer una representación oficial al gobierno de México porque no puede, está prohibido Morales de realizar declaraciones estando él en calidad de asilado político", añadió.

Carlos Mesa, líder opositor boliviano. Foto: Reuters
Carlos Mesa, líder opositor boliviano, pidió al gobierno de México que no permita que Morales siga haciendo declaraciones políticas. Foto: Reuters

Desde que se fue a México tras anunciar su renuncia a la Presidencia boliviana, Morales, asilado ahora en ese país, ha estado muy activo en redes sociales, ha dado ruedas de prensa y ha concedido entrevistas a medios mexicanos y de otros países.

Más temprano, el expresidente Carlos Mesa, el principal contrincante de Morales en las elecciones generales, también pidió al gobierno de México que no permita que el exmandatario siga haciendo declaraciones políticas y promoviendo "violencia" mientras está asilado en el país norteamericano.

Bolivia está sumida en una crisis tras los recientes comicios generales, ante las denuncias de fraude para garantizar la reelección de Morales para un cuarto mandato hasta 2025.

Una auditoría de la Organización de Estados Americanos (OEA) al proceso electoral detectó "serias irregularidades" y recomendó realizar nuevos comicios.

Las protestas, que inicialmente fueron en contra de Morales y ahora las protagonizan sus sectores afines, han dejado doce muertos, 508 heridos y 460 detenidos en distintos incidentes en veinticinco días de manifestaciones, según datos de la Defensoría del Pueblo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados