UN PAÍS BAJO FUEGO

Comenzó la masiva evacuación en Australia por los incendios

En Victoria se declaró el estado de emergencia en zonas habitadas por unas 100.000 personas y las autoridades instaron a evacuar antes de que se produjera un agravamiento previsto para hoy sábado.

Desde que comenzaron los incendios en septiembre, al menos 20 personas han muerto por efectos del fuego. Foto: Reuters
Desde que comenzaron los incendios en septiembre, al menos 20 personas han muerto por efectos del fuego. Foto: Reuters

Australia comenzó ayer viernes un impresionante operativo para evacuar a miles de personas de las playas del sudeste y ciudades en los estados de Victoria y Nueva Gales del Sur ante el temor de que la situación por los incendios que arrasan esa parte del país se descontrole este fin de semana.

En un preludio de las abrasadoras condiciones que se esperan, una serie de incendios se expandían en Australia del Sur, luego de que las temperaturas alcanzaran los 40 grados centígrados en gran parte del estado y los fuertes vientos avivaran las llamas.

En Victoria se declaró el estado de emergencia en zonas habitadas por unas 100.000 personas y las autoridades instaron a evacuar antes de que se produjera un agravamiento previsto para hoy sábado.

“Si valoran su seguridad deben irse”, dijo Michael Grainger, de la policía estatal de respuesta a emergencias. “Las pertenencias personales tienen muy, muy poco valor en estas circunstancias. Son circunstancias extremas, no hay duda”.

En el punto álgido de las vacaciones de verano, las autoridades han aconsejado a decenas de miles de veraneantes y residentes que abandonen los parques nacionales y las zonas turísticas de la costa de Nueva Gales del Sur, donde se decretó el estado de emergencia.

Incendios forestales en Australia. Foto: AFP
Incendios forestales en Australia. Foto: AFP

Una muerte confirmada el viernes elevó el número de víctimas mortales en el estado a ocho durante esta semana. Dos personas han muerto en Victoria, y 28 están desaparecidas. Desde que comenzaron los incendios en septiembre, al menos 20 personas han muerto por efectos del fuego.

En Victoria, los buques de guerra Choules y Sycamore comenzaron las evacuaciones de alrededor un millar de las 4.000 personas varadas en una playa de la aislada ciudad de Mallacoota. Está previsto que en la operación sean rescatados los 4.000 vecinos y turistas que están varados desde hace días en esa playa.

Los militares regresarán hoy sábado a Mallacoota, una de las localidades de la zona más expuestas al fuego, ya que las temperaturas ascenderán a más de 40 grados, el nivel de humedad será bajo y los vientos serán erráticos e impredecibles.

Incendios forestales en Australia. Foto: Reuters
Incendios forestales en Australia. Foto: Reuters

Las carreteras están bloqueadas, el transporte marítimo y algunos puentes aéreos son la única forma de salir de la ciudad afectada, aunque el intenso humo impidió que despegaran aviones ayer viernes.

Los incendios de esta temporada han quemado más de 5,25 millones de hectáreas (un tercio de la superficie de Uruguay), destruido 1.365 hogares sólo en Nueva Gales del Sur, incluyendo 449 esta semana en la costa sur.

En la costa sur de este estado, los incendios conforman una franja que se extiende a lo largo de poco menos de 300 kilómetros, casi la distancia que hay entre Montevideo y Punta del Diablo.

En Nueva Gales del Sur arden 138 incendios, 74 de ellos fuera de control, de los cuales hay dos especialmente preocupantes en el oeste de la ciudad de Sídney, que se ha visto afectada en las últimas semanas por las nubes de humo, así como, en días recientes, Melbourne y Camberra.

La oleada de incendios ha hecho que arrecie el descontento con el primer ministro de Australia, Scott Morrison, que hace dos semanas ya fue criticado por haberse ido de vacaciones a Hawaii en plena crisis. En las redes sociales, se han hecho virales imágenes de video que muestran el enfado de vecinos de las zonas afectadas por los fuegos con el mandatario durante una gira que este realizó el jueves por las mismas, en las que podía verse a algunos bomberos voluntarios negándose a darle la mano.

Bolsonaro contra Greta y Macron

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, reclamó a su homólogo francés, Emmanuel Macron, que se pronuncie sobre los incendios en Australia, tras el choque que protagonizaron por los fuegos en la Amazonía. Bolsonaro también apuntó sobre la activista sueca Greta Thunberg. “Señor Macron, ¿qué va a decir de Australia? ¿Y Greta? ¿Esa niña mocosa?”, interpeló el mandatario brasileño en sus redes sociales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados