La estrategia del presidente de EE.UU.

Duro cruce entre Trump e Irán revive temor de escalada bélica

El mandatario norteamericano amenazó con “consecuencias como muy pocos han sufrido en la historia”. Trump recibe un 45% de apoyo; el 52% rechaza su gestión

Trump ha hecho de Irán uno de sus blancos favoritos. Foto: AFP
VEA EL VIDEO. Foto: AFP

La red social Twitter, en especial con la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, se está transformado en el medio preferido para las batallas diplomáticas. Por este canal se anuncian guerras comerciales, se abandonan tratados internacionales, se anticipan sanciones a países y se amenaza con invasiones o ataques devastadores.

Esta semana comenzó con uno de esos cruces por Twitter que se convierten en titulares en todo el mundo.

"NUNCA MÁS VUELVA A AMENAZAR A ESTADOS UNIDOS O SUFRIRÁ CONSECUENCIAS COMO MUY POCOS A LO LARGO DE LA HISTORIA HAN SUFRIDO ANTES", escribió Trump el domingo a última hora de la noche, usando letras mayúsculas, en un mensaje que dirigió directamente al presidente iraní Hasan Rohani, y en un tono similar al empleado en su momento con el régimen de Corea del Norte.

"YA NO SOMOS UN PAÍS QUE SOPORTARÁ SUS PALABRAS DEMENTES DE VIOLENCIA Y MUERTE. ¡TENGA CUIDADO!", agregó Trump.

El presidente respondía así a una afirmación de Rohani de ese mismo domingo más temprano en la que advertía a Estados Unidos que "no juegue con la cola del león", dado que un conflicto con Irán sería "la madre de todas las guerras".

Rohani también alertó a Washington que Irán controla y podría cerrar el estrecho de Ormuz, un punto estratégico en el Golfo Pérsico por donde circula el 30% del petróleo transportado por vía marítima a nivel mundial.

La espiral de reacciones siguió luego con otro Twitter, esta vez desde Irán. "SEA PRUDENTE!", replicó a Trump el ministro iraní de Relaciones Exteriores Mohammad Javad Zarif. Utilizando letras mayúsculas como Trump, Zarif escribió en inglés: "NO ESTAMOS IMPRESIONADOS".

Este cruce en la red social provocó enseguida otras reacciones. El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, rindió "homenaje" a la "firme posición" de Trump. En la vereda de enfrente, el general Gholam Hosein Gheypur, líder del Basij, la milicia islámica del régimen iraní, dijo que "las declaraciones de Trump contra Irán se enmarcan en una guerra psicológica. No está en posición de actuar contra Irán".

Trump ha hecho de Irán uno de sus blancos favoritos. El 8 de mayo, anunció el retiro de Estados Unidos del acuerdo que busca impedir que Irán se haga de la bomba atómica, firmado en 2015 junto con Alemania, China, Francia, Reino Unido y Rusia.

Si bien se suele sospechar que el gobierno de Trump alberga la esperanza de un cambio de régimen en Irán, el secretario de Estado, Mike Pompeo, aseguró el domingo en un discurso ante la diáspora iraní que Washington solo quiere "que el régimen cambie significativamente su comportamiento, tanto dentro de Irán como en el escenario mundial".

"Distraer la atención".

Este lunes en Washington, muchos interpretaron las duras palabras de Trump como una estrategia de distracción, cuando el mandatario sigue bajo fuertes críticas por la cumbre con su homólogo ruso, Vladimir Putin, en Helsinki hace una semana.

"Frustrado por la falta de progreso con Corea del Norte, enojado por las reacciones negativas después de Helsinki, Trump está tratando de desahogarse y cambiar de tema", dijo Aaron David Miller, un exdiplomático y negociador en gobiernos demócratas y republicanos.

Las palabras utilizadas por Trump recuerdan las utilizadas hace poco más de un año contra el régimen de Corea del Norte. Y muchos observadores ven similitudes con la campaña de "presión máxima" del mandatario estadounidense frente al régimen de Kim Jong-un

En septiembre de 2017, en su primer discurso ante la Asamblea General de la ONU, Trump amenazó con "destruir totalmente" a Corea del Norte, atacando violentamente al "régimen deshonesto" de Kim.

Desde entonces se ha embarcado en un proceso de negociaciones con Corea del Norte que resultó en una cumbre el 12 de junio en Singapur con Kim, a quien antes había llamado "Little Rocket Man" (Hombrecito Cohete).

Sin embargo, más de un mes después de este histórico encuentro, muchos observadores señalan la falta de avances concretos sobre la desnuclearización completa de la península de Corea.

Línea dura.

La Casa Blanca mantuvo ayer lunes su línea dura hacia Irán después de la amenaza de Trump, al insistir en que Teherán se arriesga a "pagar un precio" sin precedentes si hace algo "negativo".

"He hablado con el presidente durante los últimos días, y el presidente Trump me dijo que si Irán hace cualquier cosa negativa, pagarán un precio como el que pocos países han pagado jamás", dijo el asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, usando los mismos términos que Trump.

Como respuesta al tuit de Trump, el ministro iraní de Defensa, Amir Hatamí, aseguró que Estados Unidos y sus aliados regionales "solo entienden el lenguaje de la fuerza" y que, por ello, "no hay otro camino que una amenaza decisiva".

"No nos daremos por vencidos", apuntó Hatamí, citado por la agencia oficial IRNA.

Encuesta: mayor apoyo, pero con señales de alerta

Donald Trump cuenta con el mayor respaldo de los votantes estadounidenses desde que comenzó su mandato, de acuerdo con una encuesta nacional de The Wall Street Journal y NBC News.

La tasa de aprobado de la gestión de Trump es del 45%, un punto porcentual más respecto a junio, y detrás de esa cifra, el respaldo de su partido es del 88%, el más alto hasta la fecha y, en comparación, solo precedido por George W. Bush.

No obstante, siguen siendo mayoría los votantes que no aprueban su gestión (52%), y los asuntos que más rechazo generan son la separación de familias en la frontera con México (58%), la seguridad en la frontera, y la relación con Rusia (51%, ambos).

En cambio, los aspectos más defendidos de su Administración por los encuestados son su gestión de la economía (el 50% la aprueba) y la situación con Corea del Norte (44%).

La encuesta, que coincidió con la rueda de prensa conjunta de Trump y el presidente ruso, Vladimir Putin, el pasado 16 de julio, refleja una "estabilidad" en las cifras que "llama la atención debido a las controversias y noticias del último mes", según NBC.

Aun así, el WSJ señala que "la tasa de aprobado general de Trump continúa entre las más bajas para un presidente en este punto del primer mandato, y la encuesta lleva señales de alerta para él".

En cuanto a la investigación de la trama rusa, un 46% cree que la pesquisa del fiscal especial Robert Mueller debe continuar, frente a un 38% que apuesta por que termine, unos datos muy similares a los del mes anterior. En cambio, respecto al año pasado, más votantes piensan que Rusia interfirió en las elecciones (65%) y que esa interferencia afectó al resultado (41%). (EFE)

Sobre Putin: "No concedí Nada"

Donald Trump aseguró ayer lunes que no le concedió "NADA" a su homólogo ruso, Vladimir Putin, en la cumbre de Helsinki el lunes 16, luego de una semana de críticas bipartidistas. "Cuando escuchen las noticias falsas hablando negativamente sobre mi reunión con el presidente Putin, y todo lo que le concedí, recuerden, no le concedí NADA", escribió Trump en Twitter. "Simplemente hablamos sobre los beneficios futuros para ambos países. Además, nos llevamos muy bien, lo cual es algo bueno, ¡excepto para los Medios Corruptos!", añadió. Trump enfrentó fuertes críticas después de la conferencia de prensa, durante la cual pareció apoyar la negación "extremadamente fuerte y poderosa" de Putin de que Moscú había interferido en las elecciones de 2016.

Sobre Kim: "Estoy Muy contento"

El presidente de EE.UU. dijo ayer estar "muy contento" por el avance con Corea del Norte un mes después de su cumbre con Kim Jong-un, y arremetió contra los medios de "noticias falsas" por reportar lo contrario. "Ningún cohete ha sido lanzado por Corea del Norte en 9 meses. Igualmente, no hay pruebas nucleares. Japón está contento, toda Asia está feliz", tuiteó Trump. "Pero los Fake News están diciendo, sin preguntarme nunca (siempre con fuentes anónimas), que estoy enojado porque no se va lo suficientemente rápido. ¡Incorrecto, estoy muy feliz!", agregó. Trump parecía estar refiriéndose a un artículo del domingo del diario The Washington Post, que afirma que estaba frustrado por la falta de avances.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º